La escisión entre ética y la política en México

agosto 13, 2014
timthumb
Por Bernardo Barranco V.

Algo estamos haciendo mal en México. La divulgación del rotundo video que exhibe a diputados panistas en pleno baile y cachondeo con supuestas sexoservidoras no escandaliza a nadie.  Que quiera reprochar la vida privada de los políticos, a condición de que no lo hagan con los recursos públicos. Aquí, aún no está claro y toca al mismo partido dar certeza a la sociedad del origen y financiamiento de estos festines. Resulta contrastante entender a este partido, que frente a temas morales se comporte de manera conservadora. A manera de ejemplo, uno de sus militantes planteó meses atrás una iniciativa legislativa para la defensa a ultranza de la familia y sus valores morales tradicionales, cuando, por otro lado, se dan sus jolgorios desenfrenados con prostitutas No se trata de moralina, sino en repensar el rol de la clase política en el país. Y saltan otros muchos hechos que se deben tejer para ir entendiendo el comportamiento y doble moral de una clase política que a todas luces no está a la altura de los grandes desafíos que el país demanda. Como la red de prostitución tejida por el dirigente del PRI Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre en las oficinas de un comité directivo del DF; ¿es admisible aceptar el bono de desempeño que los diputados quieren regalarse como premio a las extenuantes jornadas de reformas estructurales que han venido aprobando? Cómo se puede uno explicar que un alcalde como David Sánchez, del municipio de Naucalpan, haya alquilado un jet privado para ir al mundial de Brasil a presenciar un partido de futbol de la selección mexicana. O recuerde la denuncia hecha por los propios alcaldes de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), en la que reprochan a los diputados el moche para asignar recursos etiquetados. Ahí están nombres muy connotados, como el mismo panista Luis Alberto Villarreal, el ahora llamado diputable, así como la perredista Roxana Luna y el priísta Manlio Fabio Beltrones. En redes sociales circulan montones de periodistas y líderes de opinión que son supuestamente comprados con recursos públicos mediante extraños contratos de compra de servicios. Aún no están lejos las patéticas imágenes de la recepción de dinero en las bolsas de plástico y en los atiborrados bolsillos de perredista René Bejarano, o los turbios negocios en zonas de reserva ecológica que dirigentes del Partido Verde realizan para su urbanización.

Tenemos que repensar el papel de la clase política en México

Tenemos que repensar el papel de la clase política en México

Ahora entiendo mejor el informe de Barómetro Global sobre la Corrupción 2013, elaborado por Transparencia Internacional, que detalla que más de la mitad de la población mexicana piensa que el cohecho se agravó en los dos años recientes. El estudio revela que siete de cada 10 mexicanos consideran que la corrupción de los políticos ha aumentado de manera alarmante. Según Transparencia, México, Nigeria, Grecia y Nepal son los países más corruptos del mundo. Naciones Unidas, ha destinado el 9 de diciembre como el Día Mundial contra la Corrupción con el argumento de que la corrupción, además de ser un complejo fenómeno social, político y económico, socava las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervierte el imperio de la ley y crea atolladeros burocráticos legaloides, cuya única razón de ser solicitar sobornos o beneficiarse de favores. La corrupción no sólo son sobornos, sino una manera de operar en función de intercambios ilícitos de favores y privilegios. También atrofia los cimientos del desarrollo económico, ya que desalienta la inversión y a las pequeñas empresas nacionales les resulta a menudo imposible superar los gastos iniciales.

En México es evidente y dramático el divorcio entre ética y política. Ahora hasta parece ingenuo insistir en que la política incluye a la ética social en la gestión pública. La política es el ordenamiento que busca el bien público de una sociedad o el bien común, según la tradición cristiana, la protección de la comunidad, así como el custodio de los bienes tangibles y valores. Y por otra parte, la ética, definida como el sistema de valores sobre el bien, la ética como una ciencia del bien; pareciera que la relación con la política sería natural, ya que ésta no es más que una especificación y extensión de la ética. Sin embargo, es el cinismo, la preponderancia de la realpolitik o un trazo mal comprendido de Maquiavelo en la política estatal, el fin justifica los medios, nos lleva a distorsiones en sociedades líquidas definida por Zygmund Bauman. Los intereses individuales, de grupo, tribu o feudo predominan sobre el interés nacional. Los grandes conglomerados de intereses, llamados genéricamente poderes fácticos, arrastran a políticos, líderes e intelectuales a la extinción absoluta de los prejuicios, donde todo se vale.

La clase política alejada de los ciudadanos

La clase política alejada de los ciudadanos

La ética es más que nunca es una necesidad para la convivencia. La ética social debe orientar a salir de las aguas turbias de la duda, evitar el peligro de que el pragmatismo sea el valor supremo, sin caer en las trampas de cinismo o el moralismo conservador. ¿Cómo diseñar una ética que no sea mera decoración de vitrinas en una cultura política utilitarista que justifica de antemano los resultados electoralistas de corto plazo? Traigo a colación al papa Francisco, quien ha advertido la corrupción como una forma de vida distorsionada que conduce a la sociedad a perder el respeto por la responsabilidad social y por las autoridades. Los principales afectados son las propias familias de los funcionarios, políticos, consejeros, legisladores, magistrados y administradores. Dice: Y sus hijos, quizás educados en colegios costosos, quizás crecidos en ambientes cultos, habían recibido de su papá, como comida, porquería, porque su papá, llevando pan sucio a la casa, ¡ha perdido la dignidad! Esto es un pecado grave. Advirtió en su homilía del 8 de noviembre pasado que: “Algunos administradores públicos, funcionarios del gobierno tienen una actitud del camino más breve, más cómoda para ganarse la vida… Quien lleva a casa dinero ganado con la corrupción da de comer a sus hijos pan sucio”.

Partido evangélico Encuentro Social

julio 31, 2014

20140731_14_04_HugoEricFlores_Ntmx

Por Bernardo Barranco V.

La irrupción del Partido Encuentro Social (PES) en la vida política y electoral, plantea importantes disyuntivas al sistema político mexicano, más allá de los acomodos geométricos.

Primero, es un partido cuyas raíces son evangélicas y se presenta como un espacio de acceso a cargos públicos de nuevos liderazgos con ascendencia popular. Me refiero a los liderazgos pentecostales que en los últimos 20 años se han posicionado entre los sectores de bajos ingresos.

Eric Flores, dirigente e ideólogo del PES, ha tenido una trayectoria marcada por el pragmatismo político. Se ha desempeñado como funcionario público del PRI, PAN y PRD. Su partido ha desplegado alianzas con las principales fuerzas políticas que justificaría una identidad confesional sólida. Su logotipo expresa el símbolo de la cristiandad: el Ichtus o Ichthys, que consiste en dos arcos que se intersecan y de forma estilizada y sutil parece el perfil de un pez. Los conocedores saben que el acrónimo significa: Iēsoûs CHristós THeoû hYiós Sōtér, es decir, “Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador”.

El tiempo en que los pastores encabezaran las negociaciones con líderes y candidatos a elección popular han cambiado. Ahora los evangélicos podrán competir, aliarse o converger con cuerda propia. Estamos asistiendo a un reacomodo y a una recomposición de los factores socio-religiosos en la vida política del país.

El ascenso es notable de los grupos pentecostales y neopentecostales en el mosaico de las creencias religiosa en el país. Son las Iglesias que más han crecido no solo en México sino en toda Americe Latina, Brasil en particular. Esto empata con una especie de neoconfesionalización de los actores políticos. Es decir, un presidente Peña Nieto muy atento a la relación con la Iglesia católica y con el Vaticano; gobernadores y alcaldes que encomiendan a Dios sus estados y municipios. Y, por supuesto, la benevolencia con la que la clase política reformó el artículo 24 Constitucional sobre la libertad religiosa.

 

tomaprotesta-PES_24

La presencia evangélica en la vida política posiciona una creciente y heterogénea comunidad de creyentes, activa y dinámica, que emprende reivindicaciones en la vida pública, empezando por defender su nicho frente a posibles amenazas. Sin embargo, la presencia evangélica del PES transgrede los principios formales de la laicidad contenidos en la constitución. Por ello, la ambigüedad, los dobles discursos y la simulación como malos augurios para un instituto que recién comienza.

El trabajo político más intenso que van a desarrollar las dirigencias del PES es pactar apoyos con las diversas y poderosas asociaciones religiosas evangélicas. Cargos públicos, candidaturas y alianzas que probablemente hagan despertar políticamente a muchas Iglesias que desdeñan la política como lo hacen los Testigos de Jehovah.

El PES, hay que advertirlo, corre el peligro de enfrentar los liderazgos, sobre todo, neopentecostales cuyos liderazgos son muy celosos de sus parcelas. El PES tiene también el riesgo de enfrentar a la ultraderecha católica, que se sienta amenazada por las propuestas igualmente conservadoras del partido. El nuevo partido es todo un nuevo desafío.

Milenio Estado de México, jueves 31 de julio de 2014

Encuentro Social, partido fuertemente ligado a iglesia pentecostal: Bernardo Barranco Con Denise Maerker

julio 31, 2014
El pez mocho del Partido Encuentro Social (PES)

El pez mocho del Partido Encuentro Social (PES)

La aprobación de la creación del Partido Encuentro Social es una violación a las leyes mexicanas que prohíben mezclar política y religión, dijo el analista Bernardo Barranco.

El artículo 130 constitucional es muy claro al respecto:

“El principio histórico de la separación del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente artículo…Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios. Queda estrictamente prohibida la formación de toda clase de agrupaciones políticas cuyo título tenga alguna palabra o indicación cualquiera que la relacione con alguna confesión religiosa. No podrán celebrarse en los templos reuniones de carácter político”.

Pese a la laicidad dde nuestra leyes que deberían guardar los políticos en México, esta regla no se cumple, empezando por diferentes servidores públicos, llegando hasta la aprobación del Partido Encuentro Social, pues su presidente Hugo Erick Flores Cervantes, cuya trayectoria está fuertemente ligado a iglesias pentecostales.

bbDe acuerdo con el sociólogo especialista en religión, Bernardo Barranco, esto da muestra de una “especie de ‘reconfeccionalización’ de lo político”, donde desde el Presidente guarda un trato especial con la Iglesia católica; los gobernadores quienes encargan sus e¿Estado a Dios;  hasta los alcaldes quienes también  encargan a Dios la buena dirección de su gestión y de de su territorio.
“Lo religioso está invadiendo lo político”, Es un momento delicado de transgresión por parte de la clase política  pragmática y sin sentido de la historia, agregó el especialista, quien agregó que el Partido Encuentro Social “conlleva una ideología muy conservadora,con  temas abordados como la familia, los homosexuales y el aborto que no lo distinguen de la llamada derecha católica.

“Estamos viviendo la vulneración del carácter laico de nuestro Estado”, aunque las leyes marcan la laicidad del Estado, “nuestra clase política, en su pragmatismo, hace precisamente todo lo contrario; en función de sus propios intereses”.

Aunque se cumplió con los requisitos marcados por el Instituto Nacional Electoral (INE), a decir de Barranco “no se ha querido ver que este es un partido que está fuertemente ligado a iglesias neopentecostales que han venido creciendo de manera muy importante en los últimos 10 años”.

Bernardo Barranco, señaló que en la parte técnica pudieron haber librado los requisitos, sin embargo, hace falta ir más allá. Recordado que Erick Flores, ante el gobierno de Felipe Calderón se presentó como la interlocución evangélica para su campaña. Eric Flores dijo sigue la misma estrategia de su aliada Casa sobre la Roca otra agrupación para-religiosa de corte neopentecostal.

“El INE se lavó las manos, Gobernación probablemente no hizo bien su trabajo”, lo que ha dado como resultado el incumplimiento del Artículo 130, que prohíbe mezclar lo político con lo religioso.

Para escuchar su intervención:  http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=429979&idFC=2014

El nuevo partido neopentecostal

julio 30, 2014

 

 

pes

Por Bernardo Barranco V.

La Jornada, jueves 30 de julio de 2014

La ambigüedad y el doble discurso acompañan al naciente Partido Encuentro Social (PES). El mayor señalamiento consiste en ser un partido confesional de corte neopentecostal. Su presidente, Hugo Eric Flores Cervantes, se dice cristiano, pero no ministro, y mucho menos pastor. Sin embargo, su trayectoria indica lo contrario. No es de extrañar que el ascenso en México y en América Latina de las iglesias pentecostales haya alcanzado a tener brazos políticos que posicionen sus intereses y agendas en los entramados del poder. Así pasa en Brasil con la Iglesia Universal del Reino de Dios, la cual desde hace 15 años tiene una representación robusta en los tres órdenes de poder del país. También en Colombia y en varios países centroamericanos los grupos evangélicos tienen expresiones político partidarias que reflejan la pluralización y el alcance que estas nuevas minorías están desarrollando. En el caso mexicano no es de extrañar la irrupción evangélica en la vida partidaria y electoral, porque la Iglesia católica parece afianzar su influencia en el PAN y de manera palpable en el PRI. Muchos gobernadores y presidentes municipales encomiendan a Dios sus territorios y mandatos, vapuleando el carácter laico de su desempeño público y del Estado. Por ello el hecho de que un partido religioso disfrazado reivindique lo que en los hechos goza la iglesia mayoritaria. Se podría llamar justicia divina, pero no la justicia secular mexicana, ya que su irrupción viola el 130 constitucional, el código electoral y la Ley de asociaciones religiosas y culto público. En este país, al menos así lo dicen las leyes, no está permitido un partido confesional. Por ello los partidos están obligados a actuar y conducirse sin ligas de dependencia o subordinación con ministros de culto de cualquier religión. Bajo este manto de sospecha, el presidente del nuevo partido insiste a los cuatro vientos: No somos partido religioso, al contrario, somos liberales, como si ser liberal lo eximiera de ser religioso. Flores quiere escamotear y sabe bien que la mayoría de los liderazgos protestantes en México, al menos, son juaristas, políticamente liberales y laicos.

PES 1

Eric Flores es un personaje de largo linaje evangélico. Nace en el seno de una familia enlazada a la Iglesia de Dios, agrupación de corte bautista; estudia en una preparatoria presbiteriana, Instituto Juárez, en el sur del DF, y desde muy joven milita políticamente. Trabajó con el grupo priísta de Colosio y fue asesor de Ernesto Zedillo, bajo la dirección de Liébano Sáenz. Encontré en el libro de Mariano Ávila Arteaga Entre Dios y el césar: líderes evangélicos y política en México (1992 -2002) una reveladora entrevista en la que el actual presidente del PES afirma: Queremos el poder para crear un modelo de gobierno de justicia y de misericordia para que este pueblo voltee a ver a Dios. Eso será posible con gobernantes íntegros cristianos. Ahí afirma no creer en los partidos y, con un toque de mesianismo conservador, proclama: El gobierno civil es bíblico. El federalismo surge de la Biblia. En ello pensaban los que crearon la constitución estadunidense. Hallaron inspiración en Moisés y su formación de líderes laicos.

 

Flores se alía con Casa sobre la Roca, una Iglesia dirigida por Alejandro y Rosi Orozco. Se venden ante Felipe Calderón como el leal brazo evangélico de su campaña presidencial. Igualmente neopentecostal, Casa sobre la Roca navega también en la ambigüedad, no se reconoce una agrupación religiosa, sino una comunidad de superación humana con inspiración en los valores bíblicos que se sustentan en los principios de la teología de la prosperidad. Pero su concepción de familia, sexualidad, aborto y otros análogos es idéntica a la de los católicos conservadores. En ese mismo sentido, el PES, expresado por Daniela Pérez, delegada de Baja California Sur, se pronuncia por el establecimiento de un matrimonio exclusivamente entre un hombre y una mujer, el cuidado y protección de la vida desde su concepción hasta su muerte natural y no inducida, la prohibición al acceso de páginas pornográficas en escuelas, oficinas de gobierno y en áreas públicas.

Instituto-Federal-Electoral-PES-afiliacion_MILIMA20140210_0017_11

El PES de Eric Flores puede representar un modelo inédito que aglutine corrientes conservadoras y ultraconservadoras en México. Ante el desgaste político y simbólico de grupos de derecha radical católica como el Yunque, muchas asociaciones conservadoras requieren nuevos interlocutores y canales más modernos de representación con el poder político; en este sentido el PES apuesta como una conveniente alternativa. Hay que reconocer que la derecha se ha modernizado; ya no es el actor ultra, iracundo, personificado por Serrano Limón. El antropólogo Roger Bartra nos recuerda que si algo irrita a los políticos que viven bajo viejas coordenadas ideológicas es que se esté constituyendo una derecha moderna y que incluso haya impulsado la transición democrática en México.

Flores, el presidente del PES, retoma el proyecto de Casa sobre la Roca fraguado en los tiempos del calderonismo. La pluralización del campo religioso en América Latina ha obligado a incorporar nuevos actores evangélicos con diversas tradiciones, intenciones e intereses específicos. Dicho de otra manera, la ultraderecha ha dejado de ser sólo católica, tiene una competencia evangélica que puede bajo ciertas circunstancias convertirse en aliada. Ambas, la derecha católica y neopentecostal, cuentan con recursos humanos y económicos, con fuertes vínculos internacionales, especialmente con poderosos grupos afines en Estados Unidos. En el fondo la presencia del PES plantea la resignificación de las derechas religiosas del país. Los grupos conservadores quieren salir de sus catacumbas. No cabe duda de que la secularización de la cultura y la globalización han tocado las puertas de los nuevos grupos conservadores, los cuales han logrado mutar, adaptarse e insertar su agenda en la plaza pública. La irrupción del PES lleva a considerar de forma crítica la tentativa conservadora de reconquistar el espacio secular. La derecha encapsulada y conspiradora, como el Yunque, se ha vuelto obsoleta, mientras grupos como el PES suponen el asedio a los espacios de la sociedad civil urbana, la incidencia religiosa en políticas públicas y el ascenso político de una nueva generación, religiosamente conservadora.

 

El cardenal Pietro Parolin y la circunstancia mexicana

julio 17, 2014

 

 

epn-papa-2399

Por Bernardo Barranco V.

Jueves 17 de abril de 2014

La desmesurada y melosa acogida al secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, número dos del Vaticano, refleja el interés del gobierno de Enrique Peña Nieto por guardar una excelente relación con la Iglesia mexicana y con la Santa Sede. Porque existe una preocupación por la inesperada actitud crítica del episcopado hacia las reformas y sobre el rumbo que está tomando el país. No es casual la visita de Parolin ni mucho menos se puede desdeñar las posibles repercusiones políticas que pueda tener para el país.

Recordemos que en abril los prelados mexicanos presentaron un conjunto de preguntas críticas sobre los contenidos de las reformas fiscales, educativa, política, energética y mediática; los cuestionamientos están posicionados en un documento titulado “Por México ¡ACTUEMOS!”.

En dicho pronunciamiento, los obispos, en cinco bloques de cuestionamiento resentados en forma de preguntas expresan inquietudes sobre la orientación del país. Es decir, no son preguntas que buscan sólo la aclaración, sino constituyen verdaderas objeciones a los asuntos que abordan las grandes reformas. Por ejemplo, en la reforma hacendaria, los obispos se preguntan en el texto sobre el destino de la renta para que ésta deba ser utilizada con honestidad y transparencia para construir un país con menos desigualdades, que favorezca el empleo digno.

 

Sobre la reforma electoral, los prelados,  piden que se superen las artimañas de los políticos más habilidosos que lucran con el poder. Sobre la reforma energética, los obispos se preguntan sobre su orientación social; advierten el aprovechamiento de unos pocos, sentenciando que si la persona humana no está por encima del dinero, el dinero le pondrá precio a cada persona. En ese sentido abordan sus cuestionamientos a las reformas en telecomunicaciones observando: ¡Sin verdad y sin justicia los monopolios sólo cambiarán de manos, la manipulación de la opinión pública y de los contenidos la definirán los intereses dominantes! Los obispos cuestionan la indiferencia con que asumimos nuestra circunstancia, al banalizar la pobreza de más de 50 millones de mexicanos, muchos en una miseria que los condena a morir sin atención médica.

Pena_visita_Papa-visita_Papa_Mexico-papa_Francisco-invitacion_Papa_MILIMA20140714_0363_8

Por primera vez en mucho tiempo, los obispos abandonan el lenguaje de terciopelo para confrontar ante los protagonistas de las reformas el destino del país. Ellos mismos señalan que “ante las reformas constitucionales hacemos nuestras las inquietudes de nuestro pueblo y nos preguntamos de qué manera serán benéficas, sobre todo para los que han estado permanentemente desfavorecidos, o si serán una nueva oportunidad para aquellos acostumbrados a depredar los bienes del país”.

En la visita ad limina que en mayo pasado realizaron los obispos a Roma, expresaron sus preocupaciones por la violencia, inseguridad, desempleo, migración, corrupción e impunidad ante el Papa y diferentes dicasterios romanos. Mariano Palacios Alcocer, embajador de México ante la Santa Sede, no tardó en notificar la forma y el tono de los prelados mexicanos ante el Papa.

El giro crítico de los obispos, por supuesto que preocupa al gobierno. Es claro que en el modelo de gobernalidad, la Iglesia juega un papel estratégico para el actual gobierno. En la experiencia de Enrique Peña Nieto como gobernador quedó manifiesta la inmejorable relación de apoyo mutuo con el clero mexiquense. Especialmente con algunos obispos como Onésimo Cepeda, Francisco Javier Chavolla y Carlos Aguiar Retes.

Recordemos que previo a la campaña presidencial, Víctor Rodríguez, entonces secretario de la CEM y hoy obispo de Valle de Chalco, declaró que “Peña Nieto era el mejor gobernador del país”. Por ello, la estrategia del Presidente es mantener excelentes vínculos con el Papa y la cúpula del Vaticano como recurso político y así fortalecer su postura ante la hipotética rebeldía clerical. Así lo hizo Salinas de Gotari en los ochentas bajo la llamada “doctrina Prigione”.

Sin embargo, la postura crítica de los obispos mexicanos tan sumisos y condescendientes con el poder, solo se explica por dos razones. Una es el efecto Francisco, quien es aún mucho más radical en su crítica al modelo económico vigente. Dicho de otra forma: los obispos locales hacen eco de las posiciones del Papa a la situación política y económica del país. En este caso, el gobierno debe entender que la fuente de la discrepancia no es la Iglesia local sino con la visión del Papa Bergoglio.

La segunda razón es que los obispos estén ante la puerta de negociaciones de alguna prebenda o privilegio específico. Políticamente, no debemos pasar por alto ni olvidar que los prelados mexicanos son verdaderos maestros del manejo de tiempos, oportunidades y posicionamiento de su agenda de intereses.

Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado con el Presidente Peña Nieto

Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado con el Presidente Peña Nieto

Efectivamente,  el Papa Francisco en  su exhortación apostólica Evangelii gaudium ( La alegría del Evangelio) denuncia el sistema económico actual: es injusto en su raíz.Esa economía mata, porque predomina la ley del más fuerte. La cultura actual del descarte ha creado algo nuevo: “Los excluidos no son ‘explotados’ sino desechados, son ‘sobrantes’”. Vivimos en una nueva tiranía invisible, a veces virtual, de un mercado divinizado, donde imperan la especulación financiera, una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta. Nos preguntamos si el presidente Enrique Peña podrá encontrar puentes saludables de encuentro en torno a los pobres entre México y el Vaticano, como lo anuncio en un principio,  pues gran parte de los informes de los obispos en la visita ad limina son al respecto severos y críticos. Ya no podrá presumir el descafeinado programa hambre cero de inspiración católica, pues sus resultados han sido decepcionantes.

La respuesta del gobierno no se hizo esperar y el 7 de junio el Presidente Enrique Peña Nieto visita oficialmente la santa Sede y se entrevista con el Papa Francisco. El gobierno quiere atajar un potencial foco de tensión con la Iglesia católica, utilizando el recurso del pragmatismo político. Especialmente cuando la jerarquía mexicana está dado muestras de descontento y malestar que percibe entre su feligresía, no sólo ante la política económica, sino frente a los diversos entornos preocupantes en el país. Uno de los objetivos del Presidente fue explicar, especialmente ante el secretario de Estado Pietro Parolin, las supuestas bondades estratégicas de las reformas y de la política estructural del gobierno. Es el regreso al encantamiento que utilizó el candidato Peña para cautivar a muchos prelados. La visita del Secretario de Estado Parolin, va más allá de los temas de migración y la probable visita del Francisco a México. Se inscribe en el el marco de redefinicones de la relaciones entre la Iglesia y el Estado mexicano y en la configuración de un nuevo tratamiento a la agenda de intereses de la Iglesia local.

 

En política  todo es posible, más en los tiempos actuales  del pragmatismo absoluto que se respira. Mal haría el gobierno mexicano en negociar bajo la mesa alguna concesión clerical. Estaría violando el artículo 40 constitucional que consagra el país como una república laica. Es decir, el Estado mexicano no debe otorgar ningún privilegio a ninguna asociación religiosa, por más mayoritaria que sea, está obligado a guardar equidad con todas las religiones y debe salvaguardar el derecho de las minorías. Como señalábamos en otra entrega, La enorme diversidad religiosa que México ha mostrado en los últimos 20 años reduce las fronteras de posibles negociaciones u ofrecimientos gubernamentales para obtener ventajas coyunturales. El Estado laico mandata al Ejecutivo a fortalecer nuestro sistema de democracia, que lo obliga a incluir, proteger y respetar a las minorías. El crecimiento de las iglesias evangélicas en el país lo llevan a un diseño de inclusión en la construcción plural, porque todas estas confesiones son parte activa de la vida social del país. Por ello, negociar al viejo estilo prigionista puede resultar arriesgado, ya que la condición de monopolio absoluto ha finiquitado. El orden del espacio público en materia religiosa supone no sólo la separación Estado-iglesias, sino un corpus de tolerancia institucional en la cual la inclusión es un factor primordial.

 

Esta nueva soberanía de pluralidad religiosa no puede ser negociada para congraciarse con la religión preponderante. Por más apremiado que esté el Presidente, en el marco de la laicidad no puede mercadear privilegios ni concesiones a cambio de ponderación y apoyo político a proyecto alguno. El Ejecutivo, y no la Iglesia, estarían socavando el carácter laico del Estado mexicano contenido en el artículo 40 de la Constitución.

Un resumen puede leerse en Milenio Estado de México, jueves 17 de julio de 2014

La jerarquía católica ataca el proceso de reformas en México

julio 17, 2014

db4cc86f-9a48-445f-a1f0-def10d2ef691

EL PAIS, Jueves 19  de junio de 2014

Por 

El Papa ha prometido una visita tras recibir al presidente Peña Nieto en el Vaticano el pasado siete de junio

México. – La Iglesia católica en México ha iniciado las hostilidades contra el Gobierno de Enrique Peña Nieto. En el punto de mira figura el buque insignia de su mandato: las reformas emprendidas con apoyo de los dos principales partidos de oposición. La crítica eclesial no ha dejado de sorprender en una institución cuya más alta jerarquía, pese a su turbulenta historia en México, ha vivido días de miel y silencio con los últimos gobiernos.

La primera señal llegó a finales de abril, cuando la conferencia episcopal emitió por sorpresa un mensaje oficial en el que, con lenguaje áspero, echaba por tierra cualquier idealización de la vida mexicana y cuestionaba una por una las principales reformas. Las iniciativas en educación, fiscalidad, política, energía y hasta telecomunicaciones fueron puestas bajo interrogantes: “Nos preguntamos de qué manera serán benéficas, sobre todo para los que han estado permanentemente desfavorecidos, o si serán una nueva oportunidad para aquellos acostumbrados a depredar los bienes del país”.

Tras este golpe se han sucedido un puñado de declaraciones, bien escogidas y desde púlpitos de resonancia. El más reciente dardo partió esta misma semana del semanario oficial de la Archidiócesis de México. En un vitriólico editorial, acusa a la “partidocracia” de encubrir a una “clase hambrienta de poder” y de haber corrompido la reforma electoral impidiendo la transparencia y la participación ciudadana.

El vapuleo contra las reformas, como es habitual en los gestos hostiles de la Iglesia, se ha hecho público en un momento especialmente delicado. Poco después del mensaje de la Conferencia Episcopal, los obispos emprendieron sus visitas ad limina a Roma, donde presentaron los informes de situación, en los que alertaban del narcoterror que sufren amplias zonas de México.

Duras preguntas de los obispos ante las reformas del presidente Peña Nieto

Duras preguntas de los obispos ante las reformas del presidente Peña Nieto

Todo ello como antesala de la visita oficial al Vaticano de Peña Nieto. El encuentro con Francisco, la primera semana de junio y cargado de buenas palabras, culminó con la promesa papal de pisar tierras mexicanas. Aunque no se han concretado fechas, ha trascendido el interés del pontífice por visitar, no un pacífico santuario, sino el punto más caliente de México: la frontera con Estados Unidos.

Peña Nieto ha evitado en todo momento la confrontación. Tras las primeras críticas, se reunió con los obispos para defender la bondad del proceso reformista, el mayor vivido en décadas. Ahí marcó la línea oficial de respuesta: “La pobreza se contiene cuando hay desarrollo que permite incorporar a la gente a la actividad económica”. Tampoco el Partido de Acción Nacional (PAN), de fuerte base católica, ha respaldado las críticas de los prelados.

Un aspecto clave para entender el cambio de la jerarquía es el terror desatado por el narcotráfico y que la ha costado la vida en los últimos años a una quincena de religiosos. El malestar generado por este acoso, pese a que los índices de criminalidad van mejorando, es cada día más palpable y ha llevado a los prelados a pedir un cambio radical de mentalidad.

“No habrá reforma que nos ayude a superar las intolerables desigualdades e injusticias sociales que nos llevan a estar más atentos a la vida privada de los artistas que al sufrimiento de los migrantes arrojados de un tren por no tener para pagar a los extorsionadores, o ver cómo simple estadística o nota periodística los secuestros, la trata de personas, la impune actividad del crimen organizado, las cuotas forzadas, la violencia y los cadáveres decapitados en fosas clandestinas”, denuncian los obispos.

Bernardo Barranco: los obispos  hacen eco del Papa Francisco

Bernardo Barranco: los obispos hacen eco del Papa Francisco

La toma de postura de la cúpula eclesial marca una nueva relación con el Gobierno, pero también, en el orden interno, el alineamiento de la Iglesia mexicana con las tesis del Papa y sus sonoras apelaciones a la lucha contra la pobreza y la injusticia. “La jerarquía mexicana estaba hecha al estilo imperial de las cortes papales de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Eran distantes, poco populares. La irrupción del papa Francisco y su apertura a la normalidad les desconcertó. Durante meses han estado en parálisis frente a la nueva narrativa, hasta que con el documento emitido por la Conferencia Episcopal dejaron clara su postura. No serán revolucionarios pero recelan de la bondad de las reformas”, señala el especialista eclesiástico Bernardo Barranco.

La adopción de las nuevas tesis papales marca el inicio del fin de una relación de proximidad que inauguró el presidente Carlos Salinas de Gortari. En 1991, dio luz verde a una reforma de la Constitución de 1917 que abrió el camino a un reconocimiento vetado hasta entonces a la Iglesia católica. Al año siguiente, se reanudó la relación diplomática con la Santa Sede. Hoy, pese a que la Iglesia ha perdido fuerza (el 83% de la población se declara católica, frente al 95% de 1970), sigue siendo una institución influyente. Y su discurso de denuncia no vaticina complacencia alguna en un país que se esfuerza más que nunca por mejorar su imagen exterior. O como han dejado escrito los obispos: “No podemos acostumbrarnos a tener en la pobreza a más de 50 millones de mexicanos, muchos de ellos en una miseria que les condena a morir sin atención médica”.

FUENTE: EL PAIS

 

La feminización de la Iglesia anglicana

julio 16, 2014
ob_bfc85f_bishop-synod-2133294b-jpg
Por Bernardo Barranco V.
La asamblea nacional de la Iglesia anglicana, conocida como sínodo general, tomó una histórica decisión en York, norte de Inglaterra, que permitirá a las mujeres ascender a la jerarquía de obispos, es decir, las mujeres podrán ser ordenadas obispas. La Iglesia anglicana tiene la mayor denominación cristiana en Gran Bretaña, con presencia en más de 160 países. Esta decisión trascendental sin duda impacta la tibia actitud de la Iglesia católica sobre el papel de la mujer en la institución. Mientras la Iglesia anglicana desde hace más de 20 años las ordena sacerdotisas y ahora obispas, la Iglesia católica, la jerarquía que incluye al Papa, es contraria a la ordenación de mujeres, así como de responsabilidades estratégicas en posiciones claves dentro de la institución. La decisión anglicana ha sido difícil. Después de más de 20 años en que se permitió el sacerdocio femenino, ha enfrentado debates y la tozuda resistencia de sectores conservadores. Con rebeldía los detractores cuestionan que un tercio del clero es ya femenino, además de que la máxima autoridad de la Iglesia anglicana sea una mujer, la reina Isabel II. Algunos de los sectores obcecados abandonaron el anglicanismo para irse al amparo de la Iglesia católica, bajo la apertura conservadora del papa Benedicto XVI. La salida de dichos sectores ha favorecido al lobby feminista y progresista anglicano, pues ha permitido la ordenación de obispas, medida que requería de dos tercios en todas las cámaras del sínodo general, las de obispos, clérigos y laicos.

Dos grandes rasgos guarda esta feminización de la Iglesia anglicana. El primero es que la mayoría de las sacerdotisas no cobran sueldo y dedican a tiempo parcial su ministerio sacerdotal; segundo, el clero femenino es más progresista y condescendiente con los dilemas y avatares de la sociedad contemporánea. Es decir, está claro que el clero femenino anglicano tiene doctrinas mucho menos conservadoras que el masculino. Resulta sorprendente que solo 33 por ciento de las sacerdotisas crea en la virginidad de María para concebir a Jesús.

La ordenación sacerdotal de mujeres es un hecho relativamente reciente en la vida de las iglesias cristianas en Oc­cidente. Aunque existen antecedentes, data de los años cincuenta del siglo XX. Un censo del Consejo Ecuménico de las iglesias señalaba que, en 1970, entre las 239 iglesias miembros, había 68 en las que se ordenaban mujeres.

En las etapas más arcaicas la fecundidad de la tierra y de la mujer eran sagradas

En las etapas más arcaicas la fecundidad de la tierra y de la mujer eran sagradas

Estudios históricos y antropológicos han mostrado que las primeras representaciones de Dios, en las sociedades arcaicas, fueron imágenes femeninas. En los orígenes de la humanidad la representación de Dios era femenina. No se sólo favorecían los sistemas matriarcales, sino que la mujer se representaba como la tierra: la fertilidad y la fecundidad, indispensables para la supervivencia de las frágiles comunidades. Pero con el advenimiento de las sociedades patriarcales, todo esto fue cambiando con el paso del tiempo, en la medida que las sociedades fueron dominadas por los hombres.

El nudo de la discusión teológica e histórica se fundamentaba en dos posiciones. La primera está basada en la escritura y en la tradición; Jesús, sus apóstoles y los discípulos de éstos fueron varones. La Iglesia, por tanto, no tendría autoridad para alterar la ininterrumpida tradición mantenida durante 2 mil años tanto en Oriente como en Occidente. En contraparte, la réplica se basa en la convicción de que Cristo estaba condicionado por su cultura y entorno histórico al no elegir a las mujeres entre sus apóstoles. Sin embargo, su actitud frente a lo femenino salía de los cánones de la época. Los exponentes anglicanos aseveran que el Nuevo Testamento no brinda evidencias contundentes de que sea voluntad de Dios la exclusión de las mujeres del sacerdocio. La humanidad asumida en el misterio pascual de su muerte y resurrección es la humanidad entera, que incluye tanto a hombres como a mujeres. Si no puede demostrarse esta exclusión, entonces la ordenación de las mujeres puede ser entendida muy bien como un desarrollo legítimo de la misma tradición.

Los derechos de las mujeres en las Iglesias, un debate teológico, hermenéutico y político

Los derechos de las mujeres en las Iglesias, un debate teológico, hermenéutico y político

En la actualidad, en las instituciones religiosas, generalmente las mujeres modernas se sienten discriminadas, olvidadas e invisibilizadas. Incluso en aquellas iglesias que se han abierto al sacerdocio femenino. Dicho de otra manera, si bien muchas iglesias se han flexibilizado, la mayoría mantiene la primacía patriarcal. Desde luego, un análisis crítico obliga a los matices; sin embargo, es un hecho que las religiones han ejercido –y siguen ejerciendo– una función que relega a la mujer y legitima el orden patriarcal establecido. Paradójicamente, las mujeres son la mayoría de los creyentes y las más fieles seguidoras de los preceptos religiosos. Tienen la responsabilidad educadora de los hijos en las diferentes creencias y tradiciones. Si bien las mujeres han ganado espacios en la vida profesional, pública, académica y científica, en las instancias religiosas aún guardan un papel de subordinación.

El papa Juan XXIII indicó en la encíclica Pacem in terris, 1963, que el ascenso de las mujeres en la vida pública es uno de los signos más importantes de los tiempos. Sin embargo, pese al reconocimiento, la Iglesia católica no se ha atrevido desde entonces a reconocer institucionalmente el nuevo rol de las mujeres tanto en la sociedad como en la Iglesia. Pero cada vez es mayor el número de mujeres, en la sociedad contemporánea, que cuestionan el relegamiento religioso. Tienden a apartarse de las orientaciones morales que les impone el patriarcado religioso y en otros casos: se organizan autónomamente. Muchas mujeres se han rebelado y ha surgido en todas las religiones una nueva forma de pensar y de reformular las creencias y las prácticas religiosas, proceso que los especialistas llaman: la teología feminista. Sin duda la ordenación episcopal de mujeres en Inglaterra alentará las reivindicaciones de las mujeres en las actuales iglesias cristianas y paracristianas. De hecho, la Federación de Mujeres Progresistas en España se ha animado a demandar ya a la Iglesia católica seguir el ejemplo anglicano.

Parolin mediaría distanciamiento de iglesia de reformas estructurales. Con Denise Maerker

julio 16, 2014
Cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, visita México. Julio de 2014

Cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, visita México. Julio de 2014

Parolin mediaría distanciamiento de iglesia de reformas estructurales. Con Denise Maerker

Para el especialista en temas religiosos, Bernardo Barranco, la presencia del cardenal Pietro Parolin en el coloquio México Santa Sede sobre Migración y Desarrollo, es para mediar la posible tensión y preocupación por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto por el distanciamiento de la iglesia frente a las reformas estructurales.

Sobre la decisión histórica de la Iglesia Anglicana de ordenar mujeres obispas, el especialista en temas religiosos, Bernardo Barranco, precisó que sin duda alguna, el hecho de que la iglesia de Inglaterra permitiera que las mujeres accedieran a ser obispos, es un hecho muy importante, “porque la iglesia anglicana años luz va sobre la católica en apertura al reconocimiento sobre el rol de la mujer”.

 

Sin embargo, en entrevista para el programa “Atando Cabos”, aseveró que no ha sido una decisión fácil, ya que ha significado grandes discusiones, incluso, rupturas.

 

Las mujeres en la Iglesia Anglicana podrán ser consagradas obispas

Las mujeres en la Iglesia Anglicana podrán ser consagradas obispas

Recordó que hace dos años Benedicto XVI se abrió para que muchos sectores anglicanos, que estaban en contra de la ordenación de las mujeres y esta tentativa de ordenación de obispas, se pasaron al bando católico, la cual en cierta forma fortaleció y permitió que por una amplia y aplastante mayoría las mujeres pudieran ser obispas en eses país.

 

Asimismo, dijo que sin duda viene a remover lo que en la iglesia es una tímida apertura hacia el rol de la mujer, además de que un tercio de los 8 mil sacerdotes, son mujeres profesionales, voluntarias y que no cobran, y pocas de ellas son permanentes “lo cual les da un contacto ya sea con la vida familiar, con la vida profesional que gran parte del clero masculino no tiene y las encuestas marcan que estas mujeres son más progresistas en términos culturales que los hombres”.

 

Por otro lado, y respecto al coloquio México Santa Sede sobre Migración y Desarrollo, Bernardo Barranco, detalló que la Nunciatura fue poco sensible al haber cedido un evento de mucha pompa y no haber entrado con los actores que están en el corazón del tema.

 

Además de la migración está en la agenda el cuestionamientos de la Iglesia a las reformas y la próxima visita del Papa

Además de la migración está en la agenda el cuestionamientos de la Iglesia a las reformas y la próxima visita del Papa

Además, de que la presencia del cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de El Vaticano en esta reunión cumbre, va más allá de la visita del Papa Francisco, la cual tendrá características diferentes ya que quiere ir a lugares de frontera, como Tijuana.

 

“Yo creo que la presencia de él es también un tanto esta especie de tensión y cierta preocupación del gobierno mexicano por el distanciamiento que está teniendo la iglesia frente a las reformas estructurales del presidente Peña Nieto, yo creo que por ahí va la línea porque en el fondo el Episcopado está siguiendo el pensamiento económico, la crítica a la economía que hace el Papa Francisco… y su presencia es para mediar, suavizar el pronunciamiento de los obispos mexicanos contra las reformas y sosegar  está posible tensión y preocupación por parte del gobierno de Peña Nieto”.

Para escuchar la entrevista: Atando Cabos con Denise Maerker

Papa fustiga a cómplices de pederastia

julio 11, 2014

Pederastas

Por Bernardo Barranco

El Pasado lunes 7 de julio en Santa Martha, el Papa Francisco planteó en su homilía la más dura y severa crítica a “los líderes” de la Iglesia católica de ser cómplices por encubrimiento y omisión a los diversos casos de pederastia que se han presentado.

Ante víctimas de Inglaterra, Alemania e Irlanda, el pontífice dio la más enérgica condena, jamás realizada por la iglesia, de los curas pederastas y clérigos de alto rango que han sido cómplices y solapadores, en lugar de castigar y denunciar.

Que un Papa pida perdón a las víctimas de abuso sexual ya no es novedad. Benedicto XVI se reunió con víctimas en Estados Unidos en su visita en 2008. Lo mismo lo hizo en Australia, Portugal, Irlanda y hasta en la pequeña Malta.

Sin embargo, ahora Francisco cuestiona duramente la complicidad de las estructuras eclesiales que durante décadas guardaron silencio cómplice. Los líderes de la Iglesia católica, dijo, no han “respondido adecuadamente” a las denuncias de abuso sexual de menores por parte de sacerdotes pederastas. Y han causado “aún más sufrimiento” a sus víctimas.

En la homilía del 7 de julio, el Papa Francisco cuestionó la complicidad de las estructuras de la Iglesia en la pederastia

En la homilía del 7 de julio, el Papa Francisco cuestionó la complicidad de las estructuras de la Iglesia en la pederastia

En su enérgica condena por la forma en que la Iglesia ha manejado estos abusos, el Papa Francisco, pidió perdón a las víctimas, no sólo en nombre de los que habían cometido abusos, sino también por aquellos que cayeron en “pecados de omisión” y han agravado el problema.

Este recio planteamiento del Papa, cuestiona a muchísimos obispos que han sido señalados como encubridores, bajo la lupa crítica de la opinión pública. “Estas acciones son despreciables”, acusó el Papa; “Es como un culto sacrílego, porque estos niños y niñas se les asignó al carisma sacerdotal sean llevados ante Dios. Y estas personas han sacrificado al ídolo de su propia concupiscencia… No hay lugar en el ministerio de la iglesia para los que cometen estos abusos, y estoy comprometido a no tolerar la más mínima lesión a un menor por parte de una persona alguna”.

¿Cuáles son los jerarcas mexicanos señalados? En primer lugar están los tres arzobispos de San Luis Potosí, en particular monseñor Luis Morales Reyes, quien actuó con displicencia ante el ahora prófugo sacerdote Eduardo Córdova Bautista. En lugar de reprenderlo, lo premió nombrándolo representante legal de la arquidiócesis.

Y, por supuesto, bajo la mira crítica continúa el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de la ciudad de México. Se le imputa haber protegido y apoyado a Marcial Maciel y a los Legionarios, así como al depravado sacerdote Nicolás Aguilar, acusado de haber abusado a más de 100 niños entre Tehuacán, ciudad de México y Los Ángeles.

Sin duda el Papa Francisco conmueve con sus planteamientos abiertos y frescos. Ayudan a que la Iglesia sea más franca y crítica frente a temas tan delicados como la pedofilia clerical. Sin embargo, Bergoglio tiene que pasar de la palabra a la práctica y de la crítica a las soluciones institucionales. Seguimos esperando la tan cantada reforma de la curia.

Milenio Estado de México, jueves 10 de julio de 2014

Papa Francisco cuestiona complicidad de iglesia en pederastia.

julio 11, 2014

Bernardo Barranco con Denise Maerker

francisconobel

Esto incluye a la Arquidiócesis Primada de México y al mismo cardenal Norberto Rivera, acusado de haber solapado a Macial Maciel y a Nicolás Aguilar, otro de los grandes pederastas prófugos, refirió

El Papa Francisco se encuentra en un momento crucial luego de haberse reunido por primera vez en su pontificado, con víctimas de pederastia y haber pedido perdón por segunda ocasión, afirmó el especialista en creencias religiosas, Bernardo Barranco Villafán, pues debe pasar de las palabras a los hechos.

Entrevistado en el espacio de Denise Maerker “Atando Cabos”, señaló que la homilía del pasado lunes, fue muy conmovedora en todos los sentidos, aunque la gran novedad es que cuestiona a los líderes de la iglesia de haber guardado silencio y complicidad, algo que ha cuestionado de manera frontal.

“No solamente es el enfoque a víctimas al perdón, la traición por parte de los abusadores sexuales, del clero, sino el tema de la complicidad interna. El Papa fue duro y claro, mucho lugares el modus operandi de la iglesia católica ha sido el de minimizar, negociar con las víctimas o culparlas e ir diluyendo la amenaza”.

Esto incluye a la Arquidiócesis Primada de México y al mismo cardenal Norberto Rivera, acusado de haber solapado a Marcial Maciel y a Nicolás Aguilar, quien es otro de los grandes pederastas prófugos, refirió.

El gran reto, dijo, “es pasar de estos pronunciamientos conmovedores a hechos institucionales, concretos”, concluyó el sociólogo.

Escuchar

 

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores