De Paolis debe aclarar origen y destino de recursos de la Legión de Cristo: expertos

*Control pontificio sobre la congregación será total, afirman Bernardo Barranco y Manuel Canto

*De Paolis debe aclarar origen y destino de recursos de la Legión de Cristo: expertos

*También tiene que corregir las injusticias y violaciones y denunciar a quienes delinquieron, advierten

El papa Benedicto XVI durante una reunión con el arzobispo Velasio de PaolisFoto tomada de L’Observatore Romano
Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Domingo 25 de julio de 2010, p. 12

El delegado pontificio para la Legión de Cristo, el arzobispo Velasio de Paolis, tendrá como principal labor identificar el origen, destino y aplicación de los recursos de la congregación, consideraron expertos en temas religiosos. Asimismo subrayaron que la intervención papal forzosamente debe incluir la corrección de injusticias y de violaciones al derecho, reparación de daños a víctimas y llevar ante la justicia civil a quienes hayan delinquido.

En entrevistas por separado, Bernardo Barranco y Manuel Canto Chac, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Xochimilco, coincidieron en que por lo planteado en el decreto del papa Benedicto XVI –emitido el 9 de julio pasado y hecho público apenas el viernes– en el que delimita las facultades que tendrá el delegado, el control pontificio sobre la Legión será total.

Barranco consideró que puesto que la Legión hizo mucho dinero en pocos años, existe la percepción de que hay enormes hoyos negros y manejos poco claros en este rubro, pero añadió que el hecho que más alienta esa visión es que su fundador, Marcial Maciel, fue un personaje que se la pasó mintiendo y tenía una personalidad torcida, trastocada y patológica en lo sexual y en lo humano, por eso no es descabellado suponer que su manejo del dinero también haya sido igual.

Además resaltó que para Maciel algo fundamental era la procuración de recursos, para lo cual se valía de la seducción de las elites económicas, de las fundaciones de la congregación, de sus instituciones, escuelas y de las redes sociales.

Toda esa obra no era un objetivo en sí misma, sino un medio por el cual hacía estudios de mercado para identificar a la gente mejor posicionada económicamente y con poder. Además el modelo de los legionarios no es propiamente religioso: es empresarial, de movilización y procuración de recursos, se mueve como consorcio, no como congregación. No se sabe con certeza dónde empieza lo religioso y dónde lo empresarial: es una empresa religiosa o congregación empresarial.

Canto Chac estimó que para el delegado papal, aunque es auditor, será muy difícil identificar cabalmente dónde están todos los recursos de la Legión, porque mucho dinero no se encuentra en la contabilidad de la congregación; hace algún tiempo se reveló que una hija de Maciel, que vive en España, posee diversos bienes raíces que salieron de las finanzas legionarias; muchos otros recursos deben estar también en manos de otras personas, quizá prestanombres o empresas, y para que esto ocurriera tuvo que haberse violentado el marco jurídico; es allí donde debe intervenir la justicia civil. Eso será un reto para el Vaticano.

Añadió que Roma no sólo debe preocuparse por redefinir el carisma a la Legión, sino también dejar claro el asunto del dinero; cómo creció la fortuna legionaria, si al amparo de estructuras corruptas y complicidades, y todo eso que se tejió se debe limpiar. Si no sucede, advirtió que se corre el riesgo de que aparentemente se cambie todo para que las cosas permanezcan igual.

En la carta que envió el Papa a De Paolis cuando lo designó delegado –hecho que ocurrió el 16 de junio pasado, y que fue revelado por el Vaticano hace sólo dos semanas– el pontífice le remarca al arzobispo que le confiere el encargo de gobernar en mi nombre a la congregación a la que deberá llevar a un camino de profunda revisión del carisma. Le confía que considera que esa familia religiosa cuenta con gran número de miembros con fervorosa vida religiosa y celo sincero, y este punto también lo resalta Velasio de Paolis en la misiva que envió a la Legión, tras hacerse pública su designación.

También justifica la acción papal y afirma que si el Vaticano hubiese omitido intervenir ante los tristes sucesos y actuaciones de personas que ocurrieron en la orden, estas circunstancias habrían amenazado de raíz a la misma congregación
La Jornada, domingo 25 de julio de 2010.
Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: