Archive for 30 mayo 2013

Peña Nieto: americanista sale del clóset

mayo 30, 2013

enrique_pena_nieto del toluca

Peña Nieto: americanista sale del clóset

POSTEANDOBernardo Barranco

2013-05-30 • ACENTOS Milenio Estado de México

La final del fútbol mexicano que se inclina de manera heroica a favor del club América, recibió numerosos elogios hasta del propio presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

Como todos sabemos, el América logró su campeonato de liga número 11 tras vencer a Cruz Azul, en el Torneo de Clausura 2013, que se definió en penales, ya que el encuentro fue empatado con un gol agónico del portero americanista Moisés Muñoz.

En un Twitter, Peña no puede ocultar su entusiasmo y expresa emocionado: “¡Bien ganado, @CF_America! Felicidades a los jugadores, al cuerpo técnico, directivos y a la gran afición águila.”

Esta nota me recordó una comida a principios de diciembre de 2005 con el gobernador recién electo con los consejeros del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) entre los que me encontraba.

En la clase política mexiquense, especialmente de Toluca, tiene en el equipo un elemento simbólico de identidad

En la clase política mexiquense, especialmente de Toluca, tiene en el equipo un elemento simbólico de identidad

En la casa de gobierno, en compañía de su esposa, como mandatario, Enrique Peña Nieto nos comentó en el aperitivo haber sido desde niño aficionado al equipo América. Ese año el campeón del apertura 2005 había sido precisamente el América.

Por protocolo los gobernadores dedican diciembre para tener encuentros y reuniones semi formales con diferentes actores institucionales como el instituto electoral, el tribunal, los diputados, los dirigentes partidarios, entre otros.

El fútbol es un tema recurrente de conversación entre la clase política mexiquense y permite distender el ambiente en un tema en que la mayoría puede intervenir.

Una vez, Juan Rodolfo Sánchez me comentó que el nivel cultural de la clase política mexiquense era bajo, por lo que era común tener conversaciones frívolas en un inicio antes de entrar en materia en los temas a discutir o negociar.

Tres años después, el campeón había resultado el Toluca, con la presencia en tribuna de los prominentes políticos de la entidad, incluyendo al propio gobernador que celebraba con pasión los goles y el título en 2008, en una final también dramática a costa del propio Cruz Azul.

Como dirían los clásicos: la política no estodo pero está en todas partes. Aquí el histórico profesor Hank González con César Camacho

Como dirían los clásicos: la política no es todo pero está en todas partes. Aquí el histórico profesor Hank González con César Camacho en la bombonera, estadio del Toluca

En la tradicional comida de fin de ese año, le pregunté cómo había sentido la final pues su equipo era el América. De pronto, el gobernador Peña me miró fijo y serio. Preguntó directo: “¿Quién ha filtrado que de niño le iba al América?, señor consejero: de dónde obtuvo esa información?”. Desconcertado, pues no le atribuía mayor relevancia, le respondí: “usted señor gobernador, hace tres años en esta misma sala?”.

Ahí percibí que el fútbol es más que fútbol en la entidad, al menos en Toluca. Aprendí que ser aficionado del Toluca es un signo de identidad política y regional priista. En donde se encuentran políticos encumbrados y en desgracia, pobres y ricos, futboleros de corazón o de conveniencia. El Toluca con su rojo escarlata es un santo y seña que va más allá de la frivolidad. Es un símbolo que forma parte de ese estilo político que enfatiza la forma.

Enrique Peña Nieto está liberado de seguir el prototipo regionalista.

Hasta le conviene identificarse con un equipo nacional. Sin duda me recuerda al demócrata cristiano alemán, Konrad Adenauer quien solía sentenciar: “la política no es todo pero la política está en todo”.

Anuncios

Presentación en México del Libro del Papa Francisco: Sobre el Cielo y la Tierra

mayo 30, 2013

image001

Este jueves 30 de mayo de 2013, se presentará la conversación entre el cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, y el rector del seminario Rabínico Abrahan Skorka. Es un libro interesante pues de manera sencilla, expone el pensamiento del actual Papa en diversos temas como pobreza,  familia, sexualidad, economía, democracia, mujer, entre muchos otros. Es un texto que muestra la actitud de apertura del actual pontífice frente al diálogo interreligioso. El libro tiene poco más de 200 páginas, plasma una conversación  sincera realizada en Buenos Aires en 2010,  en temas actuales que sin duda nos indican el pensamiento del actual pontífice y cuáles serían sus principales acciones que podríamos esperar.

El libro se presenta, ésta noche de jueves 30 de mayo a las 19:00 en el Centro Cultural Elena Garro, en Frnández leal no. 43. Col Barrio de la Conchita en Coyoacán. Esta a un lado de la Iglesia y plaza de Conchita en el centro de Coyoacán.

Gobernantes piadosos atentan contra el Estado laico

mayo 22, 2013

gobernantes piadosos

Gobernantes piadosos atentan contra el Estado laico

Bernardo Barranco V.
La Jornada,

El presidente Enrique Peña Nieto está sentando precedentes. Su evidente inclinación católica está contagiando a la clase política mexicana. Están saliendo del clóset los políticos devotos, de manera especial los políticos priístas. El contagio de Peña por visitar el Vaticano alcanzó a Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, animado por el cardenal Rivera para presenciar la entronización del papa Francisco. Sin embargo, a pesar de gozo religioso, Mancera tuvo que pagar altos costos políticos, pues fue ventaneado por la prensa y la propia Iglesia. De igual manera, poco venturoso fue el paso de Eruviel Ávila por Ciudad del Vaticano, pues tuvo que interrumpir su gira de promoción turística del estado mexiquense por la lamentable tragedia de Xalostoc en la carretera México-Pachuca, por la que han perecido 26 personas. Lo curioso es que el Estado Vaticano, propiamente dicho, tiene apenas una extensión de 0.439 km² y una población de casi 900 habitantes. Mercado como tal es simbólico; en realidad, el gobernador Eruviel Ávila Villegas interrumpió la fila de espera que hacía para sacarse la foto con el nuevo papa Bergoglio.

Sin embargo, la acción más preocupante fue de los gobernadores de Chihuahua y Veracruz, quienes consagraron las respectivas entidades al Sagrado Corazón de Jesús y al Doloroso e Inmaculado Corazón de María. Hay una especie de golpe de pasión religiosa de los gobernadores que aparentemente, ante la crisis de valores de las sociedades y de corrupción de los que no están ellos mismos exentos de señalamientos, apelan a las convicciones religiosas como alternativa.

El gobernador de Chihuahua Cérsar consagró a Chuhuahua al Sagrado Corazón  de Jesús y al Doloroso e Inmaculado Corazón de María

El gobernador de Chihuahua Cérsar  Duarte consagró a Chuhuahua al Sagrado Corazón de Jesús y al Doloroso e Inmaculado Corazón de María

El caso más sonado ha sido el de Chi­huahua, como reportó la semana pasada es este mismo espacio Carlos Martínez. Se trata de la consagración del pasado 20 de abril, a la que acudieron los seis obispos del estado, 150 sacerdotes, el go­bernador César Duarte Jaquez; su esposa, la presidenta del DIF, doña Bertha Gómez Fong; el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Javier Ramírez Benítez; el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso del estado, diputado César Alejandro Domínguez Domínguez; el rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Enrique Séañez Sáenz; el presidente municipal de Chihuahua, Marco Adán Quezada Martínez, y unos 14 mil asistentes, según cálculos de los organizadores.

En acto similar, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, hizo lo mismo, justificando que las religiones alivian crisis de valores y unen al pueblo y las instituciones. El gobernador, muy cuestionado por su desempeño político en materia de transparencia y corrupción, no tuvo empacho en encomendarse al altísimo para encargar a los veracruzanos un mejor destino. Los dos gobernadores, además de compartir el mismo apellido y partido político, tienen elecciones próximas y de seguro también encargan los resultados a la milagrosa presencia del Sagrado Corazón.

Es evidente la violación al carácter laico del Estado mexicano y una regresión a la separación Iglesia-Estado que ha imperado en México desde el siglo XIX. La Secretaría de Gobernación finge no darse por enterada. Correspondería actuar y aplicar la ley a la Dirección General de Asociaciones Religiosas, la cual parece simpatizar con la nueva línea piadosa de los gobernadores católicos. Roberto Blancarte ha venido advirtiendo la violación de los artículos 40 (laicidad de la República) y 130 (principio de separación entre el Estado y las iglesias) de la Constitución; hay una transgresión a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en los siguientes párrafos: el ar­tículo 1º de dicha ley, además de reiterar el principio histórico de separación, establece que las convicciones religiosas no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país. En ese sentido, con toda justificación el pasado 13 de mayo un conjunto de destacados intelectuales, entre los que se encuentran Ciro Murayama, José Woldenberg, Luis Salazar Carrión, Pedro Salazar Ugarte, Adolfo Sánchez Rebolledo, Raúl Trejo Delarbre y Diego Valadez, firmaron un documento titulado En defensa de la laicidad en México, donde advierten: “Se trata de actos inadmisibles que representan un retroceso histórico, violentan a la Constitución, vulneran la laicidad estatal y, en esa medida, amenazan a la democracia. La laicidad, al garantizar la separación y recíproca autonomía entre la esfera religiosa y la esfera política y al someter a las iglesias a las leyes del Estado, constituye una condición necesaria para que la pluralidad y la diversidad puedan expresarse y recrearse libremente. Sólo en un Estado laico se garantizan la igualdad en derechos –sin importar las creencias o convicciones de las personas– y las libertades de conciencia y de religión. Nuestra Constitución es clara al respecto: prohíbe las discriminaciones por razones religiosas (artículo 1º) y recoge, entre otras, esas libertades (artículo 24). Los actores políticos y en particular quienes ejercen cargos de gobierno están obligados a promover, proteger, respetar y garantizar esos derechos fundamentales”.

Constancio Miranda Weckmann y el obispo  de Tarahumara, Rafael Sandoval Sandoval acusados por Javier Corral de haber violado el Estado laico

Mons. Constancio Miranda Weckmann y el obispo de Tarahumara, Rafael Sandoval Sandoval acusados penalmente por Javier Corral de haber violado el Estado laico

En ese mismo tenor, Javier Corral, senador del PAN, presentó ante Gobernación una denuncia contra el gobernador de Chihuahua por quebrantar los artículos 24, 40 y 130 de la Constitución, así como el 1º, 3, 25 y 29 fracción 9 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. La demanda alcanza también al arzobispo Constancio Miranda Weckmann y al obispo de la diócesis de la Tarahumara, Rafael Sandoval Sandoval ( La Jornada,13/5/13).

Hace más de tres años afirmé que la clase política mexicana, además de la jerarquía católica, son amenazas reales al carácter laico del Estado mexicano ( La Jornada, 28/4/10). Los políticos glorifican el supuesto realismo político, se mueven más en la lógica de los posicionamientos y alianzas ante los resultados electorales en turno. No se trata de defender los purismos ideológicos, pero cada vez resulta más evidente que el pragmatismo tiene un peso mayor en los cálculos, mediciones y actuación de una clase que ha desdibujado su propia tradición e identidad. El pragmatismo político se vuelve mágico mientras el actuar institucional de la Iglesia permanece secular y acechante.

Peña en el Vaticano: lo que el presidente aún no entiende

mayo 22, 2013

peña y gaviota en el vaticano

Peña aun no entiende la laicidad del Estado

Bernardo Barranco V.

Revista PROCESO 1907, 18 de mayo de  2013

MÉXICO, D.F. (Proceso).- La presencia de Enrique Peña Nieto en la ceremonia de entronización del Papa Francisco es un hecho relevante que va más allá de una visita protocolaria. Mientras los diferentes jefes de Estado priistas se habían resistido a asistir a cultos públicos, Peña Nieto es el primer presidente priista que asiste a una ceremonia de tal relevancia. Se ha sacudido viejos estigmas e indica, según él, cómo ha cambiado el mundo en tan sólo unos años. Sin embargo, su presencia puede tener otras lecturas. Una de ellas es la del presidente muy católico que quiere hacer de la Iglesia una asociada incondicional en su mandato y un factor básico de gobernabilidad. Pareciera que Peña Nieto rescata las viejas tesis que el binomio Prigione-Salinas estableció en los años ochenta.

 

La elección del Bergoglio tiene consecuencias no sólo religiosas sino políticas. Francisco es el primer pontífice latinoamericano y el peso del Vaticano puede tener diferentes incidencias políticas en la región. Si el Papa actúa como Bergoglio en Argentina, la Iglesia será no únicamente crítica sino intransigente frente al debate por alcanzar una mayor diversidad, flexibilidad y pluralidad en las opciones sociales; es decir, la moral católica se dejará sentir en temas como aborto, mujeres, sexualidad y rechazo homosexual. Bergoglio cuestionó las políticas “populistas” del kirchnerismo; potencialmente el Papa Francisco puede convertirse en un nuevo polo de gravitación en el área. Así lo entendieron los mandatarios que se dejaron ir de manera copiosa a la ceremonia religiosa de inicio del pontificado y breves encuentros que sostuvieron con el nuevo Papa, entre ellos Rafael Correa, de Ecuador; Cristina Fernández, de Argentina; Dilma Rousseff, de Brasil; Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Sebastián Piñera, de Chile; Federico Franco, de Paraguay; Porfirio Lobo, de Honduras; Ricardo Martinelli, de Panamá, y Enrique Peña Nieto, de México.

 

Presidente Peña Nieto con los cardenales mexicanos. Trascendió por la prensa que la reunión privada se abordó el tema de la educación en México

Presidente Peña Nieto con los cardenales mexicanos en Roma. 

En tanto católico que es, el presidente Peña Nieto se conmovió con la ceremonia religiosa. “Es un momento emotivo. Sin duda es un momento especial”, expresó en rueda de prensa. En la víspera de la misa, concedió una entrevista a Televisa, y de manera confusa reiteró que su presencia en Roma se da en el marco del Estado laico: “México es un país laico, un país que respeta los diferentes credos religiosos y en el marco de esta condición se debe reconocer también de que México es un país mayoritariamente católico. Por eso, me congratulo de estar aquí presente representando al pueblo de México”.

 

No queda suficientemente claro si su presencia se debe a que representa al pueblo mayoritariamente católico o a un Estado que respeta todos los credos religiosos. En todo caso, la obligación primordial del Estado moderno en un contexto de una notoria mayoría religiosa como la católica, el caso mexicano, es defender y proteger principalmente a las minorías religiosas.

 

Un Estado laico debe garantizar la equidad, es decir, la no discriminación, y garantizar los derechos, principalmente de las minorías. La justificación de su presencia en Roma refuerza los privilegios y trato diferenciado del jefe del Estado hacia una religión, corre el riego de irritar a los no católicos, que suman cerca de 20 millones de mexicanos.

PENA EN EL VATICANO1

El presidente Peña Nieto debe entender que la laicidad de todo Estado moderno, más allá de ser una herramienta jurídica, es un instrumento político de convivencia armónica y civilizada entre diferentes y diversos grupos sociales, para coexistir en paz en un espacio geográfico común.

 

En la misma entrevista, cuando se le inquiere sobre las afirmaciones del Papa Francisco de una “Iglesia pobre y una Iglesia para los pobres”, Peña Nieto se entusiasma: “me gusta porque es una gran coincidencia con una de las prioridades de mi gobierno… creo que los postulados del Papa son plenamente coincidentes con la política pública que tiene mi gobierno. Yo espero que en lo que haga a una misión de carácter espiritual con la que tiene un gobierno, como el nuestro, pues haya coincidencias para propiciar unidad social, armonía social, cohesión social. Un ánimo como el que venimos construyendo en México para alcanzar los grandes objetivos que sean de beneficio para todos los mexicanos”.

 

La confusión aquí es mayor, pues una cosa es celebrar las coincidencias y otra es no saber diferenciar la autonomía en el espacio público de las políticas del Estado de la esfera religiosa. ¿El presidente Peña Nieto espera una bendición hacia su Cruzada contra el Hambre? o ¿intenta sumar a la Iglesia al Pacto por México? ?  El Estado laico moderno debe garantizar la autonomía de lo político frente a lo religioso, la separación Estado/Iglesia debe prevalecer en cada uno de los programas del gobierno. Si los actores eclesiales operan de suyo en el espacio público, el presidente Peña no puede invitar a la Iglesia católica a ser un factor de unión, cohesión ni armonía en las políticas públicas, así sea un programa o una meta,  porque corre el riego de propiciar la invasión de esferas y confusión de roles. Los asesores políticos del presidente le deben recordar que el laicismo radical y los  jacobinismos surgen como reacción política a la excesiva injerencia del clero en el ejercicio del poder y en los asuntos de política pública, es decir, son una reacción al clericalismo político. La laicidad moderna no se reduce a acallar, acotar ni reprimir la expresión, ni la libertad y la práctica política de ninguna iglesia; debe respetar la libertad religiosa. Sin embargo,  el Estado laico debe canalizar todas estas expresiones con equidad de manera institucional, evitar regular su participación con miras de legitimación o de fortalecimiento de una determinada acción o programa público.  Ha trascendido que la reunión privada del Presidente Peña con los cuatro cardenales en Roma, giró en torno al tema educativo, lo cual puede resultar muy grave y delicado.

Cardenal Giuseppe Bertelo se, ex nuncio en México, se reunión a nombre de la Santa Sede con el presidente Peña Nieto

Cardenal Giuseppe Bertelo se, ex nuncio en México, se reunión a nombre de la Santa Sede con el presidente Peña Nieto

El planteamiento del presidente es potencialmente regresivo. Estado laico expresa la esencia de la democracia moderna. Gran parte de la clase política tiene una concepción imprecisa de la la laicidad del Estado, sobre todo,  su lugar frente a los desafíos de pluriculturalidad  en este siglo XXI. Las necesidades de corto plazo, el excesivo pragmatismo y los intereses tribales propician que la clase política desarrolle versiones utilitarias de la laicidad. Un ejemplo claro, lo encontramos en la presidenta Cristina Kirchner y su fallecido marido quienes reprochaban  la excesiva injerencia política de la Iglesia y en especial de Bergoglio como “verdadero representante de la oposición”. Cristina se enfrentó al cardenal de Buenos Aires por hacer proselitismo contra  la ley de matrimonio igualitario, sin embargo hace unos días en Roma,  le pidió  al papa Francisco su “intermediación” para que Gran Bretaña dialogue por Malvinas durante un almuerzo que mantuvieron a solas en la residencia Santa Marta. Primero le piden a Bergoglio  no se entrometa en la política del país y en otra le pide que haga política para interceder por la recuperación de las islas. Con qué autoridad se le va a reprochar a la Iglesia, en nuestro país,  no incidir en cuestiones políticas o electorales cuando su presidente se muestra abierto e invita a la religión mayoritaria  “propiciar” que la Iglesia sea socialmente cohesionadora.  ¿Qué tan religiosa es la clase política mexicana? Parecieran salir del clóset  para beneplácito clerical o ¿es más conservadora de lo que pretende aparentar? Probablemente ante el notorio alejamiento de la ciudadanía, la clase política refleja que la debilidad de los partidos y de las instituciones es tal,  que buscan formas alternativas de legitimidad. Es posible que la atmósfera del cónclave haya reavivado  la nostalgia por  los tiempos idos en que la legitimidad política no era otorgada por el pueblo ni mucho menos por medio del  sufragio, sino la legitimidad venia de  Dios. Aquí pareciera que el pragmatismo de los políticos mexicanos se puede volver casi mágico y hasta místico.

Los gobernadores redentores

mayo 16, 2013
Los gobernadores redentores
El poco aventurado viaje de Gabriel Mancera tan balconeado por la propia Iglesia

El poco aventurado viaje de Gabriel Mancera  a Roma, tan criticado   y balconeado  por la propia Iglesia

 

Posteando, Bernardo Barranco V.

Milenio estado de México, 2013-05-16 • ACENTOS

Están saliendo del clóset los políticos devotos. Pareciera que el apego católico del presidente Enrique Peña Nieto hacia la Iglesia y creencia católica, está contagiando a diversos actores políticos de la clase política mexicana, en especial a los gobernadores y en particular a los gobernadores priistas. Los hechos.

La consagración del pasado 20 de abril y al que acudieron los seis obispos del Estado, 150 sacerdotes, el Gobernador César Duarte Jaquez; su esposa, la Presidenta del DIF, Doña Bertha Gómez Fong; el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Lic. Javier Ramírez Benítez; el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, Dip. César Alejandro Domínguez Domínguez; el Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Enrique Seáñez Seánez; el Presidente Municipal de Chihuahua, Marco Adán Quezada Martínez y cerca de 14 mil asistentes, según estimaciones de los organizadores.

La consagración del pasado 20 de abril y al que acudieron los seis obispos del Estado, 150 sacerdotes, el Gobernador César Duarte Jaquez; su esposa, la Presidenta del DIF, Doña Bertha Gómez Fong; el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Lic. Javier Ramírez Benítez; el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, Dip. César Alejandro Domínguez Domínguez; el Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Enrique Seáñez Seánez; el Presidente Municipal de Chihuahua, Marco Adán Quezada Martínez y cerca de 14 mil asistentes, según estimaciones de los organizadores.

Pareciera que el Vaticano ejerce una extraña fascinación de atracción y a cualquier pretexto, se dejan ir a Roma. Además del presidente Peña Nieto también asistió a la ceremonia de entronización del Papa Francisco, casi de incógnito, Miguel Ángel Macera el jefe de Gobierno del Distrito Federal, arropado por el cardenal Norberto Rivera.
La tragedia de Xalostoc en la carretera México-Pachuca en la que perecieron 25 personas, interrumpió la gira de promoción turística que el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, realizaba en el Vaticano.
Y recientemente los gobernadores de Chihuahua y Veracruz consagraron las respectivas entidades al Sagrado Corazón de Jesús y al Doloroso e Inmaculado Corazón de María. Hay una especie de golpe de pasión religiosa de nuestros gobernantes y ante la crisis de valores de las sociedades modernas, pareciera, recurren a las convicciones religiosas como alternativa.

En los últimos artículos, mi colega Roberto Blancarte, ha denunciado la violación al carácter laico del Estado mexicano. Se pregunta si la Secretaría de Gobernación, mediante la Dirección General de Asociaciones Religiosas, tendrá los suficiente arrestos para sancionar a los gobernadores piadosos. Porque además de la violación de los artículos 40 (laicidad de la República) y 130 (principio de separación entre el Estado y las Iglesias) de la Constitución –opina Blancarte-, hubo una transgresión a lo establecido por la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en los siguientes párrafos: el artículo 1º de dicha ley, además de reiterar el principio histórico de separación, establece que “las convicciones religiosas no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país”. CF: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9179893 y

"Las religiones alivian crisis de valores y unen al pueblo y las instituciones": Duarte, gobernador de Veracruz

“Las religiones alivian crisis de valores y unen al pueblo y las instituciones”: Duarte, gobernador de Veracruz quien por cierto se le cuestiona su manejo ético en materia de comunicación y asedio a periodistas, su manejo electoral y utilización de recursos públicos.

http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9179240)

También señala que “nadie podrá alegar motivos religiosos para evadir las responsabilidades y obligaciones prescritas en las leyes”. El gobernador de Veracruz trató de justificar su presencia en un acto religioso alegando su libertad religiosa, lo cual, como se puede ver, no lo eximía del cumplimiento de las leyes y en particular de ésta. En ese mismo tenor, Javier Corral presentó ante la Segob una denuncia contra el gobernador de Chihuahua César Duarte por quebrantar los artículos 24, 40 y 130 de la Constitución, así como el 1, 3, 25 y 29 fracción IX de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. La demanda alcanza también al arzobispo Constancio Miranda Weckmann y el obispo Sandoval. (http://www.javiercorral.org)

Esta temporada, además de lluvias, amenaza también con desbordes de pasiones religiosas de los actores políticos conforme se acercan las elecciones. Porque están convencidos que la mano de Dios es generosa no solo en legitimidad sino en atracción de votos. Por lo menos tanto en Chihuahua como en Veracruz, además de tener dos gobernadores redentores, con el mismo apellido, tienen elecciones en puerta.

Raíces religiosas de la cruzada contra el hambre

mayo 8, 2013

onu-hambre-jueves-2920120329

Raíces religiosas de la cruzada contra el hambre

Bernardo Barranco V.

Algo pasa con la relación entre los actuales gobiernos y las creencias religiosas. Los gobernadores de Chihuahua y Veracruz se han declarado fervorosos seguidores del Sagrado Corazón de Jesús y de María. Y mientras arden los muertos en Ecatepec, uno se pregunta ¿dónde diablos está el gobernador? Y resulta que el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, está en el Vaticano, haciendo antesala para tomarse una foto con el papa Francisco.

Cruzada contra el Hambre, Presidente Peña Nieto con la secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles

Cruzada contra el Hambre, Presidente Peña Nieto con la Secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles

La presencia de Lula da Silva, ex presidente de Brasil, en el inicio a las acciones de la cruzada contra el hambre en el municipio de Zinacantán, Chiapas, marca una relación directa con su iniciativa, llamada Fome Zero lanzada en 2003 con el objetivo de erradicar el hambre y la extrema pobreza en Brasil. La cruzada fue una iniciativa planteada desde la campaña del presidente Peña Nieto que ahora cobra cuerpo bajo la conducción de Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social. La cruzada está bajo sospecha y reticencias. La sola presencia de Robles causa alergia a un buen sector de la izquierda mexicana. Se suma el fracaso e histórico uso faccioso de diversos programas sociales que han terminado en el descrédito como el Pronasol, Procampo u Oportunidades. Muchos de estos programas sociales terminan siendo instrumentos de coacción, inducción y compra de votos durante los procesos electorales. Las grabaciones en Veracruz muestran que los riesgos de manipulación político-electoral no son conjeturas descabelladas. De igual forma, la presencia en la cruzada de empresas multinacionales como Pepsico y Nestlé ponen en tela de juicio los objetivos globales, lamentablemente las empresas son cuestionadas porque sus productos son un riesgo para la salud y por el voraz interés de ampliar su participación en el mercado. Nestlé en el programa de Brasil fue cuestionada, ya que las mujeres encargadas de ser guías nutricionales, en vez de inculcar buenos hábitos alimentarios, se volvieron promotoras de productos de la empresa.

Mi interés es resaltar algo que poco se ha comentado sobre la cruzada contra el hambre, esto es, las raíces profundamente católicas del proyecto que el mismo presidente

Hebert de Souza, Betinho el creador del comcepto "Fome Zero" en Brasil

Hebert de Souza, Betinho (1935-1997) el creador del concepto “Fome Zero” en Brasil

Peña quiso explotar ante el nuevo papa Francisco en su última visita a Roma. La cruzada está inspirada en la experiencia brasileña, que a su vez detenta un diseño religioso. Pero vayamos por partes. Para empezar el nombre ambiguo de cruzada, se entiende que se quiere resaltar un ambicioso programa de alcance nacional, cuya naturaleza es compleja y vasta, que involucra diversos actores. Sin embargo, cruzadas son también las campañas militares de carácter político y religioso que papas e intereses expansionistas de la nobleza feudal desplegaron durante la Edad Media para reconquistar tierra santa en manos de los musulmanes y establecer así el sacro imperio romano; entre 1095 y 1291 las cruzadas fueron sinónimos de guerras, invasiones y millones de muertos. Si usted opina que la analogía es una exageración se la respeto, pero ahí está el doble significado y le aseguro que ningún país europeo ni norteamericano se atrevería a bautizar así programa alguno. Después de los atentados del 11 de septiembre, el presidente Bush en un discurso encendido hizo una alusión a las cruzadas que inmediatamente tuvo que corregir por la peligrosa connotación.

En Brasil el verdadero motor del Proyecto Hambre Cero fue el activista católico Herbert José de Sousa, conocido como Betinho (1935-1997). Dirigente de la mítica JUC (Juventud Universitaria Católica), en 1962 fundó la Acción Popular (AP), partido político por cuya militancia sufrió persecución política por la dictadura militar y el exilio en Chile, México y Canadá. A su regreso a Brasil, en 1981, funda el Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos (Ibase). Desde ahí genera un proyecto de acción contra el hambre, la pobreza y vida digna de los excluidos, por el que Betinho recibe un amplio reconocimiento social. La inspiración de los proyectos de Betinho se encuentra en las tesis del centro de Economía y Humanismo, París, del dominico francés Joseph Lebret (1897-1966). El padre Lebret fue uno de los más célebres especialistas en la economía del desarrollo e introdujo en la Iglesia importantes contribuciones sobre su papel en el desarrollo de los pueblos, entendiendo el desarrollo de la persona como del desarrollo global, en especial de las naciones del tercer mundo. Su influencia fue notable, al grado de que fue uno de los grandes peritos en la materia durante el Concilio Vaticano II en los años sesenta. Su pluma y pensamiento quedaron evidenciadas en documentos conciliares, como la Gadium et spes, y fue uno de los principales protagonistas en las principales tesis de la encíclica Populorum Progressio, durante el pontificado de Paulo VI, quien acuñó una de las frases más famosas: el verdadero nombre de la paz se llama desarrollo.

Lula y Fray Betto quien tuvo a su cargo las primeras etapas del proyecto Hambre Cero en Brasil

Presidente Lula y Fray Betto quien tuvo a su cargo las primeras etapas del proyecto Hambre Cero en Brasil

La intuición política de Lula da Silva lo lleva a adoptar este programa desde la presidencia y convertirlo en política pública. Sobra resaltar la militancia católica del joven Lula en la JOC y en las comunidades de base de la periferia de San Pablo bajo la protección del cardenal Paulo Evaristo Arns, quien le apoyó especialmente frente a la represión militar en los años setenta. No es casualidad que Lula haya encargado el proyecto Fome Zero, de inicio, a otro dominico llamado Carlos Alberto Libânio Christo, más conocido como Frei Betto,uno de los más distinguidos activistas de la teología de la liberación, autor de numerosos libros, como Fidel y la religión (1986). El proyecto brasileño ha sufrido cambios en estos 10 años y ha sido muy exitoso para la imagen del ex presidente Lula, quien terminó su mandato con muy alto nivel de aprobación.

El dominico Lebret con Paulo VI en los tiempos del Concilio, hace cerca  de 50 años

El dominico Lebret con Paulo VI en los tiempos del Concilio, hace cerca de 50 años

La cruzada contra el hambre enfrenta todo el escepticismo del realismo empírico que hemos adquirido. Por la envergadura del problema, en la que entre 7 y 15 millones de mexicanos sufren hambre y desnutrición, deseamos que sea exitoso. Sin embargo, pone de manifiesto que en décadas el modelo económico no ha funcionado.