Francisco, la resignificación ética de la política

PAPA1

Francisco, la resignificación ética de la política

Milenio Estado de México, 30 de septiembre de 2015

Bernardo Barranco V.

El Papa Francisco tuvo un éxito arrollador en su mensaje ante las rudas cámaras de senadores como congresista de Estados Unidos. El jueves 24 de septiembre, Mario Bergoglio fue el primer pontífice en dirigirse a los legisladores de la nación más poderosa del mundo ante una clase política pragmática, marcada por dinastías y linajes millonarios poco afectos a recibir de  un extranjero recomendaciones  y consejos sobre su qué hacer político. El Papa en un discurso de casi  una  hora, recibió aplausos efusivos tanto de la de bancada demócrata como de la republicana. Algunos congresistas, con lágrimas en los ojos se mostraron conmovidos por el pontífice que con mucho esfuerzo leía su mensaje en inglés para llegar directamente a sus interlocutores: la élite de la clase política norteamericana

La visita del Papa Francisco a Washington, era la escala más delicada y política de todo su viaje. Numerosos congresistas y candidatos republicanos habían criticado al pontífice argentino se de ser un populista de izquierda, simpatizante de la teología de la liberación, y por tanto furibundo anticapitalista. Documentaban tal aseveración con los conceptos esgrimidos en la última encíclica Laudato Si y los mensajes que Francisco pronunció en la última gira por Sudamérica, en especial el mensaje a los movimientos populares en Santa Cruz, Bolivia.

El Papa  Begoglio, se presentó ante los congresistas como un “hijo de este gran continente”, un americano más, un inmigrante como los antepasados del más de medio millar de representantes, senadores y personalidades civiles, militares y eclesiásticas que llenaban el hemiciclo del Capitolio de Washington. Dijo: “Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros”. Siguiendo el sueño americano recuerda grandes personajes como Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day y Thomas Merton.

El abanico de temas abordados por Francisco fue amplio, destacan  migración, justicia social, libertad, democracia, pena de muerte, defensa de la vida, de la familia y venta de armas. Sin embargo la clave del impacto que Francisco provocó entre los legisladores fue la resignifición ética de lo político. Y no es que el papa haya debelado los secretos de las tablas del monte Sinaí. Francisco les recordó de manera sencilla y directa que la política no solo es el poder. No solo es el arte de la conquista del poder  ni su mantenimiento. Tampoco lo político está delimitado solo por el derecho y las normas jurídicas que permiten el ejercicio del poder y sus límites. No,  el Papa expresó que ante todo la política es una acción suprema de la ética. Son los valores de una nación, por ello rescata los sueños americanos, los que ofrecen que lo político sea una oportunidad de servicio a los demás. Como Jesús, Francisco reivindica que el verdadero poder es servir. Hacer los servicios a los más humildes y excluidos. Ojalá la clase política mexicana pueda leer y analizar los mensajes políticos del pontífice jesuita que conmovieron sociedad política norteamericana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: