Archive for 29 marzo 2016

Balance de la visita del papa a México

marzo 29, 2016

original

balance de la visita del papa

Por Raphael Morán

Radio Francia Internacional, difundido el 18-02-2016

De San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en el sur de México, a Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, en el norte, el papa Francisco recorrió el país divulgando un mensaje pastoral con fuerte contenido social e incluso político. De esta manera, el sumo pontífice rompió con la línea establecida por sus predecesores, de orientación más bien moralista, según el sociólogo mexicano Bernardo Barranco.

En efecto, para Barranco, el papa insistió en temas como “la injusticia, la exclusión, el descarte, los pobres, los indígenas”.

Pese a la dimensión oficial de gran parte de la agenda, con participación importante de representantes del estado y de la alta jerarquía de la iglesia, Barranco opina que Francisco tuvo oportunidades para acercarse al pueblo mexicano: “Hubo eventos que fueron particularmente cercanos al pueblo. Yo creo que el evento más cercano fue el que se realizó en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, al que acudieron diferentes grupos, etnias, de todo el país y de Centro América. También la cárcel tuvo un momento en donde no había boletos preferenciales ni gente rica que quisiera estar cerca de él. Pero, lamentablemente, muchos organizadores de los eventos siguieron traficando con los boletos. La gente pudiente, la gente rica, lamentablemente, estaba más cerca del papa. Esto fue muy claro en el evento del Palacio Nacional, en la basílica de la Guadalupe, en Ecatepec. Y es verdaderamente vergonzoso porque contradice el mensaje que el papa está planteando a la sociedad”.

Francisco resaltó a dos personalidades de la iglesia que lucharon por implantar un mensaje social al lado de los indígenas, como lo subrayó Bernardo Barranco: “En el caso de México, a nivel pastoral, curiosamente, reivindicó a dos figuras que están distantes en siglos. Una es Samuel Ruiz, en Chiapas, un personaje muy comprometido con los indígenas. Su compromiso lo lleva a tener muchos conflictos con el poder. Y el otro es de Tabasco, Vasco de Quiroga. Es reivindicar aquellos pastores que son sobre todo aquellos que se comprometen en una pastoral popular, pero de inclusión, de tratar de reivindicar los derechos humanos, el derecho a la dignidad de la persona e, incluso, al grado de poner en riesgo la vida propia”.

Barranco señala que aunque el papa no solo se refirió a los derechos humanos en sus discursos, un análisis de sus palabras revela  la presencia de este tema en las homilías: “Uno va dándose cuenta, como en los presos, en los indígenas, en los jóvenes, en los trabajadores, él está en una postura de reivindicación de sus derechos y de su dignidad humana …”.

Bernardo Barranco subraya también que el papa no abordó lo relativo a Ayotzinapa, a la pedofilia, a los legionarios de Cristo y a la mujer.

Entrevistado: el sociólogo Bernardo Barranco, periodista y conductor de Sacro y Profano del Canal Once, cofundador del Centro de Estudios de las Religiones, México.

Francisco y sus silencios en México

marzo 28, 2016

Papa-Francisco

Francisco y sus silencios en México

Bernardo Barranco

Milenio Estado de México, 09 de marzo de 2016

A casi un mes es necesaria una evaluación equilibrada y objetiva de la visita del Papa Francisco a México. Lejos del ruido mediático y de las emociones encontradas, se hace necesario un balance mesurado de la visita realizada en febrero. Después de seis días, ocho homilías densas cargadas de simbolismos y más de 10 millones  de mexicanas y mexicanos movilizados, según el episcopado,  por las calles de cinco estados, el papa Francisco se despidió de México. Se dice que la capacidad de convocatoria fue menor a las primeras visitas de Juan Pablo II a México, sin embargo, tan solo el fin de semana, del 13 y 14 de febrero, cerca de sesenta millones de personas lo siguieron por la televisión.

Por el talante reformista del Papa, se generaron demasiadas expectativas sociales sobre el contenido de sus discursos, mensajes y críticas sociales en nuestro país. Francisco que ha exhortado la Iglesia pobre que opta por los pobres, un pontífice austero, carismático, liberal, renovador de la fe cristiana y tildado de anticapitalista levantó demasiadas aspiraciones de un discurso crítico sobre una cruda realidad mexicana empantanada, sin capacidad de dialogo ni interlocución. Más aun,  los lugares que había elegido cantaban candentes posicionamientos sociales como fueron Ecatepec, San Cristóbal, Morelia y Ciudad Juárez. Dichas expectativas no habían sido depositadas en ninguno de los papa visitantes a México, es decir, ni en Karol Wojtyla ni en Joseph Ratzinger.

Sin embargo, la sensación que ha quedado es que la visita se juzga más por los silencios que por los planteamientos que fueron fuertes en términos de contenidos y metáforas utilizados. Es decir a Francisco se le critica por lo que no dijo,  por lo menos, como lo hubieran querido escuchar muchos actores, por ello,   sus planteamientos fueron desacreditados como críticas genéricas, señalamientos universales y válidos para diferentes contextos. Esa línea de interpretación estuvo delineada claramente en varias notas y artículos de la influyente revista Proceso.

Para muchos sus discursos fueron contundentes en especial  a las prácticas de las jerarquías políticas y eclesiales que mantienen a la mayoría en la pobreza, violencia, desigualdad y exclusión. Para muchos, los silencios de Francisco quien no confrontó con firmeza la corrupción de la clase política, no ofreció audiencia ni consuelo a los padres de los desaparecidos de Ayotzinapa, no ahondó en los feminicidios ni en las víctimas de abuso sexual propinados por la solapada pederastia clerical, así como de Maciel y los legionarios.

Sin embargo, era claro que el Papa no iba venir con discursos incendiarios ni a romper lanzas con el gobierno mexicano. En ningún país ha portado discursos a rajatabla. El estilo de Bergoglio es suave, sutil pero profundo cargado de símbolos y sin separarse de los principios del pensamiento social de la Iglesia.  Por ello, es necesario recapitular lo que dijo, contextualizando contenidos en el lugar y los destinatarios específicos. Hubo silencios explícitos como el que guardó en la basílica ante la virgen y ante la tumba de Samuel Ruiz.

La arquidiócesis de México refuta a Francisco

marzo 28, 2016

38c6ce83ddba002deb-ogp150319-presidencia-c

 

La arquidiócesis de México refuta a Francisco
Por Bernardo Barranco V.

En un insólito editorial se cuestiona el mensaje pronunciado por el Papa a los obispos mexicanos en su pasada visita a México. En efecto, el editorial del semanario Desde la Fe ha causado tal revuelo que ha rebasado nuestras fronteras. Su contenido es contradictorio, pues quiere presentar a los obispos mexicanos unidos, pero después se deduce lo contrario, ya que alguien cercano al Papa lo mal aconsejó. El texto confirma que existen no sólo tensiones, sino disputas agudas, sentenciando: Lamentablemente, existe la mano de la discordia que intentó poner los acentos negativos, parcializando la visión de Iglesia y tratando de influir en el discurso pontificio para conseguir un efecto contrario en el público, al subrayar desafíos y tentaciones como males del episcopado. Ese alguien cercano a Francisco que lo mal aconsejó no puede ser otro que el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, apoyado por Eugenio Lira Rugarcía, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, quienes fueron los actores claves que condujeron la organización de la visita de Francisco a México.

El citado texto no sólo es contradictorio, sino confuso. El editorial quiere enmendar la plana al Papa, iniciativa inusitada; sostiene que los obispos mexicanos han realizado una vida de entrega al prójimo y no de príncipes, como refirió el papa Francisco en su discurso que dirigió a los obispos el pasado 13 de febrero en la catedral metropolitana, cuestionando que la Iglesia no necesita de príncipes.

Estamos ante el primer indicio de recepción, así como de repercusiones iniciales dentro de la jerarquía, del duro mensaje leído por Francisco en catedral. No hay precedente alguno de un discurso tan fuerte, crítico y directo emitido públicamente por algún pontífice, en la época reciente, pronunciado frente a un episcopado. El editorial de Desde la Fe se titula Un episcopado de altura; quiere reivindicar a los altos pelados; rechaza la interpretación de la frase pelear como hombres relativa a luchas intestinas, porque son las interpretaciones de los comunicadores empujados más por el histrionismo mediático que por el profundo significado de las palabras. El texto rechaza el fuerte regaño a los pastores. Nuevamente esta tesis del cardenal Rivera de una Iglesia perseguida y acosada por enemigos implacables y poderosos que buscan arrinconarla y aniquilarla. Estas estribillas cristeras de que todos están en contra de la institución se leen en el texto: Pelear como hombres no implica confrontaciones estériles, como lo juzga el mundo. Conclusión, el mundo está equivocado y, pese a las críticas de Francisco, los obispos han resistido con gallardía, según el texto, los embates de los movimientos evangélicos como ningún otro país de América Latina. Han resistido políticamente la ofensiva anticlerical y masónica y, sobre todo, la jerarquía católica mexicana ha enfrentado con arrestos el fenómeno cultural del secularismo. Por ello, el editorial, con desconcierto, se pregunta: ¿Acaso desconocerá esto el papa Francisco como para regañar a los obispos?

El artículo referido no va al fondo del mensaje de Francisco. Cae en lo que Francisco criticó en su discurso: no sean exiliados de sí mismos. En el fondo, el Papa alienta a la jerarquía a ser más pastoral que política. Francisco quiere pastores transparentes, no obispos de Estado. Esta perspectiva está ausente en el editorial, que sigue atrapado en una visión clerical de la realidad y en la autorreferencialidad que tanto critica el Papa. La esencia de la alocución de Francisco está omitida: es la que invita a los obispos a una conversión pastoral a ser un factor profético frente a temas que laceran a la sociedad, como narcotráfico, migrantes y exclusión; los invita a ser referente de esperanza para los jóvenes. El Papa pide a los obispos no refugiarse en condenas genéricas, tener “coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral… acercándonos y abrazando la periferia humana y existencial de los territorios desolados”.

En Desde la Fe la arquidiócesis quiere exigir al Papa argentino que conozca mejor la Iglesia mexicana como un caso atípico. Quizá tenga razón, pues desde el concilio la jerarquía mexicana es una de las más conservadoras del continente y reacias a los cambios. Después de los nombramientos de obispos del eje Priggione/Wojtyla/Ratzinger, la jerarquía no sólo es conservadora sino sumisa, chata y gris. Indebidamente, el editorial exalta a los obispos cercanos al pueblo en misericordia y unidad; la realidad muestra otra apreciación. En la encuesta Creer en México, del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (Imdosoc), organización muy cercana al episcopado, se muestra que si bien la Iglesia es, dentro del descrédito institucional, una estructura socialmente de las más reconocidas, los obispos son justamente los actores peor evaluados. Del uno al 10, los obispos reprobaron en: tratamiento de abusos sexuales, honestidad, tolerancia, trasparencia, autoritarismo y solidaridad.

El texto editorial es un fallido intento de despresurizar las críticas focalizas hacia el cardenal Norberto Rivera. Desde la semana pasada, en redes sociales, su trayectoria ha sido muy cuestionada y se ha convertido en tendencia, según Trending Topics México. Además busca aliados entre los obispos tendientes a realizar un deseado linchamiento de Eugenio Lira Rugarcía por errores y omisiones en la organización de la visita de Francisco, en la próxima asamblea de a CEM. Sobre todo haber permitido los lugares de privilegio entre políticos, pudientes y ricachones que contradecían las proclamas de Francisco en torno de la cultura del descarte. Aquí sí el editorial menciona la autocrítica reforzante de la unidad y cohesión como ecos en la próxima asamblea de la CEM en abril.

Antes y después de la visita de Francisco a México, los jaloneos y coletazos entre los obispos son evidentes. Para muchos obispos el severo mensaje del Papa a los obispos tenía dedicatoria a Norberto Rivera y su debilitado grupo de obispos. Postura cómoda, ya que funge de chivo expiatorio. También cabe otra lectura encaminada a debilitarlo aún más, en el contexto de la lucha por la sucesión en el arzobispado de la Ciudad de México, posición codiciada por diversos prelados y grupos de poder secular.

El Papa sacudió a los obispos; Norberto Rivera, el gran perdedor: Bernardo Barranco en CNN

marzo 28, 2016

BBV con carmen aristegui CNN

 El Papa sacudió a los obispos; Norberto Rivera, el gran perdedor: Bernardo Barranco con Carmen Aristegui en CNN

Lamenta las coberturas televisivas “moquientas” y de “lloriqueos”, en las que se exaltó al personaje, se abusó de la narración e incluso se expuso “qué comió, dónde se sentó…”.

El sociólogo especialista en religiones, Bernando Barranco, consideró que el Papa Francisco “sacudió” a los obispos de México con su mensaje en la Catedral Metropolina, el fin de semana pasado.

En entrevista para Aristegui CNN, apuntó: “Así como en lo social fue muy genérico, en lo religioso fue específico. A los obispos sí los sacudió, los regañó… el gran perdedor en esto es Norberto Rivera y su banda, por así decirlo, por la actitud principesca que tiene, por la falta de efectividad pastoral, por la falta de actitud frente a la gente, ¿qué diferencia con el Papa?, que camina, ve a los niños, los besa. Y Norberto Rivera nunca ha hecho eso, ni siquiera tocar con la mano, yo creo que (piensa que) se ensuciaría, es distante en términos pastorales”. 

“El Papa marca a los obispos lo que debe dejar de ser, sectores aburguesados,  dejar de ser actores de la clase política y eso me pareció muy importante”, señaló.

Si lo van a asumir, “no sé”, porque se les puede “resbalar”, reconoció.

Refirió que el Sumo Pontífice de la Iglesia católica “trajo sobre todo una agenda social, su manera de abordar el tema, en términos de teorías de comunicación, es muy particular, porque él es un hombre de gran autoridad moral, una persona creíble, un líder positivo y por su tanto sus mensajes eran crípticos, muy amplios, porque los interlocutores eran diversos y cada uno puede tener incluso interpretaciones diferentes”.

Opinó que Jorge Mario Bergoglio “tocó llagas no cicatrizadas, los indígenas por ejemplo, el tema de Samuel Ruíz, que lo reivindica; el tema de migraciones, que fue un tema también muy importante, el mundo del trabajo; abordó cuestiones de fondo en donde el mensaje social del Papa es de crítica al sistema en su conjunto, porque descarta… deshecha, no recicla, en el que los viejos son desechables, los discapacitados no son productivos, los jóvenes que no entran, y el Papa está mucho por la inclusión; los dos grandes personajes que reivindica son dos papás, dos padres pastorales (Samuel Ruíz y Vasco de Quiroga)”.

El sociólogo lamentó las coberturas televisivas que “no han cambiado, siguen siendo las mismas coberturas moquientas, descriptivas, lloriqueos, la exaltación del personaje, qué comió, dónde se sentó, ¡basta de ese tipo de cosas!, el tema central era el contenido: a qué viene, qué va a decir, cómo lo dice, cuáles son sus interlocutores, qué quiso decir, qué calló, cuáles fueron sus silencios… somos adultos ya, no somos niños, requerimos de emisiones serias de contenido, de análisis”.

En tanto, a la clase política después de “zarandearlos” en Palacio Nacional, el tema más fuerte era el bien común, lo cual “se les resbaló” porque es una clase política descompuesta, afirmó.

aaaaa

“Es increíble la falta, no sólo es debilidad conceptual, sino un pragmatismo de la clase política; lo religioso se está convirtiendo en una especie de fiebre contagiosa en la clase política, en la que hay una especie de epidemia de fe, ante la imposibilidad de sentirse, la clase política, legitimada por su acción en lo social, en lo político, va a lo religioso, como en la Edad Media, cuando Dios daba legitimidad a los gobernantes, por supuesto que es una regresión, es como el pasaporte a la ética: yo soy cristiano como el Papa, yo también tengo valores, yo también puedo ser una buena persona”, expuso.

Ante el comportamiento de los políticos mexicanos durante la visita del Papa, Barranco sentenció: “La clase política mexicana busca ya no en el pueblo su legitimidad, sino busca en Dios y en todo lo divino, lo que no puede conseguir per se, por su desempeño propio”.

Agregó que el “profundo y peligroso pragmatismo de la clase política mexicana” provoca que “en cualquier momento puede violar los preceptos”.

Sin embargo, las leyes son “chiclosas” y cada quien las interpreta y las viola a su manera.

Precisó que el Estado laico tiene por lo menos tres elementos básicos:

1-  Tiene que separar la esfera política de lo religioso. El Estado mexicano moderno surge con una ruptura del poder religioso, es una parte de la identidad del Estado mexicano.

2- Respeto a la libertad religiosa, de creer o no creer, siempre y cuando no afectes intereses de terceros.

3- Equidad. Tiene que ser ante todo un Estado que guarde los equilibrios y defienda el interés de las minorías. De ahí que no solamente es de lo religioso sino también homosexuales, etnias, grupos pequeños que en el Estado ven un cobijo.

Barranco rememoró que el presidente Enrique Peña Nieto dijo que en México “el pueblo es guadalupano”, con lo cual está “etiquetando de manera arbitraria a un conjunto de mexicanos que no se reconoce con esa etiqueta, que no son guadalupanos, mucho menos católicos”. “¿Y los 20 millones que no son guadalupanos dónde quedan?”, se preguntó.

En estos casos es donde, dijo, le preocupa este “pragmatismo”, querer “quedar bien con estas escructuras”, con estas prácticas en las que se privilegia a la Iglesia católica.

Recordó al “primer agresor fuerte” del Estado laico fue el ex presidente Vicente Fox, cuando besó el anillo del Papa Juan Pablo II y “se armó un escándalo tremendo. ¿Cómo el presidente se inclina y besa el anillo a otro Jefe de Estado?”.

En México, apuntó, además de los presidentes de la República, hay gobernadores que entregan su tarea al Sagrado corazón de Jesús, o alcaldes que dan las llaves de la ciudad a Dios, “es un problema serio porque estamos faltando a una tradición”, y toda una “trayectoria” del Estado moderno.

Ver la entrevista en: http://aristeguinoticias.com/1902/mexico/el-papa-sacudio-a-los-obispos-norberto-rivera-el-gran-perdedor-bernardo-barranco-en-cnn/

 

La clase política perdió la compostura con el Papa: Bernardo Barranco

marzo 28, 2016

BBV Quadratin

La clase política perdió la compostura con el Papa: Bernardo Barranco

Quadratín-Edomex4CIUDAD DE MÉXICO. Quadratin.La clase política perdió la compostura durante la visita del Papa Francisco, afirmó en entrevista con Quadratín México el especialista religioso Bernardo Barranco. “Es lo que vimos con el Papa, una clase política que perdió la compostura política y estética, querían sacarse la foto con el Papa, charlar, estar con él un momento y los demás le importaban un comino, incluso algunos gobernadores emularon al ex presidente Vicente Fox y le besaron el anillo, como fue el caso de Claudia Pavlovich de Sonora o Manuel Velasco de Chiapas”, dijo el autor de Las batallas del Estado laico. La reforma a la libertad religiosa, editado por Grijalbo, de reciente aparición.

“El Papa fue mucho más sereno que la clase política que pletóricamente se desdibujó en gastos, en deferencias y tanta seguridad como el caso de la ciudad de México que inhibió la participación de la gente, mucha gente está molesta porque no pudo asistir a verlo o sus calles fueron bloqueadas, hay cierto malestar sobre como la clase política manejó”, añadió.

Barranco señala en su libro que tanto la clase política como el clero representan una amenaza para el Estado laico mexicano, y que ambos grupos están demasiado cerca, situación que no fue indiferente al Papa Francisco, que lo plasmó en su mensaje a los obispos que lo recibieron en la Catedral Metropolitana.

“Es un libro que anticipa el planteamiento del Papa cuando le reprocha a los obispos que se alejan de la sociedad, que hacen acuerdos en lo oscurito, que traen pleitos entre ellos, están en zona de confort con los faraones del momento y por eso los invita a salir de esa zona, del concubinato con el poder y que tengan más celo religioso, pastoral, evangélico y profético”.

Empero, Barranco dedujo que el mensaje fue echado en saco roto por parte de la cúpula católica, y se refirió al Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera, quien aseguró que ignoraba las declaraciones del Papa durante su viaje de regreso a Europa, respecto a que si un obispo sabía de un caso de pederastia y no denunciaba, debía renunciar.

“Él es uno de los acusados de encubrimiento al padre Marcial Maciel y al padre Nicolás Aguilar y decir ‘yo no lo escuché, pues no sé porque no estaba en el avión’ con ese aire de frivolidad y evasión, no; los obispos no están en sintonía de aceptar con humildad los reclamos del Papa y en sintonía de aceptar sus reformas y ser más pastorales. “Yo más bien lo veo más por el clero, jesuitas, dominicos, franciscanos por ahí van a venir más los cambios”, previó.

Cuestionado sobre el duro mensaje a los obispos reunidos en la Catedral, el experto dijo que nunca había visto a un Papa lanzar tan duras palabras, que además parecían tener dedicatoria para Rivera Carrera. “Fue un coscorrón, una sacudida, no quiere al clero mimetizado con el poder, con los faraones. Ve la diferencia con lo que le dijo a los obispos y a los religiosos en Morelia [Michoacán], el tono para estos últimos es de apoyo, de estímulo, de inyectar coraje y en la catedral fue realmente a cuestionar.

“Nunca había visto a un Papa en un viaje ser tan severo con un episcopado como fue en México y Norberto Rivera fue el más señalado de todos, es como el prototipo del actor religioso conservador, es la antítesis de lo que plantea el Papa Francisco”, finalizó.

El texto original de Éste artículo fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://mexico.quadratin.com.mx/La-clase-politica-perdio-la-compostura-con-el-Papa-Barranco/

México se queda con su corona de espinas tras visita de Francisco

marzo 28, 2016

PAPA_EN_SAN_CRISTOBAL

Evaluación de la vista: México se queda con su corona de espinas tras visita del Papa Francisco AFP

La cruz de México no desaparecerá “milagrosamente” tras el paso del papa Francisco, que aunque abordó sin empacho algunos temas espinosos, también guardó silencio sobre heridas abiertas como los sacerdotes pederastas y la desaparición forzada, estiman expertos.

eleconomistaEl Economista con información de AFP, Feb 18, 2016

Corrupción, narcotráfico, pobreza, migración, discriminación étnica y un capitalismo depredador. La cruz de México no desaparecerá “milagrosamente” tras el paso del papa Francisco, que aunque abordó sin empacho algunos temas espinosos, también guardó silencio sobre heridas abiertas como los sacerdotes pederastas y la desaparición forzada, estiman expertos.

En una maratónica gira, el pontífice visitó durante cinco días sitios claves de México: Ecatepec, epicentro de feminicidios; Chiapas, el estado menos católico y cuna de empobrecidas comunidades indígenas; Michoacán, históricamente bastión narco; y la frontera con Estados Unidos, escenario de la trágica migración de miles de latinoamericanos.

En su peregrinaje, Francisco envío duros mensajes a las élites políticas y religiosas del país.

En un discurso frente al presidente Enrique Peña Nieto y otros dirigentes mexicanos, el papa sostuvo que tenían la responsabilidad de ofrecer una “justicia real” y “seguridad efectiva” a sus ciudadanos.

 A los obispos, les pidió “coraje profético” contra la violencia.

Pero también pidió a los mexicanos que resistan la tentación del demonio, y dijo a los jóvenes que Jesús “nunca nos invitaría a ser sicarios”.

Exhortó a la sociedad que pida perdón a los indígenas por su exclusión, y terminó su gira denunciando la “tragedia humana” de los migrantes.

Para Elio Masferrer, investigador en religión de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, “El papa no hace trasplantes de cerebro, lo que hace es aportar a la construcción de nuevos consensos”.

“Pensar que va a venir el papa y milagrosamente va a cambiar la realidad mexicana no sería sensato”, subrayó.

La “deuda” que dejó Francisco

El papa había advertido antes de su viaje que no llegaría a México “como un Rey Mago cargado de cosas para llevar, mensajes, ideas, soluciones”.

ac7e5ba5-3978-4a81-904a-5fd14c99d1c9

Francisco no vino a resolver problemas

“El papa no vino a México para resolver sus problemas (…). Quiere dar esperanza y fuerza”, recalcó a la AFP el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre.

Pero el papa omitió algunos de los temas que han causado indignación contra el gobierno y líderes religiosos de México.

Ni una palabra sobre las numerosas víctimas de sacerdotes pederastas en México, ni una alusión a los 43 estudiantes desaparecidos por policías corruptos en Ayotzinapa, el emblemático caso que abandera a los más de 100,000 muertos y desaparecidos que ha dejado la guerra del narco desde 2006.

“El papa, en esos temas, está en deuda”, dijo a la AFP Bernardo Barranco, un reconocido especialista en religión.

Los padres de los 43 estudiantes, en su mayoría católicos y que junto con otras organizaciones de desaparecidos solicitaron -en vano- una audiencia con Francisco, se quedaron con “un sabor un poco agrio” y con cierta “desesperanza con la iglesia”, comentó a Radio Fórmula Vidulfo Rosales, abogado de los padres.

Y el silencio sobre los sacerdotes pederastas fue “un gravísimo error de perspectiva. Pensar que lo que ya se hizo es suficiente, cuando hemos mostrado que sigue vigente esta realidad” debido al “mecanismo mundial de protección a pederastas desde la Santa Sede”, se lamentó ante la AFP Alberto Athié, un ex sacerdote defensor de las víctimas.

Numerosos religiosos mexicanos son señalados de pederastia, pero en 1997 estalló uno de

010e1pol-1_mini

Alberto Athié lamenta silencio sobre pederastia

los mayores escándalos cuando un grupo de antiguos Legionarios de Cristo denunciaron los abusos sexuales que ocurrían en el seno de esa congregación, acusando directamente a su fundador, Marcial Maciel, quien mantuvo una doble vida con dos mujeres y varios hijos que también denunciaron abusos.

En octubre pasado, Francisco otorgó la indulgencia plena a Los Legionarios.

Episcopado “acomodado con el poder”

México es el segundo país más católico del mundo, con más del 82% de su población profesando esa religión. Pero esas cifras se han matizado en algunas regiones como Chiapas, donde solo el 58% de los habitantes son católicos.

“La Iglesia católica mexicana está totalmente desactualizada, no está al tanto de los problemas de sus feligreses”, consideró Masferrer, mientras que para Barranco “el episcopado ha estado muy acomodado al poder, en una zona de confort y consentimiento”.

En un discurso en la catedral de Ciudad de México, Francisco invitó a los obispos a no actuar como “príncipes” y a no caer “en las habladurías e intrigas, en los vanos proyectos de carrera”.

El papa “fue tan rudo con los obispos porque son los mariscales de la derrota”, recalcó Masferrer.

Revertir la decreciente tendencia del catolicismo en México será difícil, pues “la gran mayoría de los obispos mexicanos no comparten la visión sobre la iglesia de Francisco”, estimó Andrew Chesnut, profesor de religión de la Virginia Commonwealth University.

¿El Papa es revolucionario?

marzo 28, 2016

¿El Papa es revolucionario?

Bernardo Barranco V.

Revista Quién, viernes 12 de febrero de 2016

QuienEl autor, analista de asuntos religiosos, destaca los temas por los que Francisco ha provocado comentarios y polémicas desde que fue elegido Papa, en 2013.

papafrancisco

A casi tres años de su pontificado, Jorge Mario Bergoglio ha sacudido profundamente la jerarquía eclesiástica Foto:Reuters

 

A casi tres años de su pontificado, Jorge Mario Bergoglio ha sacudido profundamente la jerarquía eclesiástica. La tarde del 13 de marzo de 2013, el Papa argentino venido del fin del mundo, como él mismo se definió, prometió “una iglesia pobre para los pobres”. El cónclave elector lo mandató realizar reformas que corrigieran desviaciones de la Iglesia acosada por escándalos mundiales de pederastia clerical y corrupción financiera del Banco Vaticano, así como poner fin a la guerra intestina de la curia romana que amenazaba rupturas cismáticas muy delicadas. Lucha por el poder y privilegios de una curia que se ha habituado a los lujos y conducir la Iglesia de manera autoritaria y burocrática.

 

En suma, el primer Papa latinoamericano y primer jesuita asume el desafío en medio de una profunda crisis en la Iglesia. Por ello tiene una obligada vocación reformadora. Ya la elección del nombre, Francisco, es una poderosa señal; san Francisco de Asís fue un revolucionario de la Iglesia en el siglo XI, un místico en la pobreza. En muy poco tiempo el Papa Francisco ha conquistado al mundo. Se ha convertido en uno de los personajes más influyentes y respetados a nivel internacional. Su fórmula es simple, se basa en su lenguaje directo y espontáneo, habla para ser entendido por todos. Así como el lenguaje de los gestos como abrazar enfermos, ancianos, presos y niños. Su testimonio de austeridad ha causado gran impacto. Su comunicación es efectiva pues se percibe a una persona que habla con la verdad y es convincente, en suma Francisco es un fenómeno mediático.

 

Sus grandes reformas

 

Gianluigi Nuzzi, autor de Avarizia, libro que publicó documentos confidenciales comprometedores del Vaticano (el fenómeno llamado Vatlileaks II) asegura que Francisco es un revolucionario que quiere “acabar con los faraones del Vaticano”.

papafrancisco2

El primer Papa latinoamericano y primer jesuita asume el desafío en medio de una profunda crisis en la Iglesia, por lo que tiene una obligada vocación reformadora Foto:Reuters

 

¿En qué consisten sus propuestas? Primero, mayor apertura y comprensión de la realidad cotidiana de las personas comunes; que la Iglesia se abra con generosidad a la cultura contemporánea y los desafíos que enfrentan los hombres y las mujeres del siglo XXI. Segundo, critica al sistema económico global. Francisco ha sido muy valiente y severo al criticar los estragos de la economía mundial, ha tenido expresiones como “este sistema económico mata”, “se ha pasado de rosca”, y la Iglesia tiene que estar con sus creyentes que son también ciudadanos, en especial con los abandonados, los olvidados, los imperfectos y los no creyentes. El consumismo y el modo de vida de los países industrializados constituye una amenaza civilizatoria a la madre Tierra, a la casa común, como refiere Francisco en su encíclica “Laudato Si”. Tercero, la reforma de la Iglesia. Francisco cuestiona la Iglesia autorreferencial, critica a los obispos monárquicos que se sirven de la sociedad; el Papa pide una Iglesia servidora, abierta, que vaya a las fronteras y acompañe pastoralmente la búsqueda, las luchas y los sufrimientos de la gente. El Papa quiere una Iglesia menos clerical y propone reformar las estructuras de una Iglesia imperial que ha ido debilitándose. Francisco repiensa a toda la pirámide eclesial: al pontífice, a la curia, a los sínodos, a las conferencias episcopales, al papel de los fieles y las responsabilidades que se le deben confiar a las mujeres. Quiere, en suma, una Iglesia más pastoral, participativa y sinodal.

 

Ajustar el reloj de la iglesia 

 

El Papa convocó a un innovador Sínodo sobre la Familia, con metodologías, consulta y formas de discusión novedosas. El Sínodo es una asamblea de obispos de las distintas regiones del mundo que se reúnen para deliberar un tema de interés global. A pesar de la intención de Francisco para reconocer la complejidad social y cultural de  las familias y sus diversas mutaciones en la sociedad moderna,  no logró grandes acuerdos entre los obispos que se recluyen en las concepciones tradicionalistas de la Iglesia. El Papa Francisco ha ido lejos:

 

Anulación del matrimonio

 

El Papa sorprendió al agilizar los trámites de anulación del matrimonio, introducido en el documento “Mitis Iudex Dominus Iesus”. Luego de tres siglos, modificó el proceso, que antes era costoso, tardado y prerrogativa casi exclusiva para sectores acomodados. Es una iniciativa para acelerar y simplificar el procedimiento. Es una de las reformas más esperadas por miles de feligreses en todo el mundo.

 

Perdón al aborto

 

Sólo durante el año Jubilar centrado en la Misericordia 2016, Francisco decretó el perdón a aquellas mujeres arrepentidas o que lleven una dura carga por haber abortado. Caso por caso, los sacerdotes confesores determinarán esta forma de indulto temporal. No se trata de modificar la postura de la Iglesia sobre el aborto.

papafrancisco3

El Papa sorprendió al agilizar los trámites de anulación del matrimonio. Foto:Reuters

 

Los homosexuales

 

Con su declaración “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”, eliminó la idea de que ser homosexual te impide ser católico. No hay ningún documento que estipule que por la preferencia sexual, raza o género puedas ser discriminado en la Iglesia. Si bien no dice nada nuevo, introduce una nueva actitud de humanista y cuestiona los estigmas con que se han conducido jerarquía y agrupaciones conservadoras.

 

La revolución de la misericordia, en marcha

 

Francisco no pretende cambiar ni subvertir reglas teológicas o dogmas doctrinales. Pide actitudes renovadas de la Iglesia, por ejemplo, mayor pastoralidad. Una Iglesia que no se obsesione con condenar las faltas morales de la sociedad y en cambio solidarizarse con una agenda social que tenga como principio la opción por los pobres, la justicia social y los derechos humanos. ¿Pero qué obstáculos y aliados tiene Francisco?

 

El Papa goza de prestigio y apoyo de grandes medios de comunicación internacionales que eran críticos de Benedicto XVI. Cuenta con la simpatía de sectores progresistas de la Iglesia, teólogos, intelectuales y grupos de mujeres que ven con agrado las reformas. Sin embargo, a Francisco se le percibe solitario y muy expuesto a los grupos conservadores enquistados en la curia que no están dispuestos a ceder para perder privilegios y poder. Lo llaman “el Papa argentino” para desacreditarlo, para remarcar una supuesta distancia cultural e ideológica. Del colegio de cardenales han surgido figuras antagónicas como Raymond Leo Burke y Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que lo han desafiado. Libros ofensivos como Francisco no es, que descalifica la legitimidad del último cónclave por supuestas faltas a procedimientos.

 

El Papa ha sufrido sabotajes y deslealtades. La filtración de un borrador final de su encíclica “Laudato Si” que alertó al lobbie petrolero; la filtración de documentos financieros confidenciales que revelan corrupción en la actual curia y rumores sobre que tiene un supuesto tumor cerebral. En suma, estos sectores de la curia quieren que el Papa reine pero no gobierne ni reforme la Iglesia.

 

Francisco no es un bolchevique de la fe. Ni un Che Guevara en la Revolución Cubana. Quizá la metáfora de revolucionario sea abusiva. Pero Bergoglio se ha atrevido a promover importantes cambios en la Iglesia milenaria y reacia a los cambios. Probablemente Francisco, cercano a los 80 años, ha despertado más expectativas que las que pueda cumplir, pero se le percibe empeño por las reformas. Quizá su mayor debilidad es que su revolución es de arriba hacia abajo y debe contar con el apoyo de las iglesias locales y los episcopados. Ese es uno de los grandes desafíos, poco observado, de su visita a México.

Aunque tocó algunas “llagas”, faltaron temas en agenda del Papa: Barranco. Con Denise Maerker

marzo 27, 2016

bbv-y-denise

Aunque tocó algunas “llagas”, faltaron temas en agenda del Papa: Barranco. Con Denise Maerker

18 de Febrero, 2016

Aunque hay gente satisfecha con la agenda del Papa Francisco en México, Bernardo Barranco apuntó que hubo temas como el Padre Marcial Maciel, el rol de la mujer y la familia que no fueron abordados por el jerarca, porque su reforma no abarca tanto.

Aunque reconoce que durante su visita a México el Papa Francisco habló sobre los indígenas, así como otras “llagas”, Bernardo Barranco, sociólogo experto en religión, considera que el Sumo Pontífice dejó pendiente el tema de mujeres o Marcial Maciel, por ejemplo.

Barranco señaló que, con todo y la complejidad, durante su visita, el Papa “tocó, de una u otra forma, las llagas no cicatrizadas de la sociedad mexicana”.

A decir del experto, el tema indígena, el de los migrantes y jóvenes “son llagas muy importantes (…) se puede ir mucha gente muy satisfecha con algunos planteamientos del Papa”. Sin embargo, no habló de temas como la pederastia, los Legionarios de Cristo o el Padre Marcial Maciel; el tema de las mujeres, lo que calificó como “los silencios del Papa”.

Su Santidad tampoco habló del tema del aborto o la reivindicación de libertades religiosas. “El Papa fue mesurado, se ubica al centro y en el centro ubica sus reformas; en ese sentido el Papa se puede ir, yo diría, satisfecho de su viaje”.

papa_trump_1023-624x337

Las posturas del Papa Francisco provocan la ira de Donal Trump

Denise Maerker señaló que el Sumo Pontífice habló de la pederastia ya en el avión, de regreso al Vaticano, donde dijo que cuando un Obispo cambia a un sacerdote de parroquia porque cometió actos de pederastia “es un inconsciente y lo mejor que puede hacer es presentar su renuncia. Es una monstruosidad porque un sacerdote está consagrado para llevar a un niño a Dios, y ahí se lo come en un sacrificio diabólico”.

Aunque en Ciudad Juárez el jerarca católico habló sobre los feminicidios en Ciudad Juárez, “las expectativas de las mujeres era que hablara más”, tanto en la vida social como en la Iglesia, pero el progresismo y la reforma de Francisco “no le dan para ir más allá en el tema de la mujer; lo mismo ocurrió con el tema de la familia.

Sobre la respuesta del Papa a Donald Trump, a quien dijo que “una persona que hace muros y no hace puentes, no es cristiano”, Bernardo Barranco señaló que esta declaración fue provocada por el propio magnate neoyorquino.

“La misa de ayer, con todo lo que tiene, también tuvo un impacto en Estados Unidos”, como parte de las diferentes interlocuciones que tuvo el Sumo Pontífice.

Francisco y la laicidad del Estado en México

marzo 27, 2016

maxresdefault

Francisco y la laicidad del Estado en México

 Bernardo Barranco

La clase política mexicana en verdad es patética. Se presenta toda perfumada a Palacio Nacional, recibe serios señalamientos del Papa, el mensaje resbala de inmediato y lo único que interesa a la mayoría es aproximarse al personaje, tomarse una foto, estrecharlo y estar cerca del líder religioso. Velasco, el gobernador de Chiapas, se inclina y le besa el anillo; la acción es calificada de imprudente, sobre todo cuando preside la entidad con mayor diversidad religiosa en el país. Esta actitud ha despertado críticas y preguntas sobre la vigencia del Estado laico. Máxime cuando el presidente Enrique Peña Nieto, en su mensaje protocolario ante el Papa, reitera el carácter laico del Estado: la importancia de tener un Estado laico, como lo es el Estado mexicano, que al velar por la libertad religiosa protege la diversidad y la dignidad humana. Sin embargo, al despedirse del pontífice con su pueblo expresa: En las calles, en los estadios que visitará, se encontrará con un pueblo generoso y hospitalario; con un pueblo orgullosamente guadalupano. Pueblo es una categoría tajante que abarca a todos. ¿Dónde quedan los más de 20 millones de mexicanos que no son guadalupanos? Estamos hablando de una población que abarca varios países centroamericanos juntos, al doble de las poblaciones de Paraguay y Uruguay juntos. ¿No son pueblo por el hecho de no ser guadalupanos? Más que criticar un desliz o una debilidad conceptual, el tema ameritaría una reflexión mayor. No se trata sólo de que los políticos y funcionarios públicos asistan a misa. Incluso transgrediendo lo establecido por la ley de asociaciones religiosas y culto público. Unos días previos a la visita, el diputado Zambrano Grijalva sugirió a las autoridades de los tres niveles de gobierno tener cuidado con cruzar los límites de la buena convivencia y la preservación del Estado laico, pues en el afán de estar a tono con la visita del jerarca católico podrían infringir la ley. Felizmente con

índice

Procuradora muy emocionada ante el Papa

sensatez, el papa Francisco declinó comparecer ante el Poder Legislativo, petición de un nutrido grupo de diputados y senadores. Todo ha sido en vano: la fiebre religiosa de los políticos es ya una epidemia altamente contagiosa.

Si bien después de la reforma al artículo 40 constitucional nadie cuestiona la laicidad del Estado, el problema es que cada quien la entiende de modo distinto. Unos, calificados por los católicos de laicistas, sostienen que las religiones y las acciones de las iglesias deben recluirse a la esfera de lo privado. La esfera pública es un espacio vedado para las instituciones, sólo corresponde a sus feligreses en calidad de ciudadanos intervenir en política y otras esferas. Por otro lado, los católicos y no pocos evangélicos sostienen una extraña noción de laicidad propositiva, fabricada por Benedicto XVI y promovida por Nicolás Sarkozy, ex presidente de la República Francesa, en la cual el Estado se muestra neutral y equidistante de las distintas religiones, pero tanto las iglesias como su feligresía intervienen en el espacio público con absoluta naturalidad, apelando al concepto de libertad religiosa.

VISITA-1.jpg

La clase política mexicana se desbordó en fervor religioso ante el Papa

Laicidad, laicismo y laical son conceptos cercanos que se han saturado hasta el desgaste; con el paso del tiempo, la laicidad requiere constantemente ser redefinida ante las nuevas circunstancias. Por ejemplo, en marzo de 2007 el papa Benedicto XVI advirtió que el laicismo era una amenaza a la libertad religiosa. El pontífice se ha pronunciado en diferentes ocasiones por una laicidad tolerante, opuesta al viejo laicismo liberal de tufo masónico que durante el siglo XIX y parte del XX se enfrentó radicalmente a toda forma de clericalismo. Los católicos reivindican la laicidad positiva de Ratzinger, pero son intolerantes a otras concepciones o las llaman anacrónicas y trasnochadas. Por ello es importante ser muy precisos para utilizar dicho concepto y evitar equívocos y distinguir las lecturas clericales de la laicidad como de las jacobinas. La laicidad es una dimensión propia del Estado moderno. El carácter del Estado laico como herramienta de convivencia y de paz social. El Estado que de verdad se reconoce laico no se arroga autoridad alguna sobre cuestiones religiosas, sino considera que el ámbito de su autoridad viene de su imparcialidad y respeto a todas las libertades. Por tanto, no se superpone ni a la religión ni a la moral, sino que se circunscribe a la política.

El problema de nuestra clase política es que asume dichos postulados en el discurso, pero en la práctica los traiciona. Cuando le conviene, en el espacio público se asume condescendiente y en sus mensajes privilegia a la Iglesia católica. No sólo honra sus personalidades, como el pontífice que nos visita, sino asume como propia la agenda de la jerarquía católica. Ahí están los hechos en torno a la repenalización del aborto en 18 entidades del país en 2009 o la reforma constitucional al artículo 24, por la que la Iglesia pretendía entrar a la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, en 2012, la cual se pretendía otorgar como un regalo o muestra de buena voluntad ante la visita en marzo del papa Benedicto XVI.

Durante esta visita, el Papa ha sido cuidadoso y no ha reivindicado cambios, ni ha reclamado mayor libertad religiosa; es más, no está provocando el carácter laico del Estado mexicano. Es la clase política del país.

Francisco: México tiene necesidad de hombres honestos

marzo 27, 2016

634432b1f104fcd3dd-160218_papa_5_gc-c

Francisco: México tiene necesidad de hombres honestos

Bernardo Barranco V

Milenio Estado de México, miércoles 17 de febrero de 2017

Desde su llegada a México, Francisco entró en las heridas y problemas del país, como la delincuencia y el tráfico de drogas. En el encuentro oficial en Palacio Nacional, el Papa lanzó un una dura crítica a la clase política mexicana. Conviene resaltar que Bergoglio no fue a los Pinos la casa del presidente sino a Palacio Nacional sede el Estado Mexicano. Ahí señaló. “un futuro lleno de esperanza se forja en un hecho actual de hombres y mujeres justos, honestos, capaces de empeñarse por el bien común, el” bien común “que en este siglo XXI no es muy popular,” Más adelante añade: “la experiencia nos muestra que cada vez que intente el camino del privilegio o beneficio para unos pocos a expensas del bien de todos, tarde o temprano, la vida social se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el tráfico de drogas, la exclusión de las diferentes culturas, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte, lo que causa sufrimiento y que impiden el desarrollo. ”  El Papa reformador reprochó con suavidad pero firmeza a la dirigencia secular del México contemporáneo que no está enfrentado a fondo su responsabilidad. Ante gobernadores, dirigentes partidarios, legisladores, miembros del gabinete francisco reprocha que no han sido firmes para enfrenar el flagelo del narcotráfico que un mal devorador, una metástasis en los tejidos de la sociedad. Ante los obispos, horas más tarde en catedral regresa al tema: “. “Por favor, no subestimar el desafío que la ética cívica y contra el tráfico de droga representa a toda la sociedad mexicana, incluyendo a la Iglesia… La magnitud del fenómeno, la complejidad de sus causas, la inmensidad de su extensión como una metástasis devoradora; la gravedad de la violencia que interrumpe y sus conexiones interrumpidas, no nos permiten, pastores de la Iglesia, para refugiarse en frases genéricas, sino que requieren un valor profético y un plan pastoral serio y cualificado

El Papa llama a la clase política y al alto clero afrontar el carcoma del narcotráfico que es el cáncer de la corrupción. Tanto en Palacio Nacional, catedral, San Cristóbal como en Morelia Francisco ha llamado enfrentar el narcotráfico. Es claro que su visión de nuestro país no ha distado de la “mexicanización” que equivale al México colombianizado. El Papa no va resolver nuestros problemas con sus palabras ni señalamientos. Pero una persona con su peso y credibilidad internacional si puede colocar nuestros temas bajo otra tónica. Y es que estamos empantanados como país, experimentamos un descrédito entre los actores que toman decisiones en este país. Su discurso esta gastado.  El Papa va a la raíz ética de muchos temas y encrucijadas, en el fondo su prédica se orienta a  buscar y enaltecer la dignidad de la persona. Esto puede ayudar de resituar desde nuevos lugares nuestros problemas y búsquedas de soluciones. ¿Tendrá la clase política la humildad y la serenidad para hacer caso?