Archive for 29 noviembre 2013

Comentarios a la Evengelli Gaudium del Papa Francisco

noviembre 29, 2013

bannerevangelii papa 2

Comentarios a la Evengelli Gaudium del Papa Francisco

Bernardo Barranco V.

La exhortación apostólica que acaba de publicar el Papa Francisco, con el nombre de Evangelli Gaudium, cobra una importancia particular en la vida actual de la Iglesia católica. El pontificado de Francisco es resultado de una crisis profunda que culmina con la renuncia de Benedicto XVI hace escasos ocho meses. Por ello, el documento de Francisco es en realidad un programa de reformas y transformaciones necesarias en la vida de la Iglesia que le permita cobrar una viabilidad histórica que ha venido perdiendo con escándalos de abuso sexual, encubrimientos, y pugnas internas por privilegios en una curia romana marcada por la corrupción y el descaro.

 

La Evangelli Gadium, o la alegría de la evangelización, resume  lo que el Papa Francisco ya había venido proclamando en sus prédicas en Roma, en la fuerte interpelación a la sociedad occidental sobre su indiferencia ante las muertes de inmigrantes africanos en la isla de Lampedusa; su prédica social sobre la justicia social y por los jóvenes en su reciente viaje a Brasil, así como el polémico contenido en las dos entrevistas concedidas al diario romano La Repubblica y a la revista jesuita Civilta Cattolica. En otras palabras, la exhortación del Papa Francisco reafirma, sintetiza y proyecta una reforma sin precedentes de la estructura católica que se había anquilosado. Sin duda sectores conservadores están no solo inquietos. La corte clerical había adquirido la tónica de realeza autoreferenciada que había caído en el cinismo antievangélico. La curia y sus príncipes más que servidores se servían de los privilegios de la estructura eclesiástica para sus fines personales.

 

Francisco  llama a toda la Iglesia a recuperar su sentido misionero y pastoral. Pide más evangelizadores y menos príncipes de una desacreditada casta clerical. Pide salir a evangelizar  y hasta equivocarse.

 

Sin embargo el programa de renovación de la Iglesia que propone Francisco no alcanza a ser revolucionario. Francisco no se atreve a encarar el injusto sitio que la Iglesia destina a las mujeres. Ofrece mayores espacios pero afirma el sacerdocio masculino; así frente al celibato, a los homosexuales;  respecto al aborto, Francisco sostiene el tradicional posicionamiento de la Iglesia pero pide también no seguir obsesionándose con la condena ni con la confrontación contra  la cultura moderna. En cambio, es severo ante la actual realidad social al afirmar que el sistema social y económico es injusto en su raíz. Igualmente, recomienda a la Iglesia una actitud más justiciera y de mayor compromiso con los pobres y por los derechos humanos. Recomienda también una restructuración de la Iglesia para que sea menos vertical y autoritaria. Incluso abre la posibilidad, así lo dice el texto, de que reciba sugerencias  en torno a la forma en que los papas deben gobernar la Iglesia.

 

Francisco hace un llamado a la Iglesia a renovarse. De lo contrario ésta,  no solo está condenada al ostracismo sino al descrédito de una de las religiones abrahámicas que han dotado a nuestra civilización el más acabado código ético humanista.

 Jueves 28 de noviembre de 2013, Milenio Estado de México

La Alegría del Evangelio” es punto de partida del Papa para renovar a la Iglesia: Barranco

noviembre 28, 2013

633912

“La Alegría del Evangelio” es punto de partida del Papa para renovar a la Iglesia: Barranco

Bernardo Barranco, especialista en religiones comentó esta mañana en Noticias MVS el contenido de la primera Exhortación Apostólica del Papa Francisco, titulada “La Alegría del Evangelio” (Evangelii Gaudium), difundida el martes 26 de noviembre.

El Papa Francisco ha presentado el documento que marca el punto de partida de lo que será su pontificado y que contiene la ruta que él quiere para la Iglesia Católica en los próximos años.

Bernardo Barranco, especialista en religiones,  comentó esta mañana en Noticias MVS el contenido de la primera Exhortación Apostólica del Papa, titulada “La Alegría del Evangelio” (Evangelii Gaudium), presentada el martes 26 de noviembre.

El documento, 142 páginas, propone una “Iglesia abierta y misionera, una renovación  espiritual y estructural de la misma y el regreso a la esencia del Evangelio”, según especialistas internacionales.

Sobre el tema, Barranco explicó que el texto responde a un sínodo que se realizó en octubre pasado sobre “la nueva evangelización”.

La Exhortación Apostólica ”pone en texto lo que Francisco venía diciendo en los últimos meses en Brasil, o en Lampedusa. Creo que es un documento de partida para que la Iglesia se refresque y se renueve.  Está definiendo las líneas generales de lo que será su papado”, dijo Barranco.

Bernardo Barranco con Carmen Aristegui MVS

Bernardo Barranco con Carmen Aristegui MVS

“Creo que Francisco plantea ya no seguir con esa agenda cultígena, que prevalecía: aborto y otros temas. Él es enfático en no variar la posición de la Iglesia, pero plantea bajarle a esta obsesión por condenar actitudes de la sociedad moderna”.

Lo que el Papa Francisco propone a la Iglesia es “sacudirse viejos polvos imperiales e ir al encuentro de la sociedad”, subrayó Barranco.

El especialista dijo también que si Francisco no representa “la gran revolución” para la Iglesia, lo que él plantea no son cambios doctrinales, sino cambios de actitudes: a los obispos y a la sociedad.

“Están aquí los temas de derechos humanos y otros, que él exalta y llama la atención a una Iglesia que se había venido aburguesando. Esta es la actitud de Francisco en esta encíclica”, concluyó Barranco.

 

Audio: “La Alegría del Evangelio” es punto de partida del Papa para renovar a la Iglesia: Barranco

http://aristeguinoticias.com/2711/mundo/la-alegria-del-evangelio-es-punto-de-partida-del-papa-para-renovar-a-la-iglesia-barranco/

Exhorto apostólico, inicio de reforma profunda a iglesia: Bernardo Barranco. Con Denise Maerker

noviembre 28, 2013

evangelii_gaudium_papa-francisco5

Exhorto apostólico, inicio de reforma profunda a iglesia: Barranco. Con Denise Maerker

El Papa Francisco publicó un exhortación apostólica, el cual marca el inicio de las reformas estructurales que tiene contempladas para aplicar en el interior de la iglesia católica, motivo por el que no se descartan cambios en la estructura de la misma, comentó el analista Bernardo Barranco.

El especialista en temas religiosos, Bernardo Barranco Villafán, comentó que la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” (La alegría de la fe) realizada por el Papa Francisco, es un texto que maneja la reformas del papado y, sobretodo, la reforma profunda con estilo pastoral y evangélico.

En entrevista para el espacio noticioso “Atando cabos”, con Denise Maerker, Barranco Villafán comentó que con este texto el Papa presenta el marco de las nuevas reformas que desea impulsar en la iglesia católica.

“No es una encíclica revolucionaria, el tema de la mujer queda ahí, el Papa acepta una mayor apertura pero no habla de ordenación, dejando sólo a los hombres. No toca el tema del celibato y en el tema del aborto dice que la iglesia se mantiene en su postura; pero  el Papa dice que no hay que obsesionarse en temas de condena a la moral sexual de la sociedad”, comentó Bernardo Barranco.

Bernardo Barranco

Bernardo Barranco

Asimismo, comentó que esta es una exhortación en la que se resume lo que ha dicho en los últimos meses, esto a pesar de que lleva siete meses como el máximo representante de la Iglesia católica, invitando a los feligreses a una opción por los pobres, dejando de lado los temas “candentes”, como el tema de la mujer, la homosexualidad, etcétera; sin embargo, muestra una apertura respecto a estos temas.

Por otra parte, comentó que con estas acciones el Papa está creando un movimiento al interior de la Iglesia, pero no hay que olvidar ni  dejar de lado la crisis que  enfrentaba a principio de 2013, por lo que, dijo, la popularidad es una de sus fortalezas, esto a pesar de que no cuenta con la fortaleza estructural al interior de la curia para hacer cambios en la estructura al interior.

“Está moviendo tapetes importantes, por ejemplo, en área financiera, sectores de la mafia le han llegado a amenazar. El Papa debe tomarse en serio los cambios y no sólo pensar que estos son atípicos. El tema importante es que las reformas tienen que estar acompañadas por operadores y movimientos de los propios episcopados locales de la iglesia católica”, finalizó el analista en temas religiosos, Bernardo Barranco.

ESCUCHAR

Denise Maerker entrevista a Bernardo Barranco. Exhorto apostólico, inicio de reforma profunda a iglesia

– See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=372786#sthash.F6SMXW5q.dpuf

http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=372786

 

Desde arriba, ¿Francisco renovará la Iglesia?

noviembre 27, 2013
Evangelii-Gaudium-REUTER_CLAIMA20131126_0142_17
Desde arriba, ¿Francisco renovará la Iglesia?
Bernardo Barranco V.
Periódico La Jornada
Miércoles 20 de noviembre de 2013, p. 20

Los cambios institucionales y de estructuras como en la Iglesia católica no son tareas sencillas ni fáciles de aplicar. La teoría de los cambios institucionales sea en gobiernos, partidos y empresas, se sustenta en la capacidad de adaptación de las organizaciones a las diferentes transformaciones que sufra el entorno y las particulares circunstancias internas y externas, así como la herencia e identidad, que inciden en la interacción de las fuerzas que desean cambios y aquellas que se oponen.

La Iglesia católica ha experimentado cambios a lo largo de toda su historia de más de 2 mil años de existencia. La capacidad de adaptación del cristianismo ha sido notable, no sólo a las diferentes culturas, sino que ha pasado diferentes civilizaciones. La globalización contemporánea confronta a la Iglesia no por disputas políticas ni ideológicas. El centro de la confrontación se mueve en el terreno de la cultura y de las identidades. La Iglesia y muchas otras religiones enfrentan quizá uno de sus mayores retos, pues se oponen a una cultura secular, que promueve pluralidad y tolerancia, desdeña los privilegios de antaño, lo que desemboca en una mayor diversidad cultural y la pluralidad religiosa. La actual cultura secular, a través de la laicidad, limita el uso político con que contaron las iglesias en el pasado, que inducían a los gobiernos, a la clase política y los partidos a privilegiar y poner sus intereses en la agenda pública.

