Posts Tagged ‘Foro Cívico México Laico’

Bernardo Barranco: El Estado laico garantiza las libertades de las minorías

diciembre 16, 2016

batallas-por-el-estado-laico

La Jornada de Morelos

Domingo, 10 abril 2016

Mario CASASÚS

logo

Ciudad de México.- En entrevista con La Jornada Morelos, Bernardo Barranco Villafán (1954), presenta Las batallas del Estado laico: “La reforma al Artículo 24 estaba planeada para culminarla con bombo y platillo con la visita del Papa Benedicto XVI, pero no se dio, tuvo tantos accidentes y opositores, que la reforma entró por la puerta trasera, la clase política quedó maltratada, también la propia Iglesia católica, y los actores han cambiado”. El sociólogo y colaborador de La Jornada opina: “Muchos obispos son iguales que la clase política, se les resbala cada crítica, el ejemplo más claro es Norberto Rivera, a pesar de los regaños del Papa Francisco, el cardenal asistió a la fiesta de cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos. Pero hay un sector más pastoral que sí le hace caso al Papa Francisco, por eso me atrevo a decir que en las batallas por las leyes secundarias la Iglesia católica llegará muy diezmada en los cabildeos políticos”. La reforma al Artículo 24 pretende autorizar las candidaturas de los sacerdotes, el acceso del clero a los medios de comunicación y la doctrina religiosa en la educación pública.

LJM.- Bernardo, su libro analiza la reforma al Artículo 24, cuenta cómo los políticos insertaron las demandas del clero recuperar sus privilegios y terminar con la separación entre Iglesia y Estado, ¿cuánto tiempo tardó en investigar y escribir Las batallas del Estado laico?

 

Bernardo Barranco entrevista con La Jornada de Morelos

Bernardo Barranco entrevista con La Jornada de Morelos

BBV.- Es una investigación que surge por una inquietud que yo manifesté en 2010 sobre el comportamiento de la clase política, en un encuentro de sociólogos me atreví a decir –cosa que fue muy debatida- que la clase política tendía a convertirse en una amenaza al Estado laico, mis fuentes eran lo que pasó en Jalisco con Emilio González, el “góber piadoso” dio mucho dinero para el monumento a los mártires cristeros. Esta medida creó un movimiento social muy fuerte que obligó al gobernador a echarse para atrás, en ese momento Peña Nieto era gobernador del Estado de México y viajó al Vaticano con su esposa y todos los obispos, llamó mi atención que el look de Peña Nieto se mimetizaba con el estilo panista; los colegas de la academia cuestionaron mis argumentos, pero los datos me dieron la razón, cuando se da la reforma al Artículo 24 enfoco la mirada y rastreo los antecedentes, me llevó un año y medio estudiar las discusiones en los congresos locales, no solamente es una investigación con documentación accesible, sino revisé la hemerografía de todos los Estados de la República, entré en contacto con los diferentes actores de las iglesias y en la Cámara de Diputados, fue un trabajo vasto que tardé año y medio en organizar el material.

LJM.- ¿El hilo conductor del libro es Guadalajara, por la limosna del “góber piadoso” y la oposición de la Iglesia de La Luz del Mundo?

BBV.- En cierto sentido podría ser la coincidencia que usted menciona. Al “góber piadoso” se le enfrenta una oposición muy amplia por las iglesias evangélicas –entre ellas La Luz del Mundo-, pero también por los masones, liberales, académicos, grupos feministas y priistas descontentos, fue un gran frente opositor, la medida del gobernador Emilio González recibió 6,000 demandas en diferentes tribunales, podríamos decir que Guadalajara fue el epicentro de la actitud de los gobernadores al desmantelar el Estado laico.

LJM.- En su libro denuncia que utilizaron a la Iglesia de La Luz del Mundo como cortina de humo para desviar los reflectores de la pedofilia de Maciel; y el principal opositor de la Luz del Mundo ahora es un prófugo de la justicia, ¿qué moraleja aprendimos del papel de las iglesias evangélicas ante el dominio político de la Iglesia católica?

Iglesia La Luz del Mundo

                                            Iglesia La Luz del Mundo

BBV.- La Luz del Mundo se convierte en el actor más poderoso de resistencia a la reforma del Artículo 24, cuando el proyecto de ley es rasurado y deformado en la propuesta original, y se va a discusión a los congresos locales, la única oposición organizada fue La Luz del Mundo y el Foro Cívico, hacen alianzas para constituir una demostración de fuerzas que me sorprendió, tuvieron capacidad de convocatoria en Oaxaca, Veracruz, Saltillo, Puebla y Monterrey, por mencionar algunos lugares, estuvieron cabildeando, presionando y evidenciando los arreglos de la clase política con la Iglesia católica, me sorprendió la capacidad de movilización y disciplina de una Iglesia evangélica, me llevó a repensar el significado de una minoría religiosa frente a la alianza del poder político y la cúpula católica, esta alianza pone en riesgo la laicidad por intereses políticos a corto plazo, ponen en riesgo los niveles de estabilidad del país.

LJM.- Dirige el programa “Sacro y profano” en Once TV, ¿las minorías religiosas están abiertas al debate?

 

BBV.- Las minorías religiosas están en una actitud de apertura, es claro que muchas han estado acosadas, acotadas y estigmatizadas, también encontramos rasgos de intolerancia ante la crítica, son ultra reacios a la crítica. Hay una máxima en la sociología de la religión: “la legitimidad de las minorías religiosas no la da el número ni la cantidad o calidad, la da el poder”; el poder en el sentido amplio, los que conducen a la sociedad no ven bien a las minorías religiosas, no son aceptadas, por eso las iglesias están agrupándose en el espacio público. La tesis de fondo en mi libro es: la laicidad es un instrumento jurídico, no es una ideología, no es una postura, es un instrumento que crea el Estado moderno –por iniciativa de Benito Juárez- para que los diferentes puedan convivir en paz, con una normatividad que les permita a todos sus derechos, un Estado laico garantiza las libertades de las minorías, hay un falso dilema en el debate: “a mayor Estado laico menor libertad religiosa”, la fórmula está equivocada, debe ser: “a mayor Estado laico mayor libertad religiosa”, cuando la clase política comienza a dar señales de una antilaicidad el entramado de convivencias se fractura, se rompe el marco de equilibrios y las iglesias están recurriendo al espacio público para reagruparse.

LJM.- ¿Algunas iglesias protestantes pretenden hacer política siguiendo la lógica de la Iglesia católica?

r_ywg4ns

BBV.- El partido Encuentro Social es muy priista, es una especie de nueva Quinta columna, porque un sector de la cúpula de la Iglesia cristiana está compitiendo con la Iglesia católica, estos grupos que históricamente habían estado cobijados por el PRI reestructuran nuevos pactos con la Iglesia pentecostés que respalda al partido político Encuentro Social.

LJM.- El libro analiza a detalle los debates en la Cámara de Diputados y los congresos locales, por la reforma al Artículo 24 y la despenalización del aborto, ¿buscará la interlocución con los legisladores?, ¿presentará su libro en el Senado?

BBV.- Por supuesto, el libro lleva un mes, lo presenté en la radio y televisión, el siguiente paso es difundirlo en medios escritos, y hacer presentaciones, me encantaría invitar al poder legislativo y dialogar con políticos, y con los miembros de la jerarquía católica; porque en la reforma del Artículo 24 no todos los obispos estuvieron de acuerdo, algunos obispos se lavaron las manos y reaccionaron muy tarde; pocos alzaron su voz, por ejemplo el obispo de Xalapa, pero otros hicieron oídos sordos y no se movilizaron; curiosamente, el actor menos activo fueron los obispos locales, pasaron inadvertidos, tengo dos hipótesis: ¿no tienen bases en la Iglesia católica, perdieron su tejido social?, y la segunda teoría: varios obispos no estaban de acuerdo con la reforma al Artículo 24.

LJM.- Llamó mi atención que citó declaraciones del obispo Raúl Vera en el diario “Zócalo de Saltillo”, cuando usted publicó un libro con la extensa entrevista a monseñor Vera, ¿no tocaron el tema del Artículo 24?

BBV.- El obispo Raúl Vera ya me había comentado su postura frente a la reforma del Artículo 24, lo que hago, en lugar de citarme a mí mismo, cité al Zócalo de Saltillo; es un recurso metodológico. El obispo Vera está abierto al tema de la libertad religiosa, no estaba de acuerdo con el procedimiento, era un problema de forma.

LJM.- ¿Cómo entender la oposición del Congreso de Morelos a la reforma del Artículo 24?

BBV.- En Morelos no puedo decir que hubo un factor, creo que Morelos es muy plural políticamente, en ese sentido, prendió un eco de los principios de Benito Juárez relacionados a la separación de Iglesia y Estado, prendió el cuestionamiento de los privilegios de la Iglesia católica, los católicos anticlericales denunciaron los abusos de poder. La diócesis de Cuernavaca no fue muy activa, se lavaron las manos, aunque el obispo actual pone en evidencia que no está de acuerdo con los privilegios del poder político.

LJM.- ¿Cuándo iniciará el debate por las leyes secundarias del Artículo 24?, ¿cuál es su mayor preocupación?BBV.- Por eso mi libro se llama “batallas” y no “guerras”, la guerra no ha terminado, la clase política y la cúpula católica quedaron muy maltrechos, la reforma al Artículo 24 estaba planeada para culminarla con bombo y platillo con la visita del Papa Benedicto XVI, pero no se dio, tuvo tantos accidentes y opositores, que la reforma entró por la puerta trasera, la clase política quedó maltratada, también la propia Iglesia católica, y los actores han cambiado.

La clase política clericalizada

La clase política clericalizada

LJM.- ¿Encuentra diferencias entre los sexenios del PAN y PRI?

BBV.- No, la clase política no tiene remedio, están en función de sus intereses de largo plazo, el próximo proceso electoral, son sus fronteras, su mira es tan corta que se agota en la coordinación de la próxima elección; pero yo vería más hacia la Iglesia católica, en términos del nuevo Papa, me refiero al regaño del Papa Francisco planteó ante los obispos: “ya no quiero más acuerdos en la mesa con los políticos, no quiero príncipes, no quiero que sean seducidos por los faraones del momento”, ¿qué es un príncipe y faraón?, un hombre del poder, de la clase política. Muchos obispos son iguales que la clase política, se les resbala cada crítica, el ejemplo más claro es Norberto Rivera, a pesar de los regaños del Papa Francisco, el cardenal asistió a la fiesta de cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos (risas). Pero hay un sector más pastoral que sí le hace caso al Papa Francisco, por eso me atrevo a decir que en las batallas por las leyes secundarias la Iglesia católica llegará muy diezmada en los cabildeos políticos, me pregunto si ahora la cúpula católica exigirá la educación religiosa en las escuelas públicas, después de la zarandeada que les dio el Papa Francisco.

LJM.- Finalmente, entre las minorías religiosas está la Teología de la Liberación, ¿qué reflexión haría sobre la diócesis de Sergio Méndez Arceo?

BBV.- Cuernavaca fue uno de los puntos de vanguardia en Latinoamérica, fue uno de los referentes de anticipación, no sólo en términos de Teología de la Liberación, estoy pensando en Gregorio Lemecier cuando introduce el psicoanálisis en el monasterio; pienso en Iván Illich, representó la inteligencia en los creyentes, con una gran apertura ecuménica; y evidentemente está el compromiso del obispo Méndez Arceo. El progresismo de la diócesis de Cuernavaca va más allá de la Teología de la Liberación, es un progresismo pionero en Latinoamérica, pero los pioneros son los actores más solitarios que existen, porque van descubriendo terrenos inhóspitos en busca de tierras prometidas, corren mucho riesgo. La diócesis de Cuernavaca sufrió la soledad del pionero incomprendido, también sufrieron la represión de la cúpula católica; el obispo Méndez Arceo fue un ícono, no sólo en términos de organización pastoral a través de las comunidades de base, sino a través de la solidaridad que iba más allá del país, en Centroamérica, fue pionero del padre Alejandro Solalinde. Fue un parteaguas hasta en términos estéticos hubo avances, cómo remodelan la catedral de Cuernavaca con una estética benedictina, era una diócesis intelectual, artística y psicoanalítica.

 

Anuncios

República laica y reforma al artículo 24 constitucional

julio 17, 2013
El imponente salón de Paraninfo de la UdeG

El imponente salón de Paraninfo de la UdeG

República laica y reforma al artículo 24 constitucional

Por Bernardo Barranco

2013-06-20 Milenio Estado de México • ACENTOS

 

Ante la inminente promulgación del artículo 24 constitucional sobre la libertad religiosa, la Universidad de Guadalajara y el Foro Cívico México Laico organizaron una mesa de análisis titulada “República Laica y la Reforma al artículo 24 Constitucional”, en el imponente salón de Paraninfo de la UdeG. Los participantes coincidimos que los abusos religiosos de la clase política es una mala señal. Que el pragmatismo ha venido devorando el ethos del político que exhibe una clara crisis de identidad. Especialmente los políticos del PRI que parecen haber olvidado que su partido surge de la Revolución mexicana marcado una sana distancia frente al clero.
El Estado laico más que una definición o un concepto es ante todo u proceso dinámico. La laicidad como proceso es un instrumento social de convivencia , es decir, es un régimen cuyas instituciones políticas están legitimadas principalmente por la soberanía popular y no por elementos religiosos. A diferencia de un Estado confesional, la legitimidad viene del pueblo y no de Dios. Es importante tener en cuenta la diferenciación entre secularización y laicidad. El primer término, secularización, muestra el largo proceso social, simbólico y cultural de recomposición de las creencias, mientras el segundo la laicidad, analiza los cambios (rupturas, continuidades, avances y retrocesos) en los procesos institucionales de construcción de las libertades modernas, especialmente la libertad de conciencia y la libertad de las minorías religiosas y no religiosas como las mujeres, los indígenas, homosexuales, ancianos, discapacitados, etc. Por tanto la laicidad en tanto instrumento de convivencia social es un factor de paz, tolerancia y gobernabilidad.

Intervención de Bernardo Barranco en el Foro “República Laica y la Reforma al artículo 24 Constitucional”

Intervención de Bernardo Barranco en el Foro “República Laica y la Reforma al artículo 24 Constitucional”

En países como México, de dominación católica como son la mayoría de América Latina, la laicidad significa el paso conflictivo, con idas y jaloneos, de una sociedad donde la verdad católica es tomada como ley, a otro donde la libre conciencia afirma sus derechos y estos son reconocidos política y jurídicamente. No se puede identificar sin más la laicidad con la separación Iglesia/Estado, sería quedarnos estancados en el debate del siglo XIX juarista. Si bien la dimensión política sigue siendo toral, en la sociedad actual más abierta, global y multicultural, la laicidad y la libertad religiosa deben transitar por temas de la cultura, los valores y la construcción de una sociedad más tolerante e incluyente. Como ha venido repitiendo la diputada priista María de los Angeles Moreno, “sin laicidad no hay democracia”. Y la democracia nos lleva a la desacralización de la moral única o de una ética totalitaria como la abanderan sectores ultraconservadores de la derecha católica. Por ello, el comportamiento irresponsable de aquellos servidores públicos que se consagran a una determinada religión no solo violan la constitución sino pierden horizontes de la actual laicidad mexicana como régimen de convivencia pacífica

La reforma al 24 constitucional, una vergüenza

julio 17, 2013

timthumb

La reforma al 24 constitucional, una vergüenza
Por Bernardo Barranco V.

En forma y fondo la reforma al artículo 24 constitucional sobre libertad religiosa ha sido de bochorno. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión formuló, el pasado 19 de junio, la declaratoria de la reforma al artículo 24 constitucional, referido a libertad religiosa. Recordemos la presión que ha ejercido la jerarquía de la Iglesia católica desde que Carlos Aguiar Retes asumió la presidencia de la CEM en 2006 hasta la visita del papa Benedicto XVI, marzo de 2011, en la que el secretario de Estado Tarsicio Bertone remachó el tema en una gran cena ante la clase política de Felipe Calderón y altos prelados católicos. El Poder Legislativo ha construido una reforma cuyo proceso ha estado salpicado de suspicacias y desconfianzas. La Cámara de Diputados, con una prisa sospechosa, aprueba el 15 de diciembre de 2011 las reformas al 24. Para ello, implementó en su aprobación y modificación un procedimiento que no respetó el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales ni en el pleno de la Cámara, violando el principio jurídico de exhaustividad y de legitimidad. La discusión de los diputados fue pobrísima entre reproches procedimentales, tomas de la tribuna y negociaciones apuradas de última hora; poco o nada se afrontaron temas sustanciales de las libertades. La jerarquía católica y la derecha no quedaron conformes con el resultado final, no tanto porque se incorporaron libertades no religiosas como las éticas y de conciencia, sino porque se frustra la intención de introducir de manera directa la educación religiosa en escuelas públicas, vía los padres de familia, como se apuntaba en el proyecto original. La reforma es unavacilada, exclamó entonces con trágico humor José Luis Soberanes. Al pasar la reforma al Senado, se opera un mercadeo pues se saca del congelador la reforma al artículo 40, sobre el carácter laico del Estado mexicano, y ambos se someten a subasta. Resultado: ambas reformas, el 40 y el 24 van de la mano. Tampoco hubo debate de fondo y los foros convocados por el Senado fueron pura simulación.

Carlos Aguiar Retes y Peña Nieto los artífices de  la reforma al artículo 24.

Carlos Aguiar Retes y Peña Nieto los artífices de la reforma al artículo 24.

La reforma considerada no prioritaria en la agenda del país se politiza. El proceso es viciado de origen y queda claro que la reforma al artículo 24 constitucional es consecuencia de un acuerdo político cupular que articula los intereses de la jerarquía con el pragmatismo de corto plazo de la clase política. Los actores de la operación son principalmente de la fracción mexiquense del PRI, por lo que la paternidad de la reforma se le atribuye a pactos del entonces precandidato Enrique Peña Nieto con el obispo presidente de la CEM, entonces Carlos Aguiar Retes, contando con el aval de Felipe Calderón y sus huestes panistas.

Si la reforma fue aprobada con apresuramiento en la Cámara de Diputados y en el Senado tuvo que pasar un año y dos meses para ser aprobada por los congresos estatales y lograr así el cincuenta por ciento más uno de las legislaturas locales, requeridos para su promulgación definitiva. El proceso fue accidentado, sufrido e inédito. Las principales reticencias para aprobarlas en las diferentes entidades emanaron del propio PRI, de sus corrientes liberales y masónicas que siguen siendo fuertes en muchas entidades del país. También se generaron potentes movilizaciones sociales, conducidas por Foro Cívico México Laico que aglutinó diversas organizaciones sociales. De manera relevante se generó la reacción en contra de numerosas iglesias evangélicas y de manera decisiva destaca la Iglesia La luz del mundo, que mostró múscu­lo y capacidad de convocatoria en gran parte de las entidades mexicanas que por momentos llegaron a inquietar a las legislaturas locales y los obispos. En diversas entidades los congresos locales tuvieron que encarar la presión y movilización social de repudio a una reforma socialmente objetada. Sin embargo, la disciplina se impuso, la manija estaba en el PRI pues cuenta con la preponderancia de la mayoría de los congresos: numerosos legisladores con amargura relatan la presión que estableció Peña Nieto a las legislaturas estatales rebeldes, argumentando el cumplimiento de los compromisos contraídos. Hubo seis estados en que la reforma fue rechazada: Morelos, Michoacán, Baja California, Oaxaca, Quintana Roo y Zacatecas. En los demás hubo jaloneos, presiones y hasta traiciones. Por ejemplo, en Coahuila, el Congreso da una dramática reversa frente a la presión del PRI de México, según consta en la voz de los propios diputados, aprobando la reforma que días antes había rechazado en un dictamen. Algo parecido pasó en Veracruz, estado con una fuerte presencia de masones liberales, en la que el propio gobernador tuvo que desdecirse. En esa ruta fueron Puebla y Jalisco.

Masivas protestas en todo el país por la reforma al artículo 24 constitucional

Masivas protestas en todo el país por la reforma al artículo 24 constitucional

Si bien laicidad y libertad religiosa van de la mano, muchos juristas temen que esta reforma podría minar el carácter laico del Estado en materia educativa. Ya hubo amagos en Puebla, donde legisladores panistas, invocando la libertad religiosa de los padres, querían establecer catecismo en las escuelas públicas. La iniciativa no prosperó, pero queda como inquietante precedente. Estas querellas podrían concluir en los tribunales de la Suprema Corte de Justicia con las reservas que todos tenemos. Hay que reconocer, asimismo, que la promulgación del artículo 24 se opera en una atmósfera enrarecida en términos de la política y la religión. Muchos políticos y funcionarios públicos han salido del clóset y de manera retadora han invocado signos religiosos para ejercer su mandato. El temor radica en que la Iglesia católica utilice dicho recurso para imponer su agenda. Afortunadamente, México es una sociedad más abierta y plural, todas las libertades son bienvenidas. El Estado laico, por tanto, es un instrumento de convivencia pacífica y armónica en una sociedad diversa. La laicidad garantiza la democracia de un país que debe proteger sobre todo a sus minorías y hace respetar los derechos humanos de los ciudadanos sin distingo alguno de credo ni de condición. La laicidad, más que un concepto o fotografía conceptual, es un proceso histórico y dinámico, por lo que tiene que debatirse, trabajarse y dotarse de contenidos que expresen la práctica y los anhelos de la sociedad. Por ello, la contienda por dimensionar la libertad religiosa en el contexto de un Estado laico, en México apenas empieza.

Protestan en las oficinas de Radio Centro por el despido de Barranco

abril 6, 2013

111


4 DE ABRIL DE 2013 ·

logo-proceso

MÉXICO, D.F. (apro).- Organizaciones civiles entregaron este jueves una carta con más de 600 firmas a directivos de Grupo Radio Centro (GRC) para exigir la restitución del programa “Religiones del Mundo” que conducía el experto Bernardo Barranco, quien el pasado 26 de marzo fue despedido de esa radiodifusora.

Luego de esperar más de 40 minutos, Álvaro Fajardo, director jurídico de GRC recibió a una comitiva integrada por Gabriela Juárez, secretaria ejecutiva del Observatorio Eclesial; Aidé Hernández, coordinadora de relaciones interinstitucionales de Católicas por el Derecho a Decidir; José Bravo Domínguez, del Foro Interclesiástico Mexicano; Leonardo Vega Rangel, presidente del Foro Cívico México Laico; y Alma Rosa Lugo, presidenta de Iglesia Scientology (Cienciología).

Al finalizar la reunión, Aidé Hernández, comentó a los cerca de 20 manifestantes –quienes previamente desplegaron una manta en apoyo al comunicador- sentirse inconforme, al asegurar que sus preguntas quedaron sin respuesta.

Además, indicó que la estación no les dio fecha para emitir su respuesta, las organizaciones demandantes esperarán una semana, de no concretarse un “diálogo serio”, advirtió el inicio de un cerco mediático a la radiodifusora.

Hernández calificó de “lamentable” que después de dos semanas de haber suspendido la emisión el directivo de GRC, haya reducido su respuesta a la frase “estamos en pláticas con Barranco” y no brinde una explicación del por qué del despido, lo que dijo, arroja la sospecha de que hay presión de grupos conservadores.

La activista aseguró que los directivos de GRC tienen el deber de explicar a la audiencia y ciudadanía la decisión tomada, pues tales actos coartan la libertad de expresión. “Ya basta de que los medios de comunicación hagan lo que quieran con los espacios libres y serios, con los espacios que la audiencia espera”.

La recolección de firmas continuará al menos una semana más en la siguiente dirección:

http://www.change.org/es/peticiones/denunciamos-censura-a-la-labor-period%C3%ADstica-del-dr-bernardo-barranco

Revista Proceso 4 de abril de 2013

ONG exigen restitución del programa de Bernardo Barranco

abril 4, 2013

Líderes de organizaciones sociales se apostaron en las instalaciones del Grupo Radio Centro

Líderes de organizaciones sociales se apostaron en las instalaciones del Grupo Radio Centro

Organizaciones no gubernamentales demandaron la restitución del programa “Religiones del Mundo”, encabezado por el analista Bernardo Barranco

Terra, México, DF. jueves 4 de abril de 2013

Juhani Espinoza

logo_terraOrganizaciones no gubernamentales demandaron la restitución del programa “Religiones del Mundo”, encabezado por el analista Bernardo Barranco, en el Grupo Radio Centro.

 

Representantes de diversos grupos religiosos protestaron afuera de las instalaciones del grupo radiofónico exigiendo que el programa, cancelado el 26 de marzo pasado y que se transmitía desde hace 18 años de forma semanal, regrese al aire lo antes posible.

 

Una comisión, compuesta por Aidé García, de Católicas por el derecho a decidir; Alma Rosa Lugo de la iglesia de la Cienciología; Leonardo Vega de Foro Cívico México Laico; Josué Bravo del foro Intereclesiástico mexicano y  Gabriela Juárez de Observatorio Eclesial, fue recibida por el director jurídico de Radio Centro, Álvaro Fajardo.

 

Los demandantes entregaron una carta firmada por 600 personas en la que exigen la restitución del programa y de Barranco así como una explicación clara de los motivos por los que se canceló “Religiones del Mundo”.

 

Al salir de la corta reunión, Aidé García informó que no se les dio respuesta a sus peticiones. Explicó que el directivo de Radio Centro se limitó a comentarles que se encontraban en negociaciones para un posible regreso de Barranco.

 

“Quienes estábamos ahí, la comisión, manifestamos nuestra preocupación que tiene que ver con que el Grupo Radio Centro dilate la situación y no dé una respuesta y también no queremos que pase el tiempo y no nos digan que pasó”, detalló la coordinadora de relaciones interinstitucionales de Católicas por el derecho a decidir.

Ciudadanos como Mauro Granjas,  manifestaron el derecho de las audiencias

Ciudadanos como Mauro Granjas, manifestaron el derecho de las audiencias

 

Cabe señalar que el propio Barranco ha asegurado que no regresará a Grupo Radio Centro ya que los directivos no aceptaron declarar públicamente que se había cometido un error, ni esclarecer la situación de exclusividad.

 

Hay que recordar que Radio Centro canceló el programa del analista Bernardo Barranco argumentando que éste participó en una mesa de debate en el programa de radio de la periodista Carmen Aristegui.

 

Sin embargo, Barranco dijo que su despido se debe a presiones del alto clero mexicano y de los Legionarios de Cristo ya que la línea editorial de “Religiones del mundo” les incomodaba.

 

Los manifestantes advirtieron que de no recibir una respuesta regresarán la próxima semana a protestar y emprenderán una campaña contra el GRC en las redes sociales.