Archive for 27 julio 2010

De Paolis debe aclarar origen y destino de recursos de la Legión de Cristo: expertos

julio 27, 2010

*Control pontificio sobre la congregación será total, afirman Bernardo Barranco y Manuel Canto

*De Paolis debe aclarar origen y destino de recursos de la Legión de Cristo: expertos

*También tiene que corregir las injusticias y violaciones y denunciar a quienes delinquieron, advierten

El papa Benedicto XVI durante una reunión con el arzobispo Velasio de PaolisFoto tomada de L’Observatore Romano
Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Domingo 25 de julio de 2010, p. 12

El delegado pontificio para la Legión de Cristo, el arzobispo Velasio de Paolis, tendrá como principal labor identificar el origen, destino y aplicación de los recursos de la congregación, consideraron expertos en temas religiosos. Asimismo subrayaron que la intervención papal forzosamente debe incluir la corrección de injusticias y de violaciones al derecho, reparación de daños a víctimas y llevar ante la justicia civil a quienes hayan delinquido.

En entrevistas por separado, Bernardo Barranco y Manuel Canto Chac, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Xochimilco, coincidieron en que por lo planteado en el decreto del papa Benedicto XVI –emitido el 9 de julio pasado y hecho público apenas el viernes– en el que delimita las facultades que tendrá el delegado, el control pontificio sobre la Legión será total.

Barranco consideró que puesto que la Legión hizo mucho dinero en pocos años, existe la percepción de que hay enormes hoyos negros y manejos poco claros en este rubro, pero añadió que el hecho que más alienta esa visión es que su fundador, Marcial Maciel, fue un personaje que se la pasó mintiendo y tenía una personalidad torcida, trastocada y patológica en lo sexual y en lo humano, por eso no es descabellado suponer que su manejo del dinero también haya sido igual.

Además resaltó que para Maciel algo fundamental era la procuración de recursos, para lo cual se valía de la seducción de las elites económicas, de las fundaciones de la congregación, de sus instituciones, escuelas y de las redes sociales.

Toda esa obra no era un objetivo en sí misma, sino un medio por el cual hacía estudios de mercado para identificar a la gente mejor posicionada económicamente y con poder. Además el modelo de los legionarios no es propiamente religioso: es empresarial, de movilización y procuración de recursos, se mueve como consorcio, no como congregación. No se sabe con certeza dónde empieza lo religioso y dónde lo empresarial: es una empresa religiosa o congregación empresarial.

Canto Chac estimó que para el delegado papal, aunque es auditor, será muy difícil identificar cabalmente dónde están todos los recursos de la Legión, porque mucho dinero no se encuentra en la contabilidad de la congregación; hace algún tiempo se reveló que una hija de Maciel, que vive en España, posee diversos bienes raíces que salieron de las finanzas legionarias; muchos otros recursos deben estar también en manos de otras personas, quizá prestanombres o empresas, y para que esto ocurriera tuvo que haberse violentado el marco jurídico; es allí donde debe intervenir la justicia civil. Eso será un reto para el Vaticano.

Añadió que Roma no sólo debe preocuparse por redefinir el carisma a la Legión, sino también dejar claro el asunto del dinero; cómo creció la fortuna legionaria, si al amparo de estructuras corruptas y complicidades, y todo eso que se tejió se debe limpiar. Si no sucede, advirtió que se corre el riesgo de que aparentemente se cambie todo para que las cosas permanezcan igual.

En la carta que envió el Papa a De Paolis cuando lo designó delegado –hecho que ocurrió el 16 de junio pasado, y que fue revelado por el Vaticano hace sólo dos semanas– el pontífice le remarca al arzobispo que le confiere el encargo de gobernar en mi nombre a la congregación a la que deberá llevar a un camino de profunda revisión del carisma. Le confía que considera que esa familia religiosa cuenta con gran número de miembros con fervorosa vida religiosa y celo sincero, y este punto también lo resalta Velasio de Paolis en la misiva que envió a la Legión, tras hacerse pública su designación.

También justifica la acción papal y afirma que si el Vaticano hubiese omitido intervenir ante los tristes sucesos y actuaciones de personas que ocurrieron en la orden, estas circunstancias habrían amenazado de raíz a la misma congregación
La Jornada, domingo 25 de julio de 2010.

La opacidad financiera de los Legionarios de Cristo Bernardo Barranco

julio 24, 2010

El pasado 9 de julio de 2010, el Papa Benedicto XVI dio a conocer que el arzobispo Velasio de Paolis es el Delegado pontificio para refundar la controvertida congregación de los Legionarios de Cristo. Será el responsable de reestructurar la orden religiosa marcada ya por las patologías de su fundador Marcial Maciel Degollado.
En su presentación oficial, de Paolis anunció la realización de un “capítulo extraordinario” como una de las primeras medidas para iniciar todo un complejo proceso de “reconstrucción”.
Las grabaciones de conversaciones privadas entre los propios miembros de la orden, dadas a conocer esta semana por Carmen Aristegui MVS, ponen al descubierto y confirman lo que todos ya sabíamos. Que Maciel no actuó solo pues contó con la complicidad sistémica de la estructura religiosa y que la cúpula directiva de la congregación ha venido mintiendo sistemáticamente, no sólo a la sociedad sino a los propios integrantes de la legión.
Otra de las revelaciones más inquietantes expresadas por Luis Garza Medina, vicario general, es la opacidad y discrecionalidad en el manejo de los recursos financieros con la que se opera. “Hasta 2006, el manejo financiero no estaba consolidado”, dijo, lo que permitía que Maciel manejara a su antojo sumas estratosféricas de recursos sin el debido control ni justificación.
Tal desorden lleva al Vaticano a poner atención no sólo a las aberraciones sexuales ni al comportamiento patológico de su fundador sino a poner atención en el manejo de cuantiosos recursos que han circulado, sin el debido cuidado ni control.
Bajo la conducción de Garza Medina, los recursos financieros de los Legionarios operan a través de Grupo Integer una empresa creada para asegurar el desarrollo de las obras de los legionarios, presente en diferentes países como España, Estados Unidos, Brasil e Italia; en México se le vincula al grupo Alfa de Monterrey.
Desde hace tiempo ex legionarios han comenzado a revelar secretos internos, señalan que los abusos sexuales de Maciel son sólo la punta de un iceberg impuro, algunos insinúan lavado de dinero. El tema es en extremo delicado y seguramente conoceremos ese lado oscuro no solamente de Maciel sino de lo que sembró.
Y si usted cree que exagero, le invito a leer un testimonio del ex sacerdote Paul Lennon, que explicita altos niveles de corrupción interna, en un reportaje publicado por el diario argentino La Nación, el 17 de marzo del 2009, titulado: “Los abusos sexuales son sólo la punta del témpano”(http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1109439).
Por tanto, ahora entendemos el perfil del arzobispo y delegado pontifical Velasio de Paolis. Además de ser un experto de derecho canónico y de toda la normatividad eclesiástica es el auditor de la Santa Sede.
Actualmente se desempeña como presidente de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, cargo en el que seguirá pues necesita de la estructura existente para entrar y entender los flujos laberínticos de los recursos de los legionarios cuya complejidad abarcan decenas de fundaciones, obras de caridad, iniciativas sociales como “mano amiga”, “Un Kilo de ayuda” “Teletón”, escuelas técnicas, colegios, universidades, etc. Además de la enorme infraestructura mobiliaria y de acciones.
De Paolis tendrá todo un reto para desentrañar y transparentar los recursos legionarios que ya se han convertido en una leyenda negra contemporánea. Unos hablan que ascienden a más de 25 mil millones de euros y otros hablan de más de 40 mil millones (El País).
Reza una máxima eclesiástica: la Iglesia es santa y pecadora. Sin embargo, no basta una reflexión teológica sobre la dimensión humana del pecado, siguiendo a Giancarlo Zízola, el problema de fondo es romper la articulación estructural entre la perversión sexual de una parte del clero y la perversión política que compromete a la Iglesia, a los grandes poderes fácticos de la sociedad, a los poderes políticos y sobre todo económicos.
Lo que está de fondo, pues, es qué tan evangélico es el modelo de Los Legionarios que ofrecen a los ricos y poderosos la total salvación sin cuestionar la forma de acumulación de riquezas ni los valores éticos de cómo muchos políticos acceden al poder.
La existencia de la Iglesia está en riesgo si se sujeta un sistema de poder sacralizado y clerical. El tema de Legionarios apenas asoma y va mucho más allá de la Iglesia tocará fibras y redes sociales de las élites de México y de muchos otros países.

Milenio Estado de México, jueves 15 de julio de 2010

Renovación más que reforma de la curia romana Bernardo Barranco V.

julio 24, 2010
El Papa ha dejado la comodidad de su biblioteca y sus proyectos editoriales para asumir con mayor determinación el rumbo y la gestión de una Iglesia católica atrapada en un pozo profundo de contrariedades que parecen no tener fin. Benedicto XVI parece regresar a tiempo completo y afrontar no sólo una tormenta perfecta, sino accionar en varias tempestades simultáneas que han causado estragos en la nave de san Pedro, bajo el riesgo del naufragio. A los escándalos mundiales de la pederastia se han sucedido nuevos estruendos de corrupción financiera inmobiliaria en las altas estructuras y la intervención radical de las autoridades belgas, al estilo Código da Vinci, como se lamentara Messori, episodio que amenaza con cancelar los privilegios e inmunidades del Vaticano. En poco más de un año habrá que sumar la crisis provocada por el perdón a los lefrevristas y el sucio caso Boffo. En todos estos ciclos problemáticos y comprometedores el Papa ha estado casi solo. Salvo Bertone y algunos cardenales, la curia romana ha mostrado no sólo agrietamientos, sino deslealtad de algunos de sus integrantes hacia el pontífice. Es evidente que Benedicto XVI no se siente seguro con esta curia y ha tomado medidas que afectan importantes intereses y proyectos eclesiales que tienen repercusiones no sólo en el gobierno de la Santa Sede sino en la correlación de fuerzas de la Iglesia a escala mundial.

La cascada de nombramientos y reacomodos en diversos puestos claves de la Santa Sede obedecen más a conformar un equipo compacto y leal al Papa que permita afrontar la delicada posición que guarda la Iglesia. Se presenta una renovación de cuadros más que una verdadera reforma de la curia, como han demandado diferentes episcopados, actores religiosos y hasta el propio Concilio Vaticano II. El Papa insiste desde el viaje a Portugal en abril pasado, que el enemigo más peligroso está adentro: Los daños más importantes vienen de lo que contamina la fe y la vida cristiana de sus miembros y sus comunidades, debilitando su capacidad de testimonio y de profecía, dijo Benedicto XVI en su homilía, el 29 de junio pasado, celebrada en la basílica de San Pedro en honor a los patronos de Roma, Pablo y Pedro. No es sólo el pecado interno, sino también los enemigos íntimos, el fuego cruzado. Más que simbólica resulta la sustitución de Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos, encargado de elaborar las ternas finales de obispos que deben ser nombrados en el mundo. Battista Re, representa parte la vieja guardia de la curia wojtyliana, aliado del poderoso Angelo Sodano y de uno de los líderes de la Iglesia italiana, el cardenal Camilo Ruini, cabeza de un sector del clero muy afín a Berlusconi. Esta vieja guardia curial ambiciona una Iglesia poderosa, imperial, geopolítica, masiva, cuya influencia vaya más allá de lo espiritual para incidir en lo económico y en los poderes fácticos de las sociedades. Por ello Benedicto XVI, en la homilía antes citada, plantea lo siguiente: “Hemos escuchado un pasaje que habla de los peligros de los ‘últimos tiempos’, identificándolos con actitudes negativas que pertenecen al mundo y que pueden contagiar a la comunidad cristiana: egoísmo, vanidad, orgullo, apego al dinero”.

Una verdadera reforma de la curia supone principalmente la descentralización del poder y toma de decisiones así como afirmar la colegialidad en el gobierno de la Iglesia desde una perspectiva policéntrica. El Papa incorpora personajes de absoluta confianza y mueve sus piezas para fortalecerlo. Tales son los casos de Rino Fisichella, muy conservador, quien será el presidente de un consejo pontificio de próxima creación, cuyo objetivo será luchar contra la secularización de Occidente en los países donde se ha producido un eclipse del sentido de Dios. Otro caso notable es la selección del cardenal de Quebec, Marc Ouellet, tradicionalista y autoritario, quien precisamente sustituirá a Battista Re en tan delicada misión.

Por otra parte, se fortalece la figura de Tarcisio Bertone, secretario de Estado, persona cercanísima al Papa y casi único soporte presente y testimonial en las diferentes crisis que Benedicto XVI ha soportado. En estos cinco años, el Papa ya cambió a casi 80 por ciento de la curia vaticana, sin embargo la ha europeizado aún más. Está lejos la recomendación del espíritu del concilio para internacionalizarla. Si bien los movimientos tienden a fortalecer el conservadurismo, éste es teológico y doctrinal, por tanto, felizmente, se aleja de la perspectiva más politizada de los halcones clericales del poder.

Más allá de tormentas apocalípticas de la Iglesia, en tanto entidad que aspira a recuperar autoridad moral, especialmente de su pontífice, está obligada a la rendición de cuentas y mayor transparencia social. De tal suerte que se avizoran nuevos cambios tanto en el portafolio como en los protocolos de los delicados asuntos financieros. Más que una esperada reforma de la curia, el Papa ha realizado cambios que lo cobijen y de manera más orgánica, sin tantas fisuras, para que pueda gestionar la Iglesia en medio de amenazas crecientes. En pocas palabras los cambios buscan fortalecer la figura, la autoridad y la capacidad del Papa para conducir la Iglesia

La Jornada, miércoles 7 de julio de 2010

CIENCIOLOGÍA: Camino a la felicidad

julio 24, 2010
  • Natalia Gómez Quintero (El Universal)
  • 23-Julio-2010

La iglesia pedirá a Gobernación su registro como religión y pretende ayudar a la sociedad a través de varios cursos de superación

MÉXICO, D. F.- Desde el sillón, Martín Pineda observa con mirada perdida la pantalla frente a él. Su posición desguanzada le permite relajarse luego de una jornada laboral en la que tuvo que cargar bolsas y costales en el mercado de la Central de Abasto.

¿Por qué viene aquí?, Martín, de 62 años, dice que para sobrevivir y para ayudar a la gente. Se encuentra en el nuevo templo de la iglesia de la Scientology (Cienciología) México, esa edificación de cinco pisos que tuvo un costo de 10 millones de dólares y en la que, dicen sus promotores, la gente encuentra “el camino a la felicidad”.

Pero ahí, aseguran, no sólo se encuentran los pasos para el camino a la felicidad, sino también las fórmulas de cómo iniciar y mantener un matrimonio con éxito, de cómo salvarlo si falla, de cómo criar a los niños y a los adolescentes.

Cada una de esas soluciones y muchas otras respuestas para generar un estado de armonía general en el individuo, que le permita entender el mundo que le rodea, con el único fin de mejorar su condición como ente físico, mental y espiritual, se encuentran en los libros y seminarios que la Cienciología vende.

Los precios varían. Un curso para lograr un matrimonio feliz alcanza hasta mil 500 pesos. Pero para avanzar en este desarrollo personal uno puede invertir mucho más que ese monto.

La purificación cuesta

Con 3 mil pesos uno puede liberarse de toxinas a fin de tener una mayor capacidad para entender la vida. Esto se logra al asistir durante dos semanas al Centro de Purificación, en el que se limpia al cuerpo de estas sustancias tóxicas a través del ejercicio aeróbico en caminadoras eléctricas y baño sauna.

Este programa es finito y sólo se acude una vez en la vida. Se argumenta que cuando depuras el cuerpo de toxinas provenientes de los conservadores o de las radiaciones de la televisión, la persona como ser espiritual está más presente y puede entender mejor las cosas.

Existe una serie de seis cursos de auditación, cada uno con un valor de 6 mil pesos, en los que se lleva a cabo una terapia espiritual con el interesado y se le ayuda a superar traumas, tribulaciones o males mentales, como la depresión. Argumentan que un ser espiritual no puede avanzar en la vida si está abrumado.

La sede

El reverendo Jonathan Rico, vicepresidente de la Iglesia de Scientology en Mexico y portavoz para toda América Latina, informa que la iglesia recibe por año unos 6 millones de pesos, los que se ajustan apenas a los gastos para las labores sociales que realizan, los de manutención para sus empleados, de elaboración de materiales y pago de luz.

Los cienciólogos estrenaron su edificio el pasado 10 de julio, y con ello, también sus intenciones de dejar de funcionar como una Asociación Civil (A.C.) y convertirse en una Asociación Religiosa (A.R.).

Aseguran tener siete iglesias en todo el país, más de 5 mil 500 feligreses, y una orden religiosa en México conformada por 120 reverendos. “En tres o cuatro meses tendremos las actas constitutivas y presentaremos el trámite de registro ante la Secretaría de Gobernación”, dice Jonathan Rico.

¿Empresa religiosa? Bernardo Barranco, especialista en religiones, dice que la Cienciología es una de esas iglesias de la Nueva Era, surgida a la par de otras pentecostales, como la Universal del Reino de Dios (“Pare de Sufrir”), o los propios Legionarios de Cristo dentro de la profesión católica.

“Su lenguaje de mercadotecnia hace difícilmente identificable dónde inicia la iglesia empresarial o la empresa religiosa. La Secretaría de Gobernación (Segob) tiene una tarea importante al identificar si se lucra con la gente a través de la venta de servicios de superación que otorgan un consuelo”, dice.

No obstante, advierte que si la Segob no otorga el reconocimiento como Asociación
Religiosa con el argumento de que se lucra con las personas, entonces la dependencia debería cancelar muchos otros registros, como lo es el de la Iglesia Universal del Reino de Dios.

Barranco explica que al registrarse como A.R., la iglesia de la Cienciología quedaría exenta del pago de impuestos. Sin embargo, considera que además de ese beneficio otra apuesta de esta agrupación es ser reconocida como una Iglesia en la sociedad mexicana.

“Lo que no podría hacer la Secretaría de Gobernación (Segob) es negar su registro con el planteamiento de que sus creencias y rituales son extraños, porque igual de estrambótica podría resultar la creencia católica o judía”, dice.

Las estrategias

Jonathan Rico asegura que su interés de convertirse en Asociación Religiosa ha sido informado al propio director General de Asociaciones Religiosas de la Segob, Paulo Tort, con quien llevan una excelente relación e incluso había confirmado su asistencia a la inauguración del nuevo edificio el pasado 10 de julio. Al final el funcionario no pudo asistir por motivos de trabajo.

El que sí asistió fue el secretario de Turismo del DF, Alejandro Rojas, quien reconoció la labor positiva a nivel comunitario que realiza ésta autodenominada iglesia y dio su aval para la continuación del trabajo de la Cienciología, desde un nuevo edificio, ubicado en el centro de la ciudad, en las avenidas Juárez y Balderas, donde miles de personas nacionales y extranjeras transitan a diario.

Los cienciólogos diseñaron una estrategia para afianzar su presencia en la sociedad.

Tienen un proyecto de tres fases para disminuir los índices de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua. Han hecho un estudio que les señala la posibilidad de llegar a 60 mil estudiantes, a quienes se les considera el grupo vulnerable expuestos al consumo de drogas.

A esos jóvenes se les entregará un folleto llamado “Camino a la felicidad” y luego se les impartirá un curso explicativo que, sin meterse en cuestiones religiosas o espirituales, intenta recuperar los valores básicos de la convivencia humana y del valor de las personas. Una segunda fase es explicar a los chicos el efecto que provoca consumir drogas.

“Si tu restituyes la valía o la autoestima de la persona y das suficiente poder personal al individuo, podrá por sí mismo decir no a las drogas”, comenta Rico, quien adelanta que un tercer paso, ya cuando se haya logrado una calma relativa, son centros de rehabilitación.

Para concretar estas actividades, sus aliados serán funcionarios de gobierno, legisladores del PRI y Partido Verde, que ya han expresado su interés en apoyar esta iniciativa, así como empresarios.

Recuerda que en Colombia se hizo un trabajo similar que duro cuatro años. La policía, artistas y celebridades trabajaron en esta campaña. Se repartió el equivalente a 10 millones de copias de “Camino a la felicidad” en zonas conflictivas, como Cali, Santa Martha y Cartagena, donde los propios agentes se convirtieron en capacitadores del curso a oficiales y suboficiales y ellos, a su vez, guías para la población en general.

En ese país sudamericano tuvieron el apoyo del coronel Ricardo Prado, del área de jóvenes de la Policía Nacional, y luego de cuatro años de trabajo, el impacto inmediato bajó 40 por ciento el índice de criminalidad. Sólo para el inicio del proyecto —que consistiría en la capacitación de las personas con la impresión de 3.5 millones de folletos— la iglesia de la Cienciología necesita 3 millones de dólares.

En Oaxaca, estado que consideran socialmente empobrecido y culturalmente
atormentado, impulsarán un programa de alfabetización. Aún realizan el análisis para elaborar su planteamiento completo de ayuda a la zona.

Todo según las escrituras Una labor adicional de los cienciólogos es la promoción de los derechos humanos. Alrededor de los años 50 y dos décadas posteriores, defendían la libertad de creencia como argumento para su desarrollo como un sistema de creencias.

Pero hoy, luego de haber librado batallas en más de 10 países, donde son reconocidos como iglesia, defienden los valores de la declaración universal de los derechos humanos.

Actualmente mantienen en televisión un spot del tema que se transmite en el canal 34, perteneciente al gobierno del Estado de México.

Es así como las puertas de la Iglesia de la Cienciología, que tiene en México más de 30 años en función, se abren para todos. No se adora a ningún santo o Dios específico, por lo que pueden asistir católicos, judíos, mormones o practicantes de cualquier religión, porque aquí lo único que no se quita, dicen, son las creencias… al contrario, se ganan otras.

Todas ellas según las escrituras de Ronald Hubbard, fundador de la Cienciología en los años 50, quien escribió Dianética (sistema de estudio para lograr la superación del hombre en el ámbito espiritual y personal), pero también 138 novelas de ciencia ficción, horror, western, fantasía y aventura.

¿Qué es la cienciología?

Concepto: Es una religión que ha logrado aislar las leyes fundamentales de la vida. Desarrolló una tecnología que funciona y que puede aplicarse para ayudar a la gente a tener una existencia más feliz y espiritual. Su líder mundial es el estadounidense David Miscavige

Fundador: Es el estadounidense Ronald Hubbard, ex oficial de marina y escritor de ciencia ficción. En 1950 publicó su libro “Dianética, la Ciencia Moderna de la Salud Mental”

Ideas: El estado de superhombre sólo se alcanza con la “Tecnología”, cursos especiales y sesiones de auditación en un aparato, E-meter, que sólo tiene la iglesia de Cienciología.

Vanguardia, 23 de julio de 2010

El modelo empresarial de los legionarios de Cristo

julio 21, 2010
El modelo empresarial de los legionarios de Cristo
Bernardo Barranco V.
La semana pasada escuchamos las inquietantes revelaciones de Luis Garza Medina, vicario general de los legionarios, presentadas por Carmen Aristegui en MVS, que ponen al descubierto diversas anomalías. Destaco sólo dos. Primero lo que todos ya sabíamos: Marcial Maciel no actuó solo, pues contó con la complacencia y complicidad sistémica de su estructura religiosa, además, pone en evidencia que la cúpula directiva de la congregación ha venido mintiendo sistemáticamente, no sólo a la sociedad, sino a los propios integrantes de la legión. La segunda es de sobra grave: desorden en el manejo de los recursos económicos que permite, entre otras cosas, el abuso y discrecionalidad con que Maciel utilizaba los dineros. Sin embargo, el asunto no queda ahí, Garza Medina reconoce que hasta 2006 la contabilidad y el manejo financiero de los legionarios no estaba consolidado. En una ambigua respuesta, el propio Garza Medina intenta matizar las categóricas grabaciones, aduciendo que ninguno de los superiores actuales tenía constancia de los comportamientos ahora conocidos del fundador de la congregación; el sutil matiz entre saber y tener constancia de la conducta aberrante del fundador abona a la opacidad con que se ha manejado la cúpula legionaria frente a las contundentes revelaciones. Aquí dejamos por ahora el asunto.

La delicada falta de control en el ámbito financiero es un tema que se empieza a asomar y que seguramente develará acciones graves. El modelo se está agrietando, ya algunos legionarios y ex legionarios empiezan a descubrir secretos y prácticas subterráneas. Si Maciel carecía de todo principio ético con un comportamiento patológico múltiple, no sólo en el terrero sexual, mentía sistemáticamente, fue un agente corrupto y corruptor, con dobles personalidades y diversas identidades falsas, pues existen sospechas fundadas para suponer manejos turbios en el ámbito financiero que tanto le atraía y que era uno de sus ejes centrales de actuación. Ahora entendemos el perfil del arzobispo y actual delegado pontifical, designado por Benedicto XVI, Velasio de Paolis, para poner orden en la legión. Además de ser un experto de derecho canónico y de toda la normatividad eclesiástica, es ni más ni menos que el auditor de la Santa Sede. Ahora entendemos por qué al hacerse cargo de los legionarios no dejará su actual cargo como presidente de la Prefectura para los Asuntos Económicos del Vaticano, porque utilizará dicha infraestructura para adentrarse y comprender origen, destino y aplicación de los dineros de la legión. Tarea nada sencilla, la estructura es laberíntica y compleja, pues abarca varias decenas de fundaciones, obras de caridad, iniciativas sociales, como Mano Amiga, Un Kilo de Ayuda, Teletón; redes sociales como Gente Nueva, escuelas técnicas, colegios, seminarios, universidades, etcétera. Además de la enorme infraestructura mobiliaria y de acciones; todo esto desagregado en diversos países como Estados Unidos, Irlanda, Italia, España, Chile, Brasil, Argentina y, por supuesto, en México. De Paolis tendrá todo un reto para desentrañar y transparentar los recursos legionarios que ya se han convertido en leyenda negra contemporánea. Unos hablan de cuentas en paraísos fiscales, nexos poco sanos con grupos económicos de Monterrey; otros especulan en montos, que ascienden entre 25 mil millones de euros y otros calculan más de 40 mil millones.

Sin duda, el tema de los manejos de los dineros legionarios será un expediente candente cargado de sorpresas. Hasta cierto punto, son comprensibles las negaciones y deslindes recién nombrado secretario de Economía, Bruno Ferrari, de sus vínculos con los legionarios. Mientras organizaciones de feministas y de derechos humanos de Monterrey e investigaciones periodísticas, como la elaborada por Proceso, lo señalan no sólo como entusiasta colaborador, sino como enlace operativo entre Maciel y sectores empresariales regiomontanos, Ferrari se empeña en maquillar hasta las motivaciones de su maestría en derecho canónico en Roma. En la entrevista con Aristegui, sus respuestas fueron ambiguas. Habló con la textura educada de Garza Medina, como si fueran de la misma familia. Aquí el presidente de la República, Felipe Calderón, fue insensible e irresponsable al colocar en la secretaría a Ferrari en un contexto tan delicado, al vincularse a un personaje tan desprestigiado como Maciel y estar expuesto a escándalos que pueden revertir sus iniciativas.

El asunto del dinero toca la esencia del modelo religioso de los legionarios. Usted se preguntará si el carisma de la legión es ¿el educativo, o el de las obras caritativas, incentivar vocaciones o la evangelización de las clases altas? No, el modelo de los legionarios es la procuración y movilización de recursos de las católicas elites económicas y políticas de los países donde están. A través de sus colegios y obras sociales hace estudios de prospectos. Sus jóvenes sacerdotes se acercan a las familias hasta casi hacerse parte de ellas. Elegir, pedir y agradecer, reza el método contundente que Maciel pregonaba. El problema de fondo es romper la articulación estructural entre la perversión sexual de una parte del clero y la perversión económica y política que compromete a la Iglesia a los grandes poderes fácticos de la sociedad. Lo que está de fondo, pues, es qué tan evangélico es el modelo de los legionarios que ofrecen a los ricos y poderosos la total salvación sin cuestionar la forma de acumulación de riquezas ni los valores éticos de cómo muchos políticos acceden al poder. La existencia de la Iglesia está en riesgo si se sujeta un sistema de poder sacralizado y clerical. El tema de los legionarios apenas asoma e irá mucho más allá de la Iglesia, tocará fibras y redes sociales de las elites de México y de muchos países.

La Jornada, miércoles 21 de julio de 2010