En el siglo XX diversas corrientes religiosas radicalizaron su mensaje, confrontándose en diversos campos. El fundamentalismo conservador cristiano promovió el regreso a la literalidad de la Biblia y promovió regresiones, como el creacionismo. El islamismo convoca a una yihad o guerra santa contra los valores occidentales. El catolicismo con Ratzinger –intelectual de cabecera primero de Juan Pablo II y después como papa– desencadena una confrontación contra los valores y prácticas de la sociedad moderna en temas de sexualidad y moral social, como matrimonio, homosexuales, etcétera. La Iglesia colisiona con la cultura moderna con unsaldo negativo, pues su discurso moralizador se desgasta. Benedicto XVI fracasa al pretender conmocionar a Europa para retomar la herencia cristiana como apuesta civilizatoria futura.

papa-francisco-encíclica

La crisis mediática global de la estructura religiosa, los escándalos depedofilia clerical y encubrimiento institucional y las marcadas disputas internas en la curia ro­mana por el poder clerical, conducen a la Iglesia a transitar por una de sus crisis más profundas. En ese contexto se inscribe la renuncia inédita de Benedicto XVI y en ese contexto se comprende un cónclave en que los cardenales de todo el mundo tomaron un largo periodo para analizar la crisis interna y externa en las congregaciones y un breve lapso para determinar la entronización del sucesor pontifical en Mario Bergoglio.

Consideramos que los cambios institucionales de la Iglesia podrán tocar andamiajes estructurales y formas de gobierno hacia tesituras más colegiadas, pero difícilmente el corpus doctrinal, los dogmas y la identidad serán trastocados por ahora. Los cambios no vienen de abajo, de las bases ni de las raíces de las prácticas de los católicos. Es una necesidad fruto de una combinación de factores: una pérdida de capital moral ante la sociedad mundial y un desgaste interno de los actores, especialmente de los núcleos más conservadores. Los cambios han sido identificados por un sector influyente de la Iglesia que ha colocado a Francisco en la cima pontifical y apostaron mediante un mandato de cambio hacia abajo. Un procesoarriba-abajo. Sin embargo, no toda la Iglesia ni todos los grandes actores simpatizan con cambio de actitudes, discurso y formas diferentes de gobierno.

Por ello es importante observar la respuesta no sólo de los episcopados locales, sino de los diversos tejidos católicos compuestos por congregaciones religiosas, asociaciones y comunidades laicales, intelectuales, universidades y centros sociales católicos. Dicho de otra manera, los cambios son necesarios no sólo para la curia romana sino para las iglesias nacionales, que también requieren cambiar actitudes, formatos y prioridades.

El papa Francisco con toda delicadeza ha planteado que la Iglesia ya no puede seguir obsesionada con temas de condena moral en la sexualidad y las prácticas ético-culturales de la sociedad. El cuestionario para el Sínodo de la Familia, a pesar de inercias, es buen ejemplo de mayor apertura. El Papa, es claro, no se propone cambiar los fundamentos doctrinales tan estropeados, pero si en los énfasis. Reabre la agenda de la justicia social y de los derechos humanos que tanto prestigio le otorgó a la Iglesia en América Latina. Sobre todo, enfatiza en la agenda pastoral que la Iglesia recupere una actitud misionera perdida y de acercamiento sutil con la feligresía, sobre todo popular, que año con año emigra hacia otras ofertas religiosas particularmente neopentecostales.

Francisco-entrega-su-primera-exhortaci-n-apost-lica

Si se operara un proceso cambio entre las pinzas, de arriba-abajo y abajo-arriba; es decir, de cambios estructurales en la cúpula vaticana y cambios efectivos en la iglesias locales, se podría pensar en verdaderas transformaciones a mediano plazo en la vida de la Iglesia. Quedaría trunca toda iniciativa que viniera de arriba y que no encontrara resonancia local o un débil eco entre un clero que se conforma con las inercias y el confort. Los laicos tienen en Francisco una interpelación, dejar su clericalización y sumisión. Deben salir de su capilla y aportar su experiencia secular y sacudir la mediocridad placentera en que está sumido el clero. Los intelectuales católicos, aun aquellos que están en una obligada diáspora, deben ser más osados e incisivos en sus análisis y propuestas. Las mujeres y religiosas no desfallecer hasta colmar sus legítimos derechos de equidad y reconocimiento en una estructura eclesial compuesta de varones ancianos. Los jóvenes aportar toda su experiencia tecnológica y nuevas maneras de entender la realidad y abrir al clero de su provincianidad parroquial. Los homosexuales también.

Francisco no puede solo. Al reordenar las finanzas de la Iglesia trastocó los intereses de la mafia italiana que no ha tardado en amenazarle. ¿Usted cree que los sectores conservadores católicos que ha detentado el poder en los últimos 50 años le dejarán las manos libres a Francisco?