Francisco no va al fondo de problemática de la Iglesia

El-Papa-Francisco

Francisco no va al fondo de problemática de la Iglesia

EUGENIA JIMÉNEZ

La ultraderecha ve con desagrado gestos como su cercanía con el Concilio Vaticano II; asimismo, es considerado un pontífice “populachero”: Barranco.

México • El Papa ha sido mediático al romper protocolos y buscar cercanía con la gente, pero no ha ido al fondo de la problemática de la Iglesia, por lo que las mujeres no verán un cambio significativo en este pontificado. Asimismo, la ultraderecha no ve con agrado algunos de sus gestos, como su cercanía con el Concilio Vaticano II, aunque no lo considera como “revolucionario”, sino como “populachero”, coinciden dos especialistas.

Marilú Rojas Salazar, doctora en Teología por la Universidad de Lovaina y religiosa misionera de Santa Teresa de Lisieux, afirmó que la causa feminista y la situación de las mujeres “no verán luz” con el papa Francisco, sino “más bien obstáculos y persecución”, porque ha demostrado tener una mentalidad patriarcal “de un sacerdote jesuita”. Incluso en sus primeros mensajes a las mujeres religiosas las llamó “solteronas”.

Rojas Salazar analizó dos de los mensajes del Papa en los que éste se refiere a las mujeres: “El primero trata sobre la censura que hace a las monjas estadunidenses tras reportes de los obispos que piensan que ellas se encuentran en rebeldía y deben ser controladas”.

Entre éstas se encuentra Margaret Fanech, quien en 2006 fue acusada de no seguir las normas de la enseñanza eclesiástica sobre sexualidad por usar un libro que trataba el tema de otra forma y del cual se prohibió su uso; ello originó que ella y sus seguidoras fueran acusadas de ser feministas radicales, enfocadas a la justicia social y no a la oposición contra el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Añadió que el pontífice olvida que, además de religiosas, son teólogas académicas que no han necesitado una ordenación para tener estudios que en muchas ocasiones las hacen más calificadas que los obispos que las acusan. “Son mujeres y personas que piensan, razonan y son cultas, y no corresponden al concepto tradicional de monjitas que hacen limpieza, cocinan galletas y hacen rompope”, añadió.

El segundo fue el llamado atípico que hizo a las monjas en la reunión de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos, en el que solo se refirió a las mujeres, a las que llamó a no cultivar la mentalidad de solteronas y sí la maternidad con hijos espirituales.

“Pues discúlpenos usted, señor Papa: la soltería es una opción de vida tan digna como cualquier otra, y su manera despectiva de hablar a las mujeres y no a los hombres religiosos curiosamente nos muestra la mentalidad patriarcal que usted tiene de la vida religiosa femenina. Es lamentable que un jesuita la haya dicho (…) Ahora resulta que no somos valiosas por ser mujeres, sino por los roles patriarcales que jugamos. Las religiosas no somos esposas de nadie, ni madres
espirituales, sino mujeres consagradas por libre opción de vida al servicio del proyecto del Reino de Dios”, manifestó Rojas Salazar.

Frente al tema de a mujer no hay grandes expectativas

Frente al tema de a mujer no hay grandes expectativas

El otro tema que analizó la teóloga fue el lobby gay del Vaticano, el cual ejerce presión en el trabajo de la curia. Tachó a ese grupo como “uno de los males de la curia vaticana”, además de que sus miembros se convirtieron en chivos expiatorios del sistema de corrupción, en el que no solo existen y participan gays, sino también heterosexuales.

“Ahora resulta que toda la culpa de los vicios del poder y corrupción de la curia vaticana es de los gays, lo cual nos conducirá a una homofobia más perversa, y lo peor: suscitada por un Papa”, expresó Rojas Salazar.

Por su parte, Bernardo Barranco, especialista en religión, señaló que la actitud asumida por el Papa ha sido positiva, lo que ha dado una mayor frescura al Evangelio. Esto ha sido bien visto por algunos de los críticos más radicales del Vaticano, como Leonardo Boff y Hans Küng.

Actos como rechazar la cruz de oro, los zapatos rojos, las limusinas, el romper protocolos y no dormir en los aposentos designados para el Papa, han logrado procurarle a Francisco tener una mayor cercanía con la gente, aunque “no se habla de un revolucionario que vaya a cambiar la actitud pastoral”, destacó el estudioso.

Esos gestos informales, agregó, no son bien vistos por un sector de la curia y de la derecha europea, a los que no les parece que abandone los protocolos, lo que consideran como “una actitud mediática”. Asimismo, lo ven como un Papa “populachero” que no está a la altura intelectual de Benedicto XVI y de los cardenales europeos.

Además, es el único de los últimos seis papas que no asistió al Concilio Vaticano II, pero que es el más cercano a su línea, destacó Barranco

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: