Posts Tagged ‘Pentecostalismo’

El papa Francisco y el declive del catolicismo latinoamericano

julio 22, 2013

AmericaLatina_550_2 El papa Francisco y el declive del catolicismo latinoamericano

Por Bernardo Barranco V.
La Jornada, miércoles 17 de julio de 2013

A unos cuantos días de la visita del papa Francisco a Brasil existen expectativas e interrogantes sobre el desempeño del pontífice. Francisco viene a encabezar la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Río de Janeiro, entre el 23 y el 28 de julio, con una audiencia estimada de 1.5 millones de personas. El Papa llega a un país convulsionado por violentas protestas que pusieron en estado de alerta a los organizadores, quienes, junto con los responsables de la curia romana, determinaron proseguir con el viaje de Francisco, a pesar del manifiesto descontento social de amplios sectores de la población hacia las políticas económica y social del gobierno encabezado por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

La jornada mundial es un magno evento que no se debe despreciar. Además del Papa, convoca a más de 250 obispos de diferentes nacionalidades que guiarán los encuentros y las reflexiones de los jóvenes, además de que los presidentes episcopales latinoamericanos agrupados en el Celam tendrán espacios con el pontífice argentino. Pero, más allá de las jornadas, el objetivo de Bergoglio es animar la moral y la talante pastoral de una Iglesia católica brasileña a la baja. Si bien en Brasil se tiene el mayor número de católicos en el mundo, éste ha venido disminuyendo de manera acelerada. Según el último censo del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en 2010, 64.6 por ciento de la población se considera católica, contra 73.6 por ciento en 2000. Todavía en los años 80 los católicos estaban arriba de 90 por ciento.

1363316740_catolicos2

En Brasil, esta disminución está correlacionada por un aumento en el número de evangélicos. Según el mismo IBGE, el número de creyentes aumentó de 15.4 por ciento en 2000 a 22.2 por ciento en 2010. A diferencia de Europa, donde el ascenso notable corresponde a los ateos y agnósticos, en Brasil se experimenta un éxodo de fieles de la Iglesia católica hacia otras formas de religión, especialmente las denominaciones pentecostales, que representan 60 por ciento de la población evangélica. En Brasil y México, los dos países con mayor número de católicos, se pone en evidencia la crisis actual del catolicismo latinoamericano, que en los últimos 25 años ha sido desbordado por nuevas y emergentes ofertas religiosas. En países centroamericanos el número de católicos ha disminuido a niveles de 50 por ciento. Por ello, se ha venido atemperando el discurso triunfalista y mediático, desarrollado sobre todo bajo de pontificado de Juan Pablo II.

El concepto pentecostalismo viene de un pasaje de la Biblia que dice que un día de Pentecostés, pascua judía, el Espíritu Santo descendió ante los apóstoles y comenzó a operar milagros. Uno de los notables poderes del Espíritu Santo pentecostal en Brasil es la capacidad de cura, de ahí las imágenes en sesiones de trance, sanciones y euforia. El pentecostalismo brasileño es un fenómeno de las masas pobrísimas, excluidas y abandonadas a su suerte, tanto por católicos como por protestantes. El éxito de las denominaciones pentecostales radica en que han logrado crear una eficiente articulación entre la vida religiosa y la vida material. Un puente entre la mística y la superación de una condición de pobreza y destierro social. El gran suceso del pentecostalismo es que Dios es capaz de producir cambios personales y materiales concretos en la vida del creyente. Ya el catolicismo aparece más retórico y una compleja agenda encabezada por la jerarquía más preocupada por incidir en la agenda y en el espacio público que estar atenta a las necesidades y aspiraciones de la feligresía.

Pero el papa Bergoglio no es ajeno a esta realidad. Sabe muy bien como latinoamericano que la Iglesia debe renovar su presencia pastoral y social en la región. Desde antes de que fuera electo pontífice, Francisco llamaba a recuperar la parroquialidad en la Iglesia, es decir, a tener un impulso mucho más pastoral frente a una creciente burocratización y apego a los poderes seculares. La presencia de Francisco, el primer papa latinoamericano, en Brasil, tiene asegurada la notoriedad mediática, cada gesto y cada palabra sucitarán expectativas y análisis en el continente. Hasta dónde la teología social del papa Francisco podrá ser empática con la teología latinoamericana de la liberación, incluso reconocer su aporte y reconciliación negada por los anteriores pontífices europeos. ¿La teología popular, no marxista ni politizada de Bergoglio, podrá hermanarse con los esfuerzos pastorales que aún persisten de denuncia y apoyo a enfrentar la miseria, la desigualdad y sus mecanismos económicos?, se pregunta el destacadísimo vaticanista italiano Marco Politi.

En Brasil el número de creyentes, especialmente pentecostales,  aumentó de 15.4 por ciento en 2000 a 22.2 por ciento en 2010

En Brasil el número de creyentes, especialmente pentecostales, aumentó de 15.4 por ciento en 2000 a 22.2 por ciento en 2010

Por lo pronto se ha venido llevando manifestaciones de rechazo evangélico por el trato privilegiado y soporte económico por parte del gobierno a la visita de Francisco. La estadía costará cerca de 250 millones de dólares. El gobierno federal y algunos gobiernos estatales aportarán cerca de 70 por ciento del presupuesto, aunque los organizadores tratan de apaciguar el descontento, sentenciando que con la ayuda de empresas patrocinadoras y contribuciones en forma de cuotas de los cientos de miles de peregrinos internos y del extranjero se solventarán los gastos. Ahí está la polémica sobre el trato de excepción que aún perdura, de una religión que está dejando ser mayoritaria. Pero tan sólo en seguridad del Papa, el gobierno ha destinado más 11 mil efectivos que estarán pendientes de la integridad de Francisco. En Roma, después de su encuentro de media hora con el papa Francisco, 20 de marzo de 2013, la presidenta Rousseff fue abordada por la prensa. Un periodista argentino le preguntó retadoramente qué pensaba de un papa argentino en Brasil. Dilma respondió: Tú eres muy afortunado, porque es un gran Papa, pero digo como nuestra gente dice: el Papa es argentino, pero Dios es brasileño.

Anuncios

Casa sobre la Roca, la nueva derecha neopentecostal

octubre 12, 2011
Casa sobre la Roca, la nueva derecha neopentecostal
Bernardo Barranco

Las proximidades entre Calderón y los grupos neocarismáticos de Casa sobre la Roca están marcadas por la constante ambigüedad, el pragmatismo y la mutua utilización político-religiosa. Cuando Felipe Calderón fue candidato, en 2006, recibió todo el apoyo y las bendiciones de los Orozco, Rosi y Alejandro, líderes de dicha asociación político-religiosa. Así, Casa sobre la Roca se convirtió en cabeza de playa, es decir, la avanzada y puente político con el mundo evangélico. Calderón candidato se benefició del liderazgo, la capacidad de convocatoria y de las redes sociales de Casa sobre la Roca. Calderón presidente cumple con cargos, puestos, recursos y redes de influencia que los Orozco han sabido aprovechar. El libro de Rodolfo Montes La cruzada de Calderón (Random House Mondadori) muestra claramente la violación del carácter laico por parte del presidente Felipe Calderón.

Cuando la editorial me pidió hacer una introducción a la investigación periodística de Montes, me llamó poderosamente la atención la poca claridad de los actores. Para empezar Casa sobre la Roca no se reconoce como asociación religiosa (AR), sino como asociación civil (AC); hace malabares en sus propias definiciones contradictorias, expresa que hay una enseñanza no religiosa de la Biblia. Ser AC es conveniente: le permite sacudirse de prohibiciones políticas, así como prestar servicios al Estado. Aquí hay complacencia y omisión de la misma Secretaría de Gobernación, que tolera dicha ambigüedad.

Por diferentes medios, Calderón ha señalado que no se ha convertido a ninguna otra creencia y que sigue siendo católico; sin embargo, aparece en videos ante multitudes con gestos, lenguaje corporal y la utilización de conceptos propios de un predicador evangélico. Otro contrasentido es que los fundadores y líderes religiosos de Casa sobre la Roca rechazan llamarse ministros de culto cuando predican y realizan ceremonias paralitúrgicas frente a sus audiencias. También es reprochable la opacidad del gobierno panista y de la primera dama Margarita Zavala porque no quieren reconocer las raíces evangélicas del vasto programa gubernamental Nueva Vida, expresión clásica en la Biblia, cuyo autor intelectual y promotor inicial es precisamente Alejandro Orozco.

En el contexto de la guerra santa desatada por el Presidente, con cierto voluntarismo, los Orozco vendieron a los Calderón el sueño colombiano, basado en el éxito de una iglesia colombiana de ultraderecha llamada Misión Carismática Internacional. Si Colombia ha podido revertir la narcoviolencia, México también. La guerra tiene que estar acompañada por valores inspirados en la palabra de Dios. Organizaciones de la sociedad civil e iglesias deben sumarse a una gran causa con programas de valores y asistencia social y soporte moral para prevenir y atender las adicciones. Los Orozco ofrecen la vía colombiana, una especie de cruzada espiritual para atender el rostro humano de la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Más allá de las revelaciones que Rodolfo Montes detalla en su libro, la cuestión de fondo es el surgimiento de un nuevo tipo de derecha religiosa. Efectivamente, Casa sobre la Roca puede representar un nuevo modelo de movimientos ultraconservadores en México. Ante el desgaste simbólico de grupos de la derecha radical, como el Yunque o Provida, la agenda moral de muchos grupos conservadores requiere de nuevos interlocutores y canales más modernos de representación. Casa sobre la Roca es un ensayo alternativo, una suerte de tercera vía, como ha expresado Adonirán Gaxiola. El grupo neopentecostal de Casa sobre la Roca, no se reconoce católico ni evangélico, sino una agrupación de superación con inpiración en los valores bíblicos que se sustenta en los principios de la teología de la prosperidad. Pero su concepción de familia, sexualidad, aborto y otros análogos es idéntica a la de los católicos conservadores.



Las imágenes reinantes de la ultraderecha deben ser revisadas. Pensamos en actores coléricos como Sandoval o Serrano Limón; en organizaciones anticuadas, semisecretas, herméticas, con extravagantes rituales que marchan a contracorriente de las sociedades modernas. Los modelos serían el Yunque y Provida. Sin embargo, los grupos conservadores en México y en América Latina han evolucionado. Ahora utilizan el discurso de la democracia moderna, usan con soltura los términos de las grandes empresas, sin empacho parafrasean los conceptos de la sicología moderna y de la superación personal. Los nuevos grupos conservadores impulsan a sus adherentes para que se introduzcan en el servicio público, escalen puestos y cargos en gobiernos e incidan en las políticas públicas; se posicionen en agrupaciones de la sociedad civil, asociaciones civiles, en organismos de asistencia social, de filantropía y en los medios de comunicación.

Una de las paradojas más provocadoras de los nuevos grupos conservadores es que se sienten y pueden aparecer progresistas. Los grupos han venido relaborando su discurso y su actuación en torno a los derechos humanos, la defensa de la vida, la pobreza, la familia y la política. Incluye la incorporación de los debates internacionales que se esgrimen en instancias como la ONU, la Unesco y las diferentes conferencias mundiales donde se dirimen estos temas. No es casualidad que la diputada, Rosi Orozco, con su iniciativa aprobada sobre trata de personas, se sienta, y así quiere que la miren en su entorno, como una heroína patriótica haciendo una gran servicio a la nación. Es evidente el malestar entre un sector de panistas que se siente desplazado por el advenimiento de los Orozco. También entre los sectores del Yunque hay preocupación, porque puede ser desplazado, y en la Iglesia católica existe desconcierto.

Para Casa sobre la Roca, los Calderón son historia. Ahora ya han enfocado baterías, apoyos y encantos a los precandidatos. Notablemente figuran Cordero y Peña Nieto.

La Jornada, jueves 12 de octubre de 2011.

Iglesia Universal del Reino de Dios, Pare de sufrir

marzo 10, 2009

Negocio próspero en medio de la crisis: nueva religión en Brasil y que se expande a su entorno como el vapor de agua en día de niebla…

Monday, March 09, 2009

https://i1.wp.com/img47.imageshack.us/img47/5182/image6906phixr1tn3.jpg

Esto es una muestra de cómo es posible que las religiones tengan tanto apoyo en su base social y que ni el intento llevado a cabo por el marxismo realmente existente en la ex URSS haya logrado que la religión desapereciera de la sociedad política
En algunos sitios sin embargo parece estar en auge la psicología…lo cual no deja de ser uninteresante síntoma sobre el papel de los ministros de Dios y el papel de los psicólogos en los Estados que se pretenden laicos…

La fe que mueve millones
La Iglesia Universal del Reino de Dios se expande en medio de la polémica. Creada hace 30 años en Brasil, donde ya tiene 4500 templos y un imperio de medios de comunicación, hoy es fuerte en toda Latinoamérica. En Argentina, tiene casi 200 sucursales. La estrategia es la misma en todos los países: dar la batalla en los medios y predicar la salvación a cambio de dinero permanente

Cuando el obispo Paulo Roberto gritó “¡Si usted da, Dios le da!”, después de decir que la crisis no debería servir de pretexto para negar el diezmo o la ofrenda, Mercedes no lo pensó dos veces. Levantó la mano y tiró, en una bolsa roja, los 500 pesos mexicanos (US$ 33) que su madre le había prestado. Atraída por un anuncio que había visto en el subterráneo, “¿Está sufriendo y no encuentra una salida?”, la mexicana llevó sus esperanzas al templo en el antiguo cine Jalisco, en el barrio popular de Tacubaya, Ciudad de México, donde pidió a Dios trabajo,salario, salud y paz familiar.

Al aceptar el desafío de regresar en ocho días con otra donación, la mexicana Mercedes estaba así aumentando el rebaño de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD). Mientras en todo el mundo sólo se habla de cortes, retracción de inversiones y reducción del crecimiento, la iglesia fundada hace 30 años en Brasil se aprovecha de la crisis para atraer fieles desesperados y consolidar su imperio evangélico en Latinoamérica. Con excepción del nombre, ya que en la mayoría de los países se autodenomina “¡Pare de sufrir!”, la IURD utiliza para crecer la misma fórmula aplicada en Brasil: predica la prosperidad a cambio de donaciones, rituales de liberación espiritual y un trabajo doctrinario fuertemente apoyado por los medios de comunicación.

Con uno u otro contratiempo, la IURD amplía su rebaño sin encontrar dificultades locales. A pesar de las polémicas en las que estuvo involucrada en Brasil por denuncias sobre blanqueo de dinero, falsedad ideológica, prejuicio religioso, entre otros problemas, una investigación realizada en la Argentina, Uruguay, México, Venezuela, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Puerto Rico muestra que las autoridades, hasta ahora, prácticamente no han puesto restricciones a la expansión de este imperio de la fe en sus países. En México, la IURD enfrenta una acción judicial por no haber registrado a 35 de sus ministros en la Secretaría de Gobierno (Segob); la multa podría llegar a 204.000 pesos mexicanos (US$ 13.600).

En San José de Costa Rica, la IURD compró una sinagoga judía, en US$ 2.000.000, y la transformó en su sede. Ya en Buenos Aires, la adquisición de una emisora de radio por US$ 15.000.000 millones aceleró su expansión (ver recuadro). En la mayoría de los países, la Universal está registrada como organización civil, que es una importante estrategia para que los gobiernos locales tengan menos margen de regulación. Además de eso, conseguir status de iglesia probablemente representaría la necesidad de estar en contacto con otros liderazgos religiosos locales.

Ni siquiera las diferencias culturales ni la barrera del idioma (el “portuñol” de los pastores brasileños) representan obstáculos a la Universal. “El diezmo es la palabra clave para abrir las puertas de Dios”, predica el obispo Paulo Roberto, junto a un desempleado, a un enfermo de cáncer, a una madre soltera, a un endeudado, a un negociante fracasado, a un divorciado, entre otros desesperados. Si quieren parar de sufrir, deben seguir al obispo. “Si usted da, Dios le da”, repite Paulo Roberto, al pedir donaciones que van de 20 pesos a mil pesos (de US$ 1,5 a US$ 100).

Como en Brasil, el cobro del diezmo es el objetivo central de la iglesia. Irma Saavedra, ex-seguidora de la IURD en Venezuela, frecuentó por algunos meses un templo en Maracay. “Los pastores le dicen que cuanto más grande es su contribución a Jesús, más recibirá”, recuerda. Saavedra comenta que ellos tienen el cuidado de decirle que el diezmo no es obligatorio, pero si no lo da, no debe esperar recibir grandes favores, “y es cuando la gente deja todo lo que tiene”, resume.

En el templo central de Costa Rica, los cultos son interrumpidos para la exhibición de un video que muestra la historia de un empresario argentino que había perdido todos sus bienes. Después de hacer un sacrificio y entregar a la Iglesia el dinero ahorrado para su matrimonio, él había comenzado a prosperar hasta hacerse un magnate. “¿Cuándo vamos a ver un testimonio como éste en esta iglesia?”, pregunta el pastor. Me encantaría que ustedes prosperaran así, como lo hizo este hombre”. El pastor les pide que todos vuelvan a sus asientos y depositen sus ofrendas, lo que cada uno pueda, en dos bolsas de paño.

Después, el pastor les pregunta quiénes están dispuestos a hacer el sacrificio, y solamente dos o tres levantan las manos. El pastor sonríe y les dice: “No hay problema, cada uno sabe cuánto puede hacer en sacrificio para el Señor. ¿Saben lo que decimos cuando no podemos hacer el sacrificio? ¡Que tenemos a Judas agarrado al bolsillo! ¿Quién tiene a Judas agarrado al bolsillo?” El les pregunta con una sonrisa, bromeando, y varias personas le responden levantando las manos.

Brasil, donde todo comenzó
Peleas religiosas, escándalos, denuncias, detenciones, marcan los 30 años de la Iglesia Universal en Brasil. Para esta iglesia neo-pentecostal, los medios de comunicación, el catolicismo y las religiones afrobrasileñas son sus principales oponentes. Desde el año pasado, la Universal ha promovido represalias contra los medios de comunicación y periodistas que se cruzan en su camino. Con el argumento de que un eventual “daño moral” causado por las investigaciones periodísticas, fieles de varios lugares del país, en una acción claramente organizada, movieron procesos individuales contra la periodista Elvira Lobato, del periódico Folha de S. Paulo, tras su investigación sobre el imperio de comunicación montado por la iglesia en estas tres décadas.

La misma maniobra intentó intimidar a la Red Globo de Televisión, cuando la emisora exhibió en el programa “Linha Direta” una investigación sobre la participación de tres pastores de la Universal en el asesinato de un joven en Bahía, en 2001. De las 96 acciones judiciales promovidas por fieles con el mismo argumento del daño moral, 87 ya tuvieron sentencias favorables a la Red Globo.

La investigación de Elvira Lobato, informó, por ejemplo, que la IURD tiene su propia empresa de taxi aéreo, la Alliance Jet, en Sorocaba, San Pablo. Según datos de la empresa, facturarían 500 mil reales mensuales (US$ 210.000), tienen tres aviones, uno de ellos adquirido por US$ 28.000.000, en 2007. También informó que la Unimetro, empresa de la IURD, estaría asociada a la Cableinvest, registrada en el paraíso fiscal de Jersey, en el Canal de la Mancha. El eslabón aparecía en los registros de la empresa en la Junta Comercial de San Pablo. “Una hipótesis es que los diezmos de los fieles serían enviados a paraísos fiscales”, escribió la periodista.

La cantidad de empresas asociadas a los obispos, otro dato relevante del trabajo, reforzó las denuncias publicadas sistemáticamente por los medios de comunicación, desde los años 90, de que la IURD se valió de terceros para la adquisición de las emisoras de radio y de televisión, en flagrante ilegalidad. La persistencia del problema muestra que el poder político representado por la combinación ?medios de comunicación+fe´ logró que varios gobiernos fingieran que no veían el “modelo de negocio” que garantizó la expansión de este imperio.

La Universal repite en Latinoamérica el modelo ya probado en Brasil, como la ocupación de antiguos cines y teatros para sus sedes, con predilección en barrios pobres y populares, la venta de supuestos objetos milagrosos y el alquiler de horarios de emisoras de radio y televisión en la madrugada. Otra práctica que se repite fuera de Brasil es la organización temática de los cultos semanales. El martes, por ejemplo, empezó a ser el día de la liberación (cuando los religiosos “limpian” a las personas de los espíritus malos). El lunes, es el día dedicado a la prosperidad. Miércoles y domingo, son los días del Espíritu Santo. El viernes, la liberación (parecido al martes) y el jueves, la familia (el sábado, las actividades se encargan a los obreros y a los pastores auxiliares, ya que es el día del descanso del pastor titular). Aunque los temas sean distintos, una práctica se repite todos los días: los intensos pedidos al pago de los diezmos.

Fue en el comienzo de la década de los 90 que la Universal atravesó las fronteras brasileñas para instalarse inicialmente en Uruguay y Argentina. El desarrollo en dirección al Uruguay, por ejemplo, empezó en la ciudad brasileña de Santa Ana do Livramento, limítrofe con el departamento uruguayo de Rivera, y en otras zonas fronterizas. Para los frentes colonizadores, la cúpula de la iglesia optaba por enviar a jóvenes pastores brasileños, dispuestos a trabajar duro e iniciar nuevas iglesias en una situación que seguramente no es fácil y que les exige mucha dedicación y compromiso. Dos décadas después, sin embargo, los líderes locales ya empiezan a ascender en la jerarquía de las iglesias en sus países.

Desde el comienzo, los obispos, los pastores y los obreros promueven cultos sincréticos, en los cuales mezclan elementos de varias religiones y hacen sesiones de exorcismo, liberación y cura. Predican la idea de que la mala suerte de las personas se explica por la presencia del demonio. Como salida para esos males, la iglesia les ofrece a los fieles la Teología de la Prosperidad, surgida en los Estados Unidos, un discurso que predica que la pobreza es obra de Satanás, y les promete asceno social a las clases más pobres.

En noviembre pasado, en una sesión de liberación durante una ceremonia en el Centro de Ayuda Espiritual de Sabana Grande, unidad de la IURD en Venezuela, el pastor intentaba liberar del demonio a una mujer presuntamente traicionada por su marido. La ceremonia obedece siempre al mismo guión. El pastor empieza hablando en voz baja: “Libérese, mujer, del sufrimiento, porque encontró marcas de lápiz labial en la camisa de su marido”. La voz se hace más fuerte y enfática hasta que la mujer grita y el pastor la agarra por el pelo: “¿Espíritu maligno, quien eres tú?, dice él, mientras la mujer se niega a contestarle y se contorsiona. Por fin, le contesta: “Maria Lionza” [figura central de un culto venezolano en el que se mezclan ritos y creencias católicas, indígenas y africanas, incluyendo la santería y el vudú].

Descubierto el problema, el pastor le ordena a la mujer que ponga las garras (manos) hacia atrás, para luego pedirle que expulse todo el mal que había sembrado en la víctima. La multitud permanece estupefacta. La mujer, llevada al altar, hace muecas. Sus gestos indican la extracción de algo que no se puede ver. “¿Ya ha expulsado todo?”, le pregunta el pastor. Con la voz ronca, la mujer le contesta que sí. Aparentemente el demonio se había marchado y la creyente se dirigió tranquila a la panadería contigua. Si ya no había demonios ni dolor, había tiempo para un café.

El especialista mexicano Bernardo Barranco explica que esa iglesia neo-Pentecostal se encuentra en un meteórico crecimiento porque manipula emociones como la risa, el llanto y la alabanza en una sociedad rígida, en crisis económica y de valores y con una Iglesia Católica predominante que no satisface las necesidades espirituales de la sociedad. Sin embargo, destaca: “No se sabe la línea divisoria en la cual comienza la empresa o la religión. Manipulan un negocio de lucros intercambiados, porque la gente no es tonta y tampoco se deja engañar. Ellos van porque reciben a cambio lo que el estado o la iglesia predominantemente no les da: esperanza de vida”.

© LA NACION