¿Cambiará la Iglesia su postura frente a la homosexualidad?

el-vaticano-se-indigna-por-tergiversacic3b3n-sobre-el-matrimonio-homosexual

¿Cambiará la Iglesia su postura frente a la homosexualidad?

 

Por Bernardo Barranco

2013-09-12, Milenio Estado de México

 

 

Las afirmaciones del papa Francisco, en su regreso a Roma, después de su exitosa visita a Brasil, han sido interpretadas como una señal de apertura de la Iglesia hacia los homosexuales. Sin embargo, es muy difícil pensar que esto ocurra.

Durante el vuelo, Francisco sostuvo un relajado diálogo con los periodistas; ahí afirmó que: “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?”. Estas afirmaciones del Papa por aparatosas que parezcan de ninguna manera pueden constituir un cambio frente a la posición tradicional de la Iglesia Católica respecto de la homosexualidad.

El papa Francisco no afirmó nada distinto a aquello que la Iglesia viene sosteniendo. El mismo pontífice lo indujo “el catecismo de la Iglesia Católica lo explica de forma muy linda esto”.

"¿Quién soy yo para criticarlos?”. Esta expresión a bordo del avión causó conmoción y expectativas sobre la relación entre la Iglesia y los homosexuales

“¿Quién soy yo para criticarlos?”. Esta expresión a bordo del avión causó conmoción y expectativas sobre la relación entre la Iglesia y los homosexuales

Efectivamente, el Catecismo bajo el índice “Castidad y homosexualidad”, en el párrafo 2358, dispone que “un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba”. Adelante instruye que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza”.

Recomienda evitar todo signo de discriminación. “Estas personas –continúa el catecismo- están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición”.

catecismoMás que grandes y espectaculares mudanzas, la apuesta del Sumo Pontífice Bergolio es un cambio de actitud. Es decir, mayor apertura y anuencia hacia un sector que ha sido permanentemente señalado, estigmatizado y combatido por la Iglesia. Siendo un hecho que al interior de la misma Iglesia, un número no menor de sacerdotes y religiosas son homosexuales, el discurso oficial ha sido homofóbico.

La propuesta histórica de la Iglesia y del papa Francisco es que las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Como lo establece el Catecismo: “mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.” (Nº 2359).

La Iglesia acepta y puede acoger a los homosexuales siempre y cuando éstos sean castos, es decir se abstengan de todo tipo de relación sexual con personas de su mismo sexo. Ahí está el nudo de la polémica: te acepto siempre y cuando te abstengas; en otras palabras el homosexual debe negar en los hechos su condición homosexual.

La caridad del papa Francisco tiene sus límites y a pesar de sus buenas maneras y mejores intenciones,la Iglesia Católica no se va mover de su postura histórica.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: