Archive for 12 marzo 2014

Francisco, a un año: demasiadas expectativas

marzo 12, 2014

papa-francisco

Por Bernardo Barranco V.

La Jornada, miércoles 12 de marzo de 2012

Sin duda, la presencia de Bergoglio en la cabeza de la Iglesia ha sido refrescante. A un año del pontificado podemos advertir claramente las enormes expectativas que ha despertado para renovar tanto el estilo de la Iglesia así como el esfuerzo que el Papa infunde para dialogar con la cultura moderna. Los obstáculos que enfrenta Francisco son inmensos y son notables las resistencias internas. El hecho de ser latinoamericano ha desacomodado el eurocentrismo con que se conducía la Iglesia y ofrece un nuevo lenguaje simbólico.

 

Francisco, tanto para la sociedad secular como para los propios católicos, representa oportunidades y esperanza de innovaciones que despierten el entusiasmo en un catolicismo (institución/doctrina) que parecía haberse encapsulado herméticamente en la tradición. Digámoslo de otra manera: en Francisco se respira aquella atmósfera de aperturas en torno al Concilio. El Papa opta por el diálogo en vez de evangelizar a bastonazos inquisitoriales.

 

Sin embargo, Bergoglio ha enfrentado obstáculos. Primero, fue impugnado por católicos progresistas, quienes denunciaron condescendencia golpista y su actitud de silencio cómplice con la dictadura militar argentina. Después la derecha católica se escandalizó por sus posturas frente a la pobreza, la injusticia y sus durísimas críticas al sistema económico. Sin embargo, el motivo de mayor preocupación es su nueva actitud frente a las mujeres, divorciados y especialmente ante los homosexuales. Sin que haya cambiado una coma de la doctrina de la Iglesia, Francisco ha provocado colapsos e infartos entre los viejos dinosaurios de la fe, quienes no dudan en corregirlo o interpretarlo. Se le acusa también de guardar un incierto estilo populista, de talante peronista, simultáneamente conservador y progresista, con proclividad a satisfacer a las audiencias que tiene enfrente. Otros piden una lectura pastoral de Francisco, quien acompaña con apertura y bondad las vicisitudes de su grey. Por otra parte, la burocracia romana tiembla ante las anunciadas reformas de la curia y la financiera.

 

Inmensa popularidad de Francisco

Inmensa popularidad de Francisco

Pese a las críticas, el peso de Francisco durante este primer año se sustenta en su inmensa popularidad. Son apreciados los cambios introducidos por este Papa: sencillez, humildad y austeridad. Francisco despresurizó la presión mediática que clamaba nuevos escándalos institucionales; en cambio, el nuevo Papa introdujo diferentes temas en una agenda estropeada por los escándalos de pederastia y encubrimiento institucional. Declarado el hombre del año 2013 por diversas revistas, muchos sondeos y encuestas locales lo refrendan. Por ejemplo, la encuesta realizada por Univisión en 12 países de los cinco continentes nos muestra un sorprendente grado de aceptación de desempeño del papa Francisco entre los católicos, con 97 por ciento, que lo califica de excelente a bueno. Curiosamente, en México la calificación de Francisco es de las más bajas; 23 por ciento le atribuyen desempeño mediocre a malo. Ya lo hemos tratado: sin duda se debe a la apatía y deficiente recepción que los obispos mexicanos han tenido del papa Francisco y de sus reformas.

 

Es importante recordar que Bergoglio asciende al pontificado tras el

La exhortación Evangelii Gaudium es su programa inmediato

La exhortación Evangelii Gaudium es su programa inmediato

desfondamiento de los sectores conservadores de la Iglesia. Este conservadurismo que se impuso después del Concilio, acusando al progresismo de llevar al caos a la Iglesia por una apertura indiscriminada a la modernidad que conduciría irremediablemente a la pérdida de identidad. Paradójicamente este mismo conservadurismo clerical provocó la debacle de la Iglesia, una crisis de quebranto del capital moral y de la autoridad religiosa. Las luchas palaciegas, las intrigas curiales y la lucha por el poder bajo Benedicto XVI sólo mostraron que el pacto conservador se fracturó. Bergoglio asciende en medio de dicha fractura. Ratzinger simboliza toda esta crisis: un papa deprimido que de manera inesperada abdica a su trono. Como diría el teólogo jesuita González Faus: El problema ya no es el Papa, el problema es el papado. La crisis de corto plazo es la dramática confrontación curial, recogida en el Vatilileaks. La crisis de largo plazo es repensar el modelo vertical y centralizador de la Iglesia hizo que crac con Benedicto.

 

El gran mérito de Francisco es el retorno a lo pastoral. Tanto en entrevistas como en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, el Papa afirma la opción pastoral como eje de su pontificado. De ahí que cuestione el clericalismo, es decir, el eclesiocentrismo, y sobre todo el estilo burocrático y monárquico de muchos actores religiosos. Es evidente que Bergoglio no modificará la tradicional doctrina de la Iglesia ante temas como celibato, sacerdocio femenino, aborto. Pero ha dejado claro que el Papa no va absolutizar la agenda moral como obsesión. Y sí ha insistido en abrir otras agendas pastorales y sociales, como la opción por los pobres, la defensa de los derechos humanos y de los migrantes, la justicia social y la crítica a la idolatría del poder y del dinero.

 

La luna de miel del papa Francisco ha terminado justo al cumplir su primer año. Su manejo ante los cuestionamientos de la ONU sobre pederastia clerical y la supuesta renovación de los legionarios han sido decepcionantes e inerciales. Todo el encanto de un religioso bien intencionado ha quedado atrás. Los gestos y los símbolos con que inició son importantes en las sociedades mediáticas. Pero ni han resuelto la crisis de la curia romana, ni aún significan una nueva y soñada primavera eclesial. ¿Podrá Francisco cambiar la Iglesia desde arriba? ¿Hasta qué punto las iglesias locales seguirán al Papa en la renovación que propone? ¿Realmente tendrán gran calado las reformas estructurales de la Iglesia? ¿O será una renovación de saliva?

 

Francisco deberá ir más allá de los gestos. Puede estar en juego un grandísimo desencanto ante las expectativas que el propio Francisco ha levantado. La Iglesia necesita una nueva síntesis de fe y cultura, nuevas hipótesis pastorales que le permitan acompañar con riqueza los grandes cambios de nuestra civilización contemporánea. Retomar los pasos del Concilio Vaticano II, a 50 años, sin nostalgias. Aún hay demasiada soberbia en la Iglesia. Por ello es necesario escuchar y abrirse a las demandas del mundo. O de plano convocar un Concilio Vaticano III que replante los horizontes.

Anuncios

El pensamiento social de Raúl Vera

marzo 4, 2014

Vera y BBV en la Fil Minería

Patricia Gutiérrez-Otero

Revista Siempre!

Unas cincuenta personas o más coreaban “No exclusión”, “Vera al pasillo”, “Fuera burocracia”, “Vera, el pueblo quiere escuchar” e impedían el inicio de la presentación del libro El evangelio de Raúl Vera. Conversaciones con Bernardo Barranco (Grijalbo), en la Feria del Libro del Palacio de Minería, el pasado sábado 22 de febrero. Los gritos venían del exterior de la sala. Los aproximadamente ciento veinte asientos del auditorio Bernardo Quintana estaban ocupados, pocas personas permanecíamos de pie en el pasillo. En el podio, el obispo Raúl Vera, Bernardo Barranco y Javier Sicilia escuchaban los llamados del exterior. Raúl Vera se dirigió a la puerta. Regresó: no había nada qué hacer: los empleados de seguridad no permitían el paso. Los gritos continuaron. Tres veces el obispo se dirigió a la entrada, acompañado por Sicilia o Barranco. A la tercera, este último anunció que no podían entrar porque la gente de seguridad no lo permitía y que en nombre de la no exclusión cancelarían la presentación. En ese mo­men­to, los or­ganizadores propusieron colocar unos altavoces al exterior para que la gente pudiera escuchar. Barranco preguntó si los de afuera y los de adentro aceptaban el trato. Se respondió afirmativamente. La sesión comenzó a las 18:20 en lugar de las 18:00 horas.
Un error de planeación, elegir una sala demasiado pequeña en relación con el número de gente que atrajo este libro, llevó a Vera, Barranco y Sicilia a undilema ético. La presentación podía seguir, a pesar de los gritos de la gente que había esperado una o dos horas para poder entrar, y de los muchos que ante las puertas cerradas se habían marchado, o intentar, contraviniendo las reglas estrictas de seguridad, hacer que la gente que no encontró cupo en el auditorio pudiera participar en el evento. La primera opción, la más fácil e institucional, implicaba no escuchar a los que no habían podido entrar y seguir adelante como si no pasara nada, como si ellos no contaran, al fin que acabarían cansándose y que la potencia de los micrófonos acallaría las voces; la segunda opción escuchaba un llamado ético y respondía a él (Sicilia, quizás arriesgadamente, pidió que entrarán a los pasillos diciendo: “nosotros respondemos por ellos”), la exclusión involuntaria de muchos podía resolverse, como se hizo, con creatividad y buena voluntad, algo de lo que se carece cuando no se buscan soluciones y se da por sentado que la situación está ya resuelta por las normas institucionales que basta seguir a pie juntillas. Esta segunda opción era la única que en los hechos apoyó lo que se expresa en el libro, es decir, otra manera de encarar la realidad de lo social, sin violentar, sin “hacer como si” los excluidos no existieran.

Javier Sicilia, Don Raúl Vera y Bernardo Barranco en la presentación del libro en la FIL de Minería

Javier Sicilia, Don Raúl Vera y Bernardo Barranco en la presentación del libro en la FIL de Minería

De lo dicho en esa breve presentación, que fue más ejemplar que muchas palabras, rescato en este espacio algunas notas aunque en otra entrega me extenderé sobre el libro. La idea de entrevistar a don Raúl provino de la editorial Grijalbo quien la propuso a Bernardo Barranco por su amplio y profundo conocimiento de los asuntos de la Iglesia. El especialista anotó que don Raúl, obispo y religioso dominico, a diferencia de él mismo, dirige su crítica más dura al exterior de la Iglesia, pero es más moderado al interior de ella; incluso es bondadoso con la gente de la Iglesia que lo persigue. Por su parte, Javier Sicilia (quien escribió el prólogo) señaló que ese libro no hubiera podido surgir sin que Bernardo Barranco fuera quien hubiera conversado con Raúl Vera. El libro es un intercambio intelectual a veces ríspido entre dos católicos, un laico y un obispo, hablando de tú a tú sobre el fenómeno de la sociedad, de la Iglesia, de la vida política, lo que hace que uno entre al debate y en ciertos momentos tomé posición por uno u otro de los interlocutores. Es un tipo de conversación, dice Sicilia, que puede encontrarse en Europa, pero no en México. En este sentido, el obispo añade que cuando supo que conversaría con Barranco supo también que sería un interlocutor exigente que no se iba a quedar con respuestas simplonas.
El evangelio social de Raúl Vera, es la invitación a entrar en un diálogo apasionado entre dos hombres interesados por su sociedad y por su Iglesia, con sus válidas diferencias y con su gran pasión por un mundo mejor; un mundo sin exclusiones como lo mostró la casualidad de la falla organizativa en la presentación.

Los obispos mexicanos necesitan una sacudida, dice Bernardo Barranco

marzo 3, 2014

bbv en Sacro y profano

La obra es un diálogo entre el prelado y el investigador. 

EUGENIA JIMÉNEZ Milenio 22/02/2014 

 

Los obispos mexicanos “se encuentran pasmados y necesitan una sacudida” para estar acordes con el papa Francisco, sostuvo el investigador Bernardo Barranco.  A su vez, el obispo Raúl Vera, quien ha sido acusado ante el Vaticano por sus posturas progresistas, consideró que al Episcopado Mexicano le falta ser más crítico con la realidad nacional, como lo fue en el pasado.

Este sábado en la Feria del Libro en el Palacio de Minería se presenta el libro Evangelio social del obispo Raúl Vera, de editorial Grijalbo un diálogo entre el prelado y el investigador, con el que da a conocer su pensamiento eclesiástico, social y político, así como su activismo social.

En entrevista exclusiva para MILENIO, el obispo Raúl Vera, quien ha sido calificado como “rojillo”, “rebelde” o “incómodo”, por algunas autoridades, aseguró que pese a las diferencias “nunca ha roto el diálogo con ellas”.

Sobre las acusaciones que enviaron al Vaticano, las que considera fueron personas fuera de su diócesis y para las que se le citó, señaló que no fue a defenderse, porque no había hecho nada fuera de la Iglesia. Presentó un informe de su proyecto pastoral acorde con el Concilio del Vaticano II y ante ello se le solicitó que “hiciera una manifestación para acallar  grupos, que yo dijera que era fiel a lo que la Iglesia piensa respecto a los homosexuales. Pero no me quedé ahí. En el resumen que me pidieron mandé una respuesta de  todas las asesorías que tengo en donde hay una visión científica”.

Para Bernardo Barranco el compromiso social de Vera López se descubre en su trabajo pastoral en la diócesis de San Cristóbal de las Casas, como obispo auxiliar de Samuel Ruiz; sin embargo, éste “se encuentra en él desde
su época de universitario, participó activamente en el Movimiento del 68 y le tocó la ruptura de la Iglesia para trabajar con el Vaticano II”.

Es un personaje, dijo, que no está sujeto a ninguna pose o rol, tiene un compromiso con las mujeres, migrantes, mineros, homosexuales y los indígenas, es un “heredero de la teología de América Latina, que había estado silenciado”, pero ahora se identifica con las líneas marcadas por el papa Francisco.

Para Raúl Vera López, quien ha sido reconocido con premios internacionales en derechos humanos, su motivo y compromiso de ser fraile dominico aún prevalece; “difundir el evangelio que el mundo necesita”  asegura tener “la conciencia tranquila” al no haber hecho nada fuera de los dogmas de la Iglesia.

 

Los migrantes son el rostro de la deshumanización que padecemos

marzo 2, 2014

migrantes-en-pastizal

Fragmento del libro “El Evangelio Social de Raúl Vera, conversaciones con Bernardo Barranco”

Los migrantes son el rostro de la deshumanización que padecemos

Para el obispo de Saltillo, resulta intolerable que miles de personas no entren en la planeación social o política de sus países de origen.

CNN , Viernes, 28 de febrero de 2014

Lo más importante

  • La migración es un efecto del sistema neoliberal por la exclusión que provoca, dice Raúl Vera
  • Estas personas viaja en busca de una mejor esperanza de vida que en su país ha sido negada
  • El autor explica que los migrantes no entran en ninguna planeación social y política de ningún Estado

 

Nota del editor: CNNMéxico reproduce con autorización de Editorial Grijalbo un fragmento del capítulo seis del libro El evangelio social del obispo Raúl Vera, conversaciones con Bernardo Barranco

cnn-iphone(CNNMéxico) — El grado de violencia que existe y que padece la migración en México obedece a que somos el país con el más alto flujo migra­torio en el mundo, por la cercanía con Estados Unidos.

Raúl Vera

Este es otro de los fenómenos violentos que se ha acelerado y acrecentado (en México), y que ha adquirido distintas facetas de crueldad. Las personas que migran son las más expuestas y vulnerables porque no tienen ningún tipo de pro­tección. Tanto los países de origen como los de tránsito, así como los receptores, ejercen sobre ellos distintos grados de violencia.

En ese sentido, la migración es otro de los efectos de este sistema de libre mercado (neoliberal) por la exclusión que provoca; la gente no puede sobre­vivir y se va a buscar a los países desarrollados el bienestar para sí y su familia que les es negado en el propio. Pero esos países desarrollados, que son los que causan el desequilibrio y que son los que tienen el dinero y el confort en el que vive la gran mayoría de sus habitantes, los están rechazando. La razón es que ellos también están padeciendo el fenómeno de este embudo, en el que el número de muy ricos em­pieza a disminuir y forman el vértice, mientras que el número de po­bres ha empezado a ser significativo, y son quienes están en la base del embudo.

El fenómeno de castigo y exclusión a los habitantes del mundo está llegando

Deshumanización

Deshumanización

ahora a los países que no tenían ese problema. Hay que ver a Estados Unidos y a los países europeos. El modelo económico mundial es un sistema que está consumiendo a la población del planeta. Los países del quinto mundo todavía hoy pueden encontrar un cierto nivel de vida donde van a recoger “a pellizcos” los salarios no pagados a ellos en sus países de origen, adonde llegan las compañías transnacio­nales con la intención expresa de pagar bajos salarios. Este dinero que recuperan los migrantes de sus salarios en los países industrializados es muy poco significativo, pues en esos lugares casi siempre están sin documentos migratorios, lo que los obliga a trabajar sin derecho a la seguridad social y demás prestaciones. Sin embargo, comparado con el salario que recibieron de las multinacionales en sus países de origen, resulta mucho mayor, y las remesas que mandan a sus familias son de gran ayuda tanto para ellas como para el país donde viven.

Nosotros hemos aprendido con los migrantes su situación de vícti­mas en el mundo de hoy y todas las penalidades que esto conlleva: muerte, mutilación de los miembros de su cuerpo, robos, violaciones sexuales a mujeres y hombres, extorsiones, secuestros, y todo ello auna­do al hambre, al desamparo en el que caminan siempre, y al dolor que produce el separarse de sus familias. En medio de este drama, vemos la gran dignidad con la que rechazan el destino miserable que les ofre­cían sus países para buscar aquella vida que saben muy bien que sus familias y ellos tienen derecho a tener. Realmente, estas personas que migran viajan con un mensaje de esperanza porque creen en la verda­dera vida humana y luchan por ella. pero, por otro lado, también nos­otros vemos el absurdo de las políticas públicas que caracterizan a los países de este quinto mundo, donde el ser humano no tiene valor, ydonde se trata a las personas como si fueran desecho.

los migrantes son el  rostro doliente

los migrantes son el rostro doliente

Y todos estos cientos de miles de personas que recorren el mundo en situaciones de muy alta vulnerabilidad son tratadas con una valuación inferior al pre­cio de una res convertida en cortes de carne, una computadora armada en ese quinto mundo o un automóvil, que traspasan las fronteras con casi nula dificultad. En cambio, a estas personas se les pone todo tipo de obstáculos, muchos de los cuales las llevan a perder la vida.

A quienes atendemos a los migrantes nos indigna la enorme irracionalidad con la que hoy está construido el mundo donde delibera­damente se está desechando a estos cientos de miles de seres humanos que no entran en ninguna planeación social y política de ningún Es­tado, ni en sus países de origen, ni en los países de tránsito, ni en los países de destino. El alto grado de deshumanización que vivimos en esta etapa de la historia se refleja en el rostro doliente de mujeres, hombres y niños migrantes.

Duras críticas de Vera contra Maciel

marzo 2, 2014

Vera vs Maciel

Duras críticas de Vera contra Maciel, en el libro “El evangelio Social del Obispo Raúl Vera, conversaciones con Bernardo Barranco”, editorial Grijalbo

Redacción | El Heraldo de Saltillo
Publicado: Febrero 20, 2014

Por casos de pederastia

Raúl Vera, se encuentra una vez más en medio de la polémica. La reciente publicación del libro “El evangelio social del Obispo Raúl Vera”, escrito por Bernardo Barranco a modo de entrevista, contiene duras críticas del jerarca católico en contra del fundador de los Legionarios de Cristo, el Padre Marcial Maciel, y también en contra de la propia orden religiosa, críticas derivadas de los casos de pederastia que cometió Maciel.
Este libro recién acaba de comenzar a circular en las principales librerías del país, pero fue escrito antes de que el propio Obispo Vera se viera envuelto en un escándalo mediático al denunciar primero la existencia de al menos dos sacerdotes que han cometido actos de pederastia en la Diócesis de Saltillo, y pretender después darle carpetazo al asunto encubriendo inclusive la identidad de ambos curas.
Al ser entrevistado por el autor del libro sobre la visita del Papa Benedicto XVI a México, y el porque durante ese viaje no se abordó el tema de la pederastia en nuestro país, Vera López responde:
“Se intentó abordar el tema de la pederastia a través un mensaje de respeto, cuidado y promoción de la niñez, pero en absoluto cumplió las expectativas…Yo considero que hubo estupor al enfrentar el tema y ese temor no vino de su Santidad. No fue el Santo Padre quien decidió que fueran así las cosas, sino quienes arreglaron el viaje… Estoy suponiendo, pero creo que el tema en México se ha radicalizado mucho porque de aquí es el señor Marcial Maciel… No me explico porque tanta suavidad, tanta deferencia a los Legionarios. Además, es muy dudoso que tengan un carisma fundacional, porque el carisma viene de la experiencia de Dios que tieneun fundador, y este señor (Maciel) tiene acusaciones desde el mismo inicio de la fundación. Yo se los he dicho a los Legionarios abiertamente: el padre Marcial Maciel creó una empresa educativa, no forjó una congregación”.
Luego Bernardo Barranco plantea:
“Tengo varias hipótesis de porque no recibió el Papa a las víctimas del abuso sexual clerical; una de ellas es que los Legionarios siguen siendo muy poderosos en el país y en la Iglesia; pararon todo, de una u otra manera eran parte de la organización de la visita. Hipótesis dos, los obispos mexicanos nunca se han pronunciado contundentemente sobre el tema de la pederastia clerical, ni sobre el caso Marcial Maciel”.

Cardenal Angelo Sodano, encubrión a Maciel cuando fue secretario de Estado durante el pontificado de Juan Pablo II

Cardenal Angelo Sodano, encubrión a Maciel cuando fue secretario de Estado durante el pontificado de Juan Pablo II

A lo que Vera responde: “Yo si me pronuncie y en su momento tuvo un costo. Son válidos las dos hipótesis, estoy de acuerdo contigo. Las posibilidades puede ser muchas, pero yo creo que los principales responsables fuimos obispos y las declaraciones de la presidencia en el sentido de que no se conocía a las víctimas nos delatan. Casi casi aparecimos como cubre espalda.

En cuanto al tema de las altas figuras del Vaticano que en su momento defendieron al Padre Maciel, como los cardenales Ángelo Sodano y Darío Castrillon, Vera señala:
“Hay que dar los pasos necesarios. El Papa está en lo correcto: debemos ser pastores que no busquemos el poder ni el dinero. Se sabe que el padre Maciel compraba todo con el dinero, hasta las voluntades en Roma. Si la búsqueda del poder en un mundo la relacionamos con nuestro ministerio, entonces seguirán ocurriendo todas las tarugadas que se han cometido”.
Como Obispo de la Diócesis de Saltillo, Vera López no participa nunca en los eventos de los Legionarios de Cristo, que en nuestra ciudad tienen dos colegios, el Cumbres y el Alpes, lo cual para muchos es síntoma de su animadversión hacia esta orden religiosa.

http://www.elheraldodesaltillo.mx/saltillo/p2_articleid/86250