El perdón al aborto y la misericordia de Francisco

Sin título

El perdón al aborto y la misericordia de Francisco

Bernardo Barranco

Milenio Estado de México

Con motivo del próximo Jubileo sobre la Misericordia, el pontífice argentino ha decidido, a pesar de diversos ordenamientos canónicos, conceder a todos los sacerdotes para que puedan absolver el pecado del aborto cuando exista arrepentimiento o que el acto sea una pesada loza en la vida del creyente. Dicha disposición tendrá la vigencia del año santo sobre la misericordia que se inicia el 8 de diciembre próximo y concluye el 20 de noviembre de 2016.

El Jubileo o Año Santo es una celebración que tiene lugar en distintas Iglesias cristianas históricas, particularmente la Iglesia católica lo realiza de manera ordinaria cada 25 años o uno extraordinario cuando el Papa  decida celebrar algo importante. Esta medida es audaz por parte del pontífice porque no hay antecedentes  parecidos en la historia moderna de la Iglesia y responde al llamado de Francisco por alcanzar a tener una actitud más pastoral,  de cercanía y mayor sensibilidad con la  feligresía. Con la medida de perdón al aborto no quiere decir que la Iglesia no lo siga condenando como pecado grave sujeto de excomunión. Francisco no ha cambiado ni una sola coma del derecho canónico ni la postura de la Iglesia sino apela a los sacerdotes durante este año jubilar a escuchar y en su caso absolver aquellas personas, no solo mujeres, que han practicado el aborto.

La misericordia es una actitud y  disposición a compadecerse de los males y miserias ajenas. Más que un sentimiento de simpatía es una práctica de solidaridad y caridad, es una la virtud que impulsa a ser benévolo en el juicio. Como era de esperarse los sectores conservadores y tradicionalistas de la Iglesia han levantado voces de protesta. Ante los cuestionamientos,  ha salido Federico Lombardi jefe de la sala de prensa del vaticano para precisar que la prerrogativa especial que concedió Francisco, “no significa minimizar este crimen, sino hacer entender a quién lo ha cometido la gravedad del mismo… los sacerdotes se deben preparar para esta tarea sabiendo conjugar palabras de genuina acogida con una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido y ayudar a entender un camino de conversión. La decisión del Papa no quiere de ninguna manera minimizar la gravedad de la cosa”.

”El Jubileo ha sido siempre la oportunidad de una gran amnistía, diseñado para involucrar a tantas personas que han tomado conciencia de la injusticia cometida y sinceramente tienen el deseo de integrarse en la sociedad, con lo que su contribución honesta ”. Es como Francisco se expresa  en su carta a monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la evangelización quien es responsable de la realización del Año Jubilar.

Francisco es el Papa que representa la continuidad del Concilio Vaticano II. Refleja el espíritu de apertura, sin romper con la tradición católica da un paso de reconciliación con aquel sector de la sociedad, especialmente las mujeres, que se sienten atacadas y criminalizadas por los sectores más retrógradas de la Iglesia católica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: