Archive for 29 febrero 2012

Benedicto XVI no recibirá a las víctimas de Maciel

febrero 29, 2012
Benedicto XVI no recibirá a las víctimas de Maciel
Bernardo Barranco V.

Benedicto XVI en sus últimos viajes ha incluido espacios y se ha dado tiempo para consolar y encontrarse con víctimas de abuso sexual. Así lo hizo en su viaje a Estados Unidos y Australia (2008), Portugal y Malta (2010), Reino Unido y Alemania (2011). Imágenes que han dado la vuelta al mundo nos presentan al Papa consternado, avergonzado y cercano humanamente con las víctimas de la pederastia clerical. En Malta incluso se le ve llorando ante los testimonios y relatos de las personas víctimas de abuso por religiosos. Ahí el propio pontífice condenó los crímenes indescriptibles. Sin embargo, en la agenda de viaje a México, destaca la ausencia de dicho gesto con las víctimas de Marcial Maciel. Desconocemos si incorporará el tema en sus mensajes, pero llama la atención el vacío, máxime si el propio Marcial Maciel y los legionarios de Cristo son de origen mexicano. No sabemos si los propios ex legionarios estarían dispuestos al encuentro con el Papa porque estos actos se han venido desgastando y han sido utilizados más como espectáculos de contrición simbólica que efectivas medidas contra los abusos. Pero al fin y al cabo han sido gestos de reconciliación y perdón. Es notable y hasta cierto punto preocupante el abandono en su agenda de una cita que en el papel lucía obligada. ¿Es una señal u omisión imperdonable? Es un agravio que se suma al desprecio que durante décadas sufrieron las denuncias de ex legionarios por parte de la burocracia de la Iglesia y la complicidad de poderes fácticos como empresarios y políticos mexicanos, así como muchos medios de comunicación. Es cierto que en su último viaje a Alemania, en 2011, dicha fórmula del encuentro mediático mostró sus límites. La Red de Víctimas por la Violencia Sexual en Alemania tachó de hipócrita la reunión que el pontífice mantuvo con dos mujeres y tres hombres, todos ex alumnos de instituciones educativas católicas.

Podríamos suponer que la gravitación de los legionarios es aún tan fuerte en nuestro país como para obstaculizar dicho encuentro, que pondría nuevamente en evidencia la red de complicidades y encubrimientos que arroparon al depredador Maciel. El tema, sin duda, es incómodo para la Iglesia, ya que de manera incomprensible no se ha pronunciado hasta ahora de manera pública y colegiada sobre los escándalos del fundador de la legión. Pareciera que Benedicto XVI guarda el mismo silencio que el propio Episcopado mexicano ha mantenido a lo largo de todo este torbellino de revelaciones e impunidades que Maciel gozó en vida. Qué incómodo reabrir la memoria que dé cuenta de que las patologías de Maciel reflejan también las patologías de la propia Iglesia católica. Silencio cómplice, el aquí no pasa nada, como si Maciel, los legionarios y las víctimas fueran de un lejano país o de otro planeta. Salvo solitarios pronunciamientos de monseñor Abelardo Alvarado, obispo auxiliar emérito de la arquidiócesis de México, y algunas declaraciones banqueteras, los obispos mexicanos le deben a su feligresía y a la sociedad un pronunciamiento público amplio, extenso y detallado en torno a Maciel. Y un deslinde de responsabilidades, así como el cuestionable comportamiento y posicionamientos de algunos de sus miembros, como el vulgar Onésimo Cepeda y el arropo cómplice del cardenal Norberto Rivera.

Resulta discordante la postura reciente del nuncio en México, Christophe Pierre, quien destacó el esfuerzo del Vaticano para luchar contra la pederastia cometida por sacerdotes dentro de la Iglesia católica y pidió actuar con firmeza con el fin de proteger a la niñez. De manera explícita afirmó: si hay personas dentro de la Iglesia que se comportan de forma contraria a las enseñanzas de Cristo, yo pienso que hay que intervenir con mucha firmeza(Notimex, 26/2/12). Insisto: resulta incomprensible que por un lado la Iglesia exalta su rechazo a la pederastia, organiza coloquios en Roma y se exclaman consignas de condena, mientras la comitiva vaticana desecha un encuentro ineludible, y sea tan insensible como para dejar de lado a las víctimas de Maciel, que han desplegado por más de veinte años una denuncia heroica. Los ex legionarios, encabezados por José Barba, soportaron la indiferencia burocrática de Roma, la incomprensión y amenazas de los poderes fácticos; la hostilidad de de algunos prelados y aquellos periodistas que se atrevieron sacar a la luz pública sus demandas y testimonios sufrieron represalias de todos conocidas.

Si el Papa ha entrado en contacto con las víctimas de abuso clerical en muchos otros países, ¿por qué en México no? Hay otra hipótesis que se orienta a la grave crisis interna que padece la Legión de Cristo. No hay que olvidar que la restructuración de la orden religiosa está en manos del propio pontífice; ha sido cuestionada por su tibieza y lentitud, porque persisten, según sus detractores internos, prácticas de mentiras y de manipulación. La actuación del cardenal Velasio de Paolis, delegado pontificio para la Legión de Cristo, ha sido cuestionada y puesta bajo sospecha dado el exasperante tono gradualista que ha propiciado un constante abandono de aquellos legionarios que esperan una renovación más decidida y profunda. De Paolis parece instalado en una zona de confort que lo ha llevado a enfrentarse con aquellos sectores de legionarios más aperturistas y renovadores. En los últimos dos años oficialmente ceca de 59 sacerdotes han abandonado la legión, aunque se habla de más de 100. Igualmente, de las consagradas delRegnum Christi, 156 han caudado baja e incluso han conformado una nueva congregación femenina llamada Totus Tuus, bajo el protectorado del episcopado chileno.

Sin embargo cualquier hipótesis no justifica la falta de atención del Papa a la noble y notable lucha de las víctimas de Marcial Maciel.

La Jornada, 29 de febrero de 2012

 

El Calderón de Julio Scherer

febrero 24, 2012

Bernardo Barranco

2012-02-23 • ACENTOS

Hace pocos días la editorial Grijalbo lanzó al mercado de libros, un texto titulado “Calderón de Cuerpo entero” del maestro Julio Scherer García. Toda una leyenda en el periodismo mexicano que ha marcado la vida del mejor Excélsior, en circunstancias de autoritarismo gubernamental y fundador de la revista política Proceso.

El libro se lee en una sentada por el estilo ágil de redacción y porque es un texto compacto, poco más de cien páginas. De entrada, la trama de denuncia es sugerente: un recibo de transferencia bancaria de casi 12 millones de pesos, abril de 2006, a la empresa Hildebrando propiedad de uno de los cuñados de Felipe Calderón y diversos apoyos ilícitos a supuestos emprendimientos otorgados por la Secretaría de la Reforma Agraria.

Este trasfondo, es el pretexto para que Scherer indague y nos proponga un perfil o un retrato del Presidente de la República. El libro permite asomarnos a eventos políticos desde la intimidad de los entornos del poder.

El volumen aborda el temperamento explosivo de Calderón; el mal trato a sus colaboradores, su obsesión por el poder, su anti priismo genético e historias de intrigas,corrupción y traiciones al interior del Partido Acción Nacional.

De manera tangencial se aborda el supuesto alcoholismo de Calderón con relatos e imágenes de testigos cercanos al círculo de Felipe Calderón pero ninguna de ellas son piezas contundentes.

El ochenta por ciento de la información proviene de largos tramos de entrevista, realizada en diferentes momentos entre Scherer y Manuel Espino. Como usted recordará Manuel de Jesús Espino Barrientos, duranguense de 52 años, fue presidente de Acción Nacional de 2005 a 2007 y presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América; recién en 2010 fue expulsado del PAN. Espino se queja en la entrevista de los crecientes desencuentros y discordancias con Felipe Calderón Hinojosa que le llevan a la pérdida de confianza e inevitable confrontación política.

Debo reconocer que la obra de Scherer me deja insatisfecho no por el tema ni por los diferentes retratos del personaje examinado sino que descansa en revelaciones de actores que terminaron siendo antagónicos de Calderón, es decir personajes muy lacerados.

Sin duda, Julio Scherer nos muestra un personaje con lados oscuros y un temperamento retorcido que no dialoga ni escucha. Sin embargo nunca aparece la palabra “Yunque”, es decir que el testimonio de Manuel Espino, que ocupa la mayor parte del texto, no es sólo la animadversión de una persona dolida y hasta agraviada, sino también el choque de proyectos políticos e ideológicos que no aparecen en el texto.

Déjenme ser más claro, la confrontación entre Felipe Calderón y Manuel Espino, no es un encontronazo solamente de personalidades como Espino lo quiere mostrar sino de concepción de la realidad y de proyectos políticos.

Sabemos muy bien que Manuel Espino es representante de la ultraderecha católica más rancia y radical que desde hace años ha venido ganando terreno en México bajo el cobijo de las dos últimas administraciones.
No quiero reivindicar al presidente Felipe Calderón Hinojosa, nos ha mostrado no estar muy lejos; sin embargo, extrañé la contextualización de rigor de Manuel Espino en el trabajo de don Julio. Termino citando el colofón del maestro Scherer: “La política del presidente Calderón lo ha llevado por caminos peligrosos. Ante la historia es ya un hombre en entredicho”.

Milenio Estado de México, Jueves 23 de febrero de 2012

La tibieza de autoridades favorece que la Iglesia reincida en violar la ley: expertos

febrero 17, 2012

El pronunciamiento de católicos viola la Constitución, el Cofipe y otras leyes, coinciden

Ariane Díaz y Emir Olivares
Periódico La Jornada
Jueves 16 de febrero de 2012, p. 18

El llamado de la Iglesia católica a votar por alternativas políticas que promuevan el modelo tradicional de familia y respeten el derecho a la vida desde la concepción hasta su fin natural vulnera los artículos 24 y 130 de la Constitución, el 353 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) y el 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, señalaron especialistas en derecho y asuntos religiosos.

Apuntaron que se trata de una conducta reiterada ante la cual las autoridades correspondientes han sido tibias y omisas y exigieron una sanción a los ministros de culto que incurran en estas faltas.

César Astudillo, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, explicó que el artículo 353 del Cofipe señala que en lugares de culto y públicos o a través de medios de comunicación, los ministros religiosos no pueden inducir a la abstención o a votar por un partido o candidato.

El llamado de la Iglesia católica no fue un discurso pronunciado en un templo, sino que se trata de “un documento bien preparado y pensado para tener una amplia difusión entre los seguidores de una determinada religión. En ese sentido puede preverse que existe toda la intencionalidad de inducir a no votar por un determinado partido político.

Los ministros de culto tienen libertad de expresión, pero en el contexto democrático de nuestro país ese derecho es acotado y no puede ser como el del resto de los ciudadanos, pues su opinión (de los jerarcas católicos) tiene más peso que la de cualquier ciudadano.

Indicó que también hay una violación constitucional, debido a que el precepto vulnerado del Cofipe tiene gran parte de su base en los artículos 24 y 130 de la Constitución. Existe libertad para que cada persona profese la creencia que le parezca mejor. Lo que la legislación no permite es que los asuntos de la fe interfieran en los públicos.

Bernardo Barranco, especialista en temas religiosos, detalló que el exhorto de Rivera Carrera es una violación implícita a dichas leyes porque trata de inducir el voto. No dijeron directamente estar contra candidatos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero plantearon tal conjunto de criterios que excluyeron a aquellos partidos o candidatos que puedan tener propuestas en torno al aborto, la eutanasia y nuevos modelos de pareja.

Llamó al Instituto Federal Electoral (IFE) y la Secretaría de Gobernación a aplicar la ley con firmeza para romper el círculo vicioso –generado por la intervención de la Iglesia católica en temas políticos– parece una película ya vista: en el que hay una provocación; reacción mediática, política y académica, y como acto final está  autoproclamación de Rivera Carrera como mártir de la fe, perseguido por sus convicciones religiosas.

Toca a los partidos que se sientan agredidos presentar una denuncia, en tanto que a las autoridades ejercer su responsabilidad ante este tipo de acciones. La omisión y tibieza con que éstas se han conducido ante llamados similares de la jerarquía católica ha dado pie a que la Iglesia dé rienda suelta a (la expresión de) sus posturas.

Gabriela Juárez, presidenta del Observatorio Eclesial, consideró que la Iglesia oficial está en su derecho de promover ciertos valores pero no en un periodo electoral. Sí, hay una manipulación partidista y no todos los católicos estamos de acuerdo con su postura; muchos estamos en favor del derecho de la mujer a decidir y a la libertad sexual.

Por su parte, Lourdes Enríquez, asesora jurídica del Programa Universitario de Estudios de Género de la UNAM, señaló que el llamado del cardenal Rivera es una ilegalidad que atenta contra la Constitución y el Cofipe.

La Jornada, Jueves 16 de febrero de 2012

Conspiraciones palaciegas contra Benedicto XVI

febrero 16, 2012

Conspiraciones palaciegas contra Benedicto XVI

Bernardo Barranco V.

A unas cuantas semanas de que Benedicto XVI llegue a México, el Vaticano es sacudido por nuevos escándalos que ponen en evidencia un proceso de descomposición en la curia romana. Hay fuga de información y en las últimas semanas se han dado a conocer textos que ponen en evidencia corrupción, malos manejos en el IOR (banco vaticano) y un supuesto complot para asesinar al mismo Papa. Un documento publicado la semana pasada por el periódico italiano Il Fatto Quotidiano, recoge el contenido de estas conjeturas. Habría sido entregado por el cardenal colombiano Darío Castrillón al propio Benedicto XVI en noviembre pasado, sellado comoestrictamente confidencial, escrito en alemán, revela un complot que le otorga sólo 12 meses de vida al actual pontífice. Esta inquietante revelación fue expresada por el cardenal Paolo Romeo en una reunión privada con empresarios italianos en China; el caso está dando la vuelta al mundo mediante las agencias y ha sido descalificado de manera rotunda por el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, quien declaró que era unacosa totalmente fuera de la realidad que no merece ser tenida en consideración. Después el mismo Lombardi reconoció lamentables filtraciones.

Independientemente de la veracidad, la nota desnuda el clima de tensión y de las cada vez más notorias divisiones entre la alta curia romana. A sus 85 años, el Papa tiene una salud frágil: presión alta, diabetes y un corazón débil. El Papa anciano ha delegado por completo el gobierno interno de la Iglesia en su secretario de Estado, el cardenal Tarciso Bertone, quien ha ganado enemigos, especialmente con la vieja guardia de la curia wojtyliana. Hay resentimientos, no sólo por la pérdida de privilegios, sino porque quedó vulnerable a raíz de la crisis de pederastia, en la que el propio Benedicto XVI ha puesto en evidencia los comportamientos dudosos de altos funcionarios que acompañaron el pontificado de Juan Pablo II. Las revelaciones de Paolo Romeo, arzobispo de Palermo sede de la mafia y ex presidente de la conferencia episcopal italiana, evidenció fuertes pugnas entre diversos bandos en Roma. Por un lado, como decíamos, la lucha de poder entre el actual Tarcisio Bertone y la vieja guardia curial de Juan Pablo II encabezada por Angelo Sodano, y por otro, grandes fisuras entre el propio Bertone y Benedicto XVI. La relación al parecer se ha venido erosionando desde 2010 por el manejo titubeante de las diversas crisis que han flagelado el pontificado. Romeo sostiene que Benedicto XVI ya trabaja en la sucesión pontifical, perfilando su sucesor en otro discípulo, el recién nombrado arzobispo de Milán: el cardenal Angelo Scola.

Las teorías de la conspiración se quedan cortas. Todo esto parece seguir los argumentos fílmicos de conjuras palaciegas al estilo Al estilo . La realidad parece más fantástica que la imaginación, baste recordar el trágico episodio del Banco Ambrossiano, a inicios de los ochenta, los diversos asesinados vinculados a actores vinculados que incluyen la sospechosa muerte de Juan Pablo I, en 1978.

Poco antes de la filtración sobre el supuesto complot para asesinar a Benedicto XVI, han circulado acusaciones concretas de malversación de recursos y de privilegios entre miembros de la alta curia vaticana. Probablemente por primera vez en la historia de la Iglesia se tiene conocimiento público de la imputación de un arzobispo que denuncia la corrupción en el Vaticano. Un alto funcionario había sido transferido contra su voluntad tras quejarse sobre irregularidades en el otorgamiento de contratos, que han sido expuestas directamente al papa Benedicto XVI. El denunciante, arzobispo Carlo María Viganó, es el actual nuncio de la Santa Sede en Washington y ex secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano. Precisa en una carta que se hizo pública, la corrupción y mala gestión en la administración vaticana, así como las corruptelas y privilegios que había visto tras asumir el cargo de secretario general del Governatorato en julio de 2009. La confidencia fue revelada en el programa Gli intoccabili(Los intocables), del canal de televisión privado La7. Santo Padre, mi transferencia justo ahora provocaría mucha desorientación y desaliento en aquellos que han creído que era posible limpiar tantas situaciones de corrupción y abuso de poder que han estado enraizadas en la administración de tantos departamentos, escribió Viganó al Papa el 27 de marzo de 2011.

Los desórdenes financieros del Vaticano no son nuevos. Recordemos que en septiembre de 2010, la fiscalía de Roma ordenó a la policía financiera italiana incautar 23 millones de euros depositados en el Instituto para las Obras Religiosas (IOR), la banca del Vaticano, por supuesto delito contra las normativas europeas del lavado de dinero.

Jason Berry, periodista estadunidense, efectuó una ambiciosa investigación sobre el manejo de las finanzas en el Vaticano, llegando a la misma conclusión: opacidad y corrupción. En torno a los escándalos de abuso sexual, en especial en las diócesis católicas de Boston, Cleveland y Los Ángeles, el autor rastrea la utilización de recursos financieros para la indemnización de las víctimas. El hecho permite a Berry en su libro Render unto Rome, 2011, descubrir los mecanismos, la riqueza y la manera en que se administran los recursos en la Iglesia católica. Devela altos niveles de corrupción, especialmente en las encumbradas esferas de la curia romana. El libro de Barry destaca, con detalles revelados por la FBI, los fraudulentos negocios del sobrino de Angelo Sodano, secretario de Estado y número dos Juan Pablo II. Su fraude consistió en comprar propiedades de la Iglesia por debajo del valor de mercado y desarrollar lucrativas reventas. Los contratos de adquisición de por lo menos más de 100 millones de dólares propiedad de la Iglesia en tres ciudades de Estados Unidos.

El Papa está acompañado por su soledad. Estamos ante los síntomas de un fin de reinado. Resuenan con nuevos sentidos las expresiones del mismo Benedicto XVI cuando reprochaba en la Semana Santa de 2005 cuánta miseria y escoria hay en la Iglesia y las repetidas ocasiones en que ha afirmado que los enemigos más peligrosos de la Iglesia no están afuera, sino adentro. Estas afirmaciones en este contexto adquieren nuevas significaciones.

La Jornada, Miércoles 15 de febrero de 2012

 

Los pecados electorales del cardenal Rivera

febrero 16, 2012

Los pecados electorales del cardenal Rivera

Posteando

Bernardo Barranco

  • Milenio Estado de México, 2012-02-16•Acentos

El cardenal Norberto Rivera Carrera nuevamente al filo de la navaja. El pasado martes 14 de febrero, dio a conocer sus Orientaciones Pastorales sobre el voto responsable de los fieles católicos.

En el texto se exhorta: “la responsabilidad de los fieles laicos de participar en la construcción de la vida democrática del país, mediante la emisión de su voto en las elecciones de julio de 2012. El voto de los fieles cristianos debe asumir una responsabilidad moral, es decir, tiene que ser consecuente con los dictados de su conciencia y de su fe”. El documento emite nueve propuestas para que los files en conciencia tomen en cuenta. Entre ellas la “defensa de la vida”, la “preservación de la familia”, el rechazo a las parejas homosexuales y que acepten la “Libertad religiosa”, así como otras recomendaciones en términos de justicia social, corrupción, ecología y educación.

Evidentemente todo aquel candidato o partido que esté a favor del aborto, de las parejas gays, eutanasia y que cuestionen las reformas al artículo 24 constitucional estarán fuera de las preferencias electorales, según los dictados de la arquidiócesis comandada por el cardenal Rivera Carrera.

Para muchos, el documento tiene una etiqueta anti-PRD y confirma la postura de confrontación que la arquidiócesis ha tenido contra el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubón en el Distrito Federal.

No es un fenómeno ni nuevo ni inédito. Recordemos a Ernesto Corripio Ahumada, en 1979, en un documento pidió no votar por el Partido Comunista porque era pecado.  Desde 2003 hay demandas de los partidos políticos; México Posible de Patricia Mercado Castro se inconformó contra el obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, quien emitió una instrucción pastoral en la que llamó a la población católica a no votar por un partido que promueva “el aborto” y “las uniones homosexuales”.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) hizo lo mismo en las elecciones de gobernador en Morelos, en 2006, contra el obispo de Cuernavaca Florencio Olvera Ochoa quien firmó la edición de su Decálogo de Pecados Electorales.

El caso más reciente lo tenemos en querellas jurídicas contra Hugo Valdemar Romero, vocero del cardenal en la Arquidiócesis Primada de México, quien llamó a no votar por el PDR y que en abril de 2011, Gobernación solamente le apercibió por haber violado la normatividad lectoral.

El artículo 130 de la Constitución mexicana prohíbe a la Iglesia de hacer política. El artículo 353 del Código Federal de Instituciones y Procesos Electorales (Cofipe) indica que constituye infracción a las asociaciones religiosas: “La inducción a la abstención, a votar por un candidato o partido político, o a no hacerlo por cualquiera de ellos”. En el mismo tenor versa el artículo 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Si es clara la ley ¿por qué recurrentemente la jerarquía provoca, irrumpiendo en el escenario electoral?. Hay un circulo vicioso si las autoridades no ejercen el respeto a la normatividad. No se atreven y cuando aplican sanciones éstas se limitan a llamada de atención. Por ello, tenemos periódicamente la politización de la agenda moral de la Iglesia que sólo no se conforma en imponerla a la sociedad sino utilizarla como criterio electoral.

Estos decálogos de pecados electorales no solamente tocan al PDR. Si es verdad todo lo que ha documentado Alberto Tavira en el libro “Las mujeres de Enrique Peña Nieto”, éste sería rechazado por la Iglesia, ¿Será?.Por lo menos el 30% de los obispos mexicanos ven con mucha simpatía al candidato mexiquense ¿Habrá congruencia o chantaje?

http://impreso.milenio.com/node/9113386


Complot para asesinar al Papa Benedicto XVI

febrero 16, 2012

Complot para asesinar al Papa Benedicto XVI

Complot, opacidad y ambiciones desatadas en la Curia romana

Bernardo Barranco V

 

A unas cuantas semanas de que Benedicto XVI llegue a México, un nuevo escándalo ha estremecido las estructuras de la Santa Sede, al revelarse un posible complot en contra de la vida del Papa Benedicto XVI. Las  aseveraciones inquietantes provienen del Cardenal Paolo Romeo, en reunión privada en China,  quien  habría  revelado que el Papa podría ser asesinado en el transcurso del 2012. Un documento publicado  por el periódico italiano “Il Fatto Quotidiano”, recoge el contenido de estas conjeturas,  habría sido entregado  por Darío Castrillón al propio Benedicto XVI en noviembre pasado, sellado como “Estrictamente confidencial”, y escrito en alemán. El caso está dando la vuelta al mundo a través de las agencias y ha sido descalificado de manera rotunda por el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, quien declaró que era una “cosa totalmente fuera de la realidad que no merece ser tenida en consideración. Me parece increíble y no voy a hacer ningún comentario”.

Cardenal Romeo Sepe

Independientemente de la veracidad, la nota desnuda el clima de tensión y de las cada vez más notorias divisiones entre la alta curia romana ante un papa anciano y débil. Paolo Romeo,  arzobispo de Palermo y ex presidente de la conferencia episcopal italiana, evidenció fuertes pugnas entre diversos bandos en Roma. Por un lado, lucha de poder entre el actual Secretario de Estado Tarciso Bertone y la vieja guardia curial de Juan Pablo II encabezada por Angelo Sodano, y por otro, grandes fisuras entre el propio Bertone y Benedicto XVI. La relación se ha erosionado desde el 2010 por el manejo titubeante de las diversas crisis que han flagelado  el pontificado. Romeo sostiene que Benedicto XVI ya trabaja en la sucesión pontifical, perfilando su sucesor en otro discípulo, el recién nombrado arzobispo de Milán: el cardenal Angelo Scola.

 

Beatísimo Santo Padre: existe mucha corrupción en el Vaticano

En las últimas semanas han circulado acusaciones concretas de malversación de recursos y de privilegios entre miembros de la alta curia vaticana. Probablemente por primera vez, en la historia de la Iglesia, se tiene conocimiento público de la imputación de un arzobispo  que denuncia la corrupción en el Vaticano. A partir de una investigación de la televisión italiana se muestra que un alto funcionario había sido transferido contra su voluntad tras quejarse sobre irregularidades en el otorgamiento de contratos, además   tales acusaciones han sido expuestas directamente al Papa Benedicto XVI. No es cualquier obispo, es el actual nuncio de la Santa Sede en Washington y ex secretario general   del Governatorato de la Ciudad del Vaticano -el gobierno que gestiona el Estado-, se trata del arzobispo Carlo María Viganó, quien notificó en una carta a Benedicto XVI la “corrupción y
mala gestión” en la administración vaticana así como “las corruptelas y privilegios” que había visto tras asumir el cargo de secretario general del Governatorato en julio de 2009.  En una segunda carta, dirigida al Secretario de Estado Tarsicio Bertone, monseñor Viganó denunció una campaña de difamación en su contra a la que dijo que se prestó el diario Il Giornale, propiedad del ex primer ministro, Silvio Berlusconi, que publicó algunos artículos en los que criticaba su gestión  al frente del Governatorato. El contenido de las cartas y la denuncia, fueron reveladas por el programa ‘Gli Intoccabili’(Los intocables), del canal de televisión privado La7. “Santo Padre, mi transferencia justo ahora provocaría mucha desorientación y desaliento en aquellos que han creído que era posible limpiar tantas situaciones de corrupción y abuso de poder que han estado enraizadas en la administración

Carlo María Viganò, nuncio en Washington

de dantos departamentos”, escribió Vigano al Papa el 27 de marzo del 2011. El 22 de marzo, el secretario de Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, informó a Vigano que sería transferido,  pese a que debía durar hasta el 2014. En otra carta fechada el 4 de abril del 2011, Vigano afirmó haber descubierto que la administración de algunas inversiones del Vaticano había sido confiada a dos fondos manejados por un comité de banqueros italianos “que velaban por sus propios intereses más que por los nuestros”. Ante la emisión televisiva, la Santa Sede reacciona con ira y hasta amenaza  demandar. El portavoz Federico Lombardi en un comunicado,  habla de acciones legales “para garantizar la integridad de las personas decentes de reconocida experiencia, sirviendo con lealtad a la Iglesia, al Papa y al bien común.” La transmisión periodista, acusa el texto, “es  parcial y trivial, destacando claramente los aspectos negativos”, con fin de presentar “hasta el  punto que se exaltan  las luchas, divisiones y conflictos de intereses.” Con notable atraso, el pasado sábado 4 de febrero, reacciona el propio  Governatorato, la institución que dirige el pequeño estado, con  un escrito en el que le reprochan  de “valoraciones erróneas o basadas en temores no apoyados por pruebas o desmentidos por las personalidades invocadas como testigos”. Además le increpan haber dado la imagen de un organismo “poco de fiar a merced de fuerzas oscuras”. Las dos cartas de Carlo María Viganò “son cuestiones de juicio erróneo, o sobre la base de preocupaciones no justificadas, sin embargo,  a reconocer la integridad y  los méritos  Viganò.

 

“Cuando el río suena es porque piedras trae”

Los desórdenes financieros de Vaticano no son nuevos. Recordemos que en septiembre del 2010, la fiscalía de Roma ordenó  a la policía financiera italiana incautar  23 millones de euros depositados en el Instituto para las Obras Religiosas (IOR), la banca del Vaticano, por supuesto delito contra las normativas europeas del lavado de dinero al no haber comunicado a las autoridades italianas los nombres de clientes que ingresaron. Ante el asombro y la perplejidad del Papa, Ettore Gotti Tedeschi, el respetable director general del IOR, fue puesto bajo la lupa de la fiscalía italiana. Otro caso sonado, junio de 2010, fue del arzobispo de Nápoles, cardenal Crescenzio Sepe, acusado de corrupción agravada por la Fiscalía de Perugia que investiga la red de prebendas y favores a cambio de contratos de grandes.  Sepe era prefecto de la Congregación Propaganda Fide y se le imputó haber vendido en 2005, inmuebles por un valor de 4.1 millones de euros cuando su valor real superaba  los 11 millones.

Jason Berry, autor del famoso libro “Los votos del silencio”, realizó una ambiciosa investigación sobre el manejo de las finanzas en el Vaticano, llegando a la misma conclusión : opacidad y corrupción. En torno a los escándalos de abuso sexual en especial las diócesis católicas de Boston, Cleveland y Los Ángeles, el autor, rastrea la utilización de recursos financieros para la indemnización de las víctimas. El hecho, permite a Berry  en su libro “Render unto Rome” 2011,  descubrir los mecanismos, la riqueza y la manera cómo se administran los recursos  al interior de la Iglesia católica. El describe  el funcionamiento legal y financiero de las financias de la Iglesia, pone de manifiesto la penumbra y poca claridad de la jerarquía católica para el manejo del dinero, en especial de los donativos.   Devela altos niveles de corrupción especialmente en las altas esferas de la curia romana.

Andrea Sodano, sobrino que lucró con inmuebles de la Iglesia

El libro relata en particular la actuación corrosiva de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, quién además de ser un excepcional recaudador de fondos fue un gran corruptor de la curia para convertirla en su cómplice y principal encubridora. En especial, el libro de Barry destaca con detalles revelados por el FBI en los fraudulentos negocios del sobrino de Angelo Sodano, Secretario de Estado y número dos del Vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II. Andrea Sodano, consultor y luego vicepresidente del Grupo Follier que operó en EUA ante la crisis de la Iglesia; su fraude consistió  en comprar propiedades de la Iglesia por debajo del valor de mercado y desarrollar lucrativas reventas. Los contratos de adquisición de por lo menos, más de 100 millones de dólares propiedad de la iglesia en tres ciudades de los EE.UU.

Complot+ opacidad+ dinero+ Vaticano= nuevo escándalo

Esta semana, mientras la Iglesia  trata de cicatrizar las heridas de la pederastia con el Simposio sobre el tema en la Universidad Gregoriana, ha surgido un nuevo escándalo sobre la corrupción financiera, luchas palaciegas y supuestos complots entre los miembros de la Curia del Vaticano.   Hay signos de descomposición en el timón de Roma. Un papa débil y envejecido por un lado; corrientes que luchan con ambición por el poder, privilegios y proyectos eclesiales ante un probable y cercano cónclave. La opinión pública italiana, frente a los ajustes y cinturones apretados reprocha también la falta de contribución de la Iglesia al estar exenta de los pagos de impuestos. Especialmente sobre la renta, recordemos  que la Santa Sede es propietaria del cerca del 30% de bienes inmobiliarios en la vieja Roma. También pesa la sombra y  la pesadilla del Banco ambrosiano; de los múltiples asesinatos y enigmáticas muertes de actores  de aquel desfalco con vínculos con la mafia, como la de Roberto Calvi en 1982 y que alcanzan la misteriosa muerte del propio Papa Juan Pablo I en 1978.

Resuena con otra lógica, las expresiones del mismo Benedicto XVI cuando reprochaba en la semana Santa de 2005 “cuanta miseria y escoria hay en la Iglesia” y las repetidas ocasiones en  que ha afirmado que los enemigos más peligrosos de la Iglesia no están afuera sino adentro. Estas afirmaciones en este contexto adquieren nuevas significaciones.

La sombra política de El Yunque

febrero 9, 2012

POSTEANDO

Bernardo Barranco

2012-02-09 • ACENTOS

Además del triunfo de Josefina Vázquez Mota a la candidatura por la Presidencia de la República, las elecciones internas del Partido Acción Nacional (PAN) arrojaron candidatos vinculados a la organización secreta denominada El Yunque. En Guanajuato destaca el triunfo a la candidatura a gobernador de Miguel Márquez, ex seminarista y en Jalisco Fernando Guzmán, personaje cercano al cardenal Juan Sandoval Íñiguez.

El tema es sumamente delicado pero tampoco es nuevo pues hace más de treinta años lo había denunciado con particular relevancia Manuel Buendía en su libro “La Ultraderecha en México”. Sin embargo, no ha merecido un tratamiento exhaustivo tanto por la academia como por los principales analistas del país ni tampoco de los medios.

El Yunque hoy, es una leyenda negra y un secreto a voces sobre la existencia de una ultraderecha católica enquistada en estos doce años de administración panista tanto al interior de las estructuras de poder gubernamental como al interior del propio partido.

“El que obedece no se equivoca”, uno de los lemas de una organización de corte autoritario y paramilitar cuyos fines, siguiendo las investigaciones del periodista Álvaro Delgado, es defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de del mal para instaurar el reino de Dios en la tierra mediante la infiltración de todos sus miembros en las más altas esferas del poder político.

En suma El Yunque es fanático en lo religioso y ultrarreaccionario en lo político.

Hay que recordar que Luis Calderón Vega, padre del presidente Felipe Calderón Hinojosa, renunció al PAN en 1981, entre otras razones, por la creciente infiltración de dicha secta en las filas azules. El propio Felipe lo combatió al inicio de su mandato, marginando la corriente encabezada por Manuel Espino, pero con el paso del tiempo ha cohabitado y hasta cogobernado con grupos y personajes señalados como destacados militantes de dicha organización.

Podríamos sentenciar que Felipe Calderón ha estado atrapado, durante su mandato, entre dos sectas. El Yunque multicitado y Casa sobre la Roca un grupo evangélico Neopentecostal, ambas con desmedidas ambiciones políticas.

En su libro, “Los secretos del Yunque”, Luis Paredes, notable militante yunquista, nos habla de la vigorosa expansión a Colombia, Chile, Puerto Rico y, particularmente, España. Hace unos días otro ex miembro en Madrid, declara que para la Iglesia española El Yunque es una bomba de tiempo.

Hasta la derecha española le teme; el dossier, elaborado por Fernando López Luengos, vicepresidente de Educación y Persona, una de las asociaciones de cristianos laicos más activas en las movilizaciones contra la ley del aborto, asegura que El Yunque se ha infiltrado en el PP, la Iglesia, Ong’s católicas como Intereconomía, Hazte Oír y Profesionales por la Ética.

Bajo el título de “Análisis del asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión de El Yunque”, el informe pone al descubierto los objetivos que persigue la secta integrista: “La ocupación de parcelas de poder político y de influencia mediática cada vez mayores” y la creación de “redes de captación de jóvenes y adolescentes para su organización”.

El asunto no es para la colección de anécdotas. Sobre todo cuando miembros del equipo de asesores de la propia Josefina Vázquez Mota se le vinculan a dicha organización teocrática.

Milenio Estado de México, jueves 9 de febrero de 2012

Buscan en Vaticano castigo pederastia ante leyes civiles

febrero 9, 2012

Buscan en Vaticano castigo pederastia ante leyes civiles

Radio Fórmula

9 de Febrero, 2012

El experto Bernardo Barranco, calificó como positivo que en El Vaticano se celebre un simposio sobre la pederastia de sacerdotes. Pero consideró, no se percibe una sensibilidad real. Cuestiona que el Papa, no tenga previsto visitar a víctimas de Maciel en México.

Bernardo Barranco, director del Centro de Estudios Religiosos de México, calificó como positivo que en El Vaticano, en la Universidad Gregoriana, se esté celebrando un simposio con el tema de la pederastia de sacerdotes “porque estábamos acostumbrados a escuchar sobre todo posicionamientos por parte del alto clero del Vaticano, es decir, el Papa sacando la cara, pidiendo perdón, reuniéndose con las víctimas… y no se sabía hasta dónde esto había permeado la estructura de la Iglesia y ahora se tiene la oportunidad de ver diferentes actores”. El fenómeno es profundo y alarmante en la Iglesia quien reconoce que erogado más de 2 mil  millones de dólares y tan solo en esta década la Iglesia ha registrado cerca de 4000 denuncias.

En el programa “Fórmula Detrás de la Noticia”, destacó que una de las conclusiones que está llegando al simposio es que no necesariamente los homosexuales son los violadores, sino al contrario, son los que menos se meten con los niños.

“Los datos empíricos plantean que son bisexuales o heterosexuales la mayoría en términos numéricos, pero en realidad es gente que está enferma, que trae una sexualidad torcida… esos son los abusadores”.

Asimismo, refirió que hay un manual que se distribuirá en el simposio, donde se reglamente cómo tienen que recurrir a las autoridades, de tal manera que pase por las leyes civiles. Igualmente destacó que Monseñor Charles  Scicluna, fiscal de la Congregación para la Doctrina de la Fe, haya sugerido erradicar la “cultura del Silencio” o la historia de complicidad de encubrimiento estructural e hizo un llamado a los más de 5000 obispos en el mundo para que denuncien ante las autoridades los casos detectados en sus diócesis.

“Son buenos planteamientos, pero muchas veces uno percibe que no hay una sensibilidad real. Por ejemplo un caso muy concreto, el Papa viene a México y el Papa no tiene en su programa un encuentro con las víctimas de Maciel (…) él se ha reunido en Londres, Portugal, Irlanda, con las víctimas, por qué no en México reunirse, consolar, pedir perdón, a las víctimas de Maciel… aquí es el epicentro”.

Puntualizó que la Iglesia va tomando conciencia pero es muy lenta en ese sentido.

lmm

Escuchar: Radio Fórmula 9 de febrero de 2012


Neoanticlericalismo en México

febrero 3, 2012

 

Neoanticlericalismo en México
Bernardo Barranco

El debate en torno al artículo 24 de la Constitución nos ha mostrado la conformación de nuevos grupos anticlericales que están organizados y se han movilizado para impedir concesiones y prerrogativas a la avidez política de la jerarquía mexicana. La polémica reforma constitucional, en específico sobre la libertad religiosa, ha desnudado no sólo el entreguismo eclesial de estamentos de la clase política mexicana, sino el levantamiento opositor de diversos sectores y actores de la sociedad mexicana. Efectivamente, ante el creciente clericalismo, es decir, la ambición y el comportamiento descomedido del alto clero, de presión política para imponer privilegios y convicciones al resto de la sociedad, surge una nueva forma de anticlericalismo. Aparecen nuevos actores y comportamientos de rechazo a las aspiraciones de poder e invasión eclesiástica al ámbito de la política pública, del Estado y de la sociedad civil. Si en el siglo XIX el anticlericalismo lo encabezaban liberales, masones y ateos, en los inicios del XXI se han sumado, con motivaciones diversas, grupos heterogéneos como colectivos de mujeres, homosexuales, activistas de derechos humanos, académicos, católicos progresistas y diversas iglesias cristianas y paracristianas. En ese sentido, por ejemplo, sorprende el decidido activismo que ha asumido públicamente la Iglesia Luz del Mundo.

¿Qué ocurre a los mexicanos?, se preguntan en Roma. Siendo un pueblo tan católico, guadalupano, y que cuenta desde hace más de 10 años con gobiernos afines a la sensibilidad de la Santa Sede. Es claro, los monseñores romanos no alcanzan a comprender, ni siquiera los prelados mexicanos, que el afán muchas veces burdo de la jerarquía mexicana por usar el poder público para posicionar su agenda ha provocado el retorno del anticlericalismo. El viejo anticlericalismo ha despertado y cuenta ahora con nuevos aliados seculares e iglesias que enarbolan nuevas tramas y reclamos ante los excesos de la jerarquía católica. Los conceptos clericalismo y anticlericalismo aparecieron en Francia hacia 1850. Las expresiones provenían de los liberales que reprochaban la intencionalidad política de las autoridades del segundo imperio, buscando el apoyo político de los obispos. Estamos bajo el reinado de Pío IX, pontífice de 1846 a 1878, autor de Syllabus o la colección de los errores modernos; es el papa antimodernista que abanderó la intransigencia católica. Hay otros autores que datan el anticlericalismo en los movimientos de reforma y surge de las filas del propio cuerpo eclesial. El anticlericalismo moderno nace rechazando la alianza entre el clero y el poder. René Rémond, destacado politólogo francés, en su clásico ensayoL’anticlericalisme en France (Fayard 1976) define clericalismo y anticlericalismo como dos conceptos que marchan de la mano en la historia del catolicismo; el clericalismo supone la existencia de una casta de clérigos que utilizan su autoridad religiosa como herramienta de presión espiritual para someter a los gobiernos a su voluntad. Es clerical el recurso de los canónigos para imponer a todos, al poder secular como al Estado, las creencias, las doctrinas y la conformidad con las normas morales dictadas por la autoridad religiosa.
El mismo papa Benedicto XVI, en torno al caso español, ha trazado una discutible línea de continuidad entre el viejo anticlericalismo decimonónico y el actual laicismo. En su viaje a España, sostuvo: Es obviamente cierto que en España también nació un laicismo, un anticlericalismo, un secularismo fuerte, agresivo, como lo vimos en los años treinta. Y esta disputa, este enfrentamiento entre fe y modernidad se realiza hoy de nuevo de modo muy vivaz en España. Si el viejo anticlericalismo mexicano era esencialmente político, marcado por una fuerte disputa por el poder económico y político, el nuevo anticlericalismo incorpora inéditas sensibilidades de rechazos, como la pretensión de la Iglesia de imponer su visión moral en ámbitos de la vida cotidiana y de la sexualidad; por ello la defensa de la libertad de conciencia por encima de la libertad religiosa; el cuestionamiento a la falta de equidad y trato privilegiado que recibe el alto clero católico y el polémico apartado de limitar la religión al ámbito privado son parte de una nueva agenda. Mientras los viejos anticlericales se conforman con someter a derecho los afanes católicos, establecer una clara separación entre Estado e Iglesia y fortalecer el laicismo del Estado, el neoanticlericalismo incorpora sensibilidades propias de una sociedad diversa y plural.

Sería un error equiparar el nuevo anticlericalismo con anticatolicismo. No se trata de una persecución religiosa, como quieren sentir algunos actores, emulando las gestas cristeras de martirio. La religión no es el enemigo ni mucho menos el catolicismo. Es el rechazo al comportamiento desmedido y poco religioso de algunos miembros del episcopado. Las torpes intervenciones de los cardenales que propician choque de trenes y luego se declaran mártires de supuestas persecuciones e intolerancias laicistas. Son los testimonios de obispos como Onésimo Cepeda, congraciado entre las elites, cuya misión y comportamiento se asemeja más a un grupo de presión faccioso que a una autoridad espiritual. El anticlericalismo, es importante destacarlo, no sólo proviene de actores seculares, sino el sector más radical proviene de la propia comunidad de creyentes católicos.

La secularización en el mundo moderno es un proceso histórico en el curso del cual los diversos ámbitos de la vida humana como: concepciones, costumbres, formas de sociedad, política, economía, educación, derecho o la totalidad de los mismos dejan de estar determinados por lo religioso. Las creencias dejan de ser el eje central por las cuales se organiza y sustenta la vida de la sociedad. Desde hace algunos años se observan las implicaciones culturales de la ideología anticlerical, como desencuentro de un tipo de sociedad plural que ha venido mutando roles, en especial cuestiones relativas a la mujer, a la construcción de diversas formas de familia y a la propia sexualidad. El nuevo anticlericalismo no sólo es una reacción a los afanes de poder de la Iglesia, sino la expresión de un fenómeno cultural más vasto y del reconocimiento de la secularidad propia del mundo moderno. Es una disputa por definir el ámbito de lo público y lo privado, es este doble fenómeno, la utilización del Estado y la invasión de la esfera privada en un desacuerdo respecto de las relaciones de poder. En suma, el nuevo anticlericalismo tiene mucho más fondo que el que aparenta.

La Jornada, jueves 2 de febrero de 2012