El Vaticano, mezcla de religión y política

Francisco-Benedicto-XVI-Castelgandolfo-AFP_LRZIMA20130323_0090_11 (1)

 

El Vaticano, mezcla de religión y política

Logo

A Fondo: Las atribuciones del pontífice

Diversas naciones, incluso las laicas, tienen delegaciones diplomáticas en el Vaticano, que envía también a nuncios apostólicos.

Argentina le pide su intermediación “en la cuestión de las Malvinas”. Panamá, que combata “la demagogia y el populismo” en América Latina. La oposición siria, que tenga “un gesto particular” con un país sumido en el horror. China, que corte nexos diplomáticos con Taiwán.

Con el palio y el anillo del pescador, símbolos del ministerio pontificio, Jorge Mario Bergoglio no solo recibió –bajo el nombre de Francisco– la misión de liderar la Iglesia católica, en la ceremonia de entronización del martes pasado. El cargo también le llegó de la mano de pedidos políticos.

Fue un evento que, a todas luces y frente a una presencia mediática mundial, combinó religión y política. El papa pasó más tiempo saludando a jefes de Estado y personalidades de todo el mundo que encabezando la misa por el inicio de su administración, en la plaza de San Pedro del Vaticano, a la que asistieron unas 200.000 personas, además de delegaciones oficiales, reyes, príncipes y presidentes de más de 130 países.

Pero al nuevo pontífice no solo le llegaron peticiones. También, intentos de capitalizar su nombramiento. En Venezuela, por ejemplo, Nicolás Maduro atribuye a Hugo Chávez la responsabilidad en la elección del primer papa latinoamericano.

En México, en cambio, Enrique Peña Nieto destaca las coincidencias de sus postulados con los del pontífice. En Costa Rica, Laura Chinchilla asegura que el papa le transmitió “ánimo y aliento” para terminar su gobierno. En Argentina, Cristina Fernández comenta que le sorprendió que él le hablara de la “patria grande”, referencia permanente entre adeptos y seguidores del llamado Socialismo del Siglo XXI.

¿Pero cuál es el rol del papa en este siglo? Además de ser la cabeza formal de quienes comulgan con las doctrinas de la institución, que cuenta con 1.195 millones de bautizados, ¿está entre sus facultades intervenir en asuntos de estado?

hidro_3_37488

Bernardo Barranco, doctor en Sociología Política de las Religiones y presidente del Centro de Estudios de las Religiones en México, destaca que la católica es la única religión que, formalmente, tiene doble estatus. Quien la encabeza, el papa, no solo cumple funciones de líder espiritual para quienes se consideran católicos. Es, también, el jefe del Estado más pequeño del mundo: el Vaticano.

Quedó oficialmente incorporado a la comunidad internacional el 7 de junio de 1929, tras la firma, el 11 de febrero, del Pacto de Letrán, entre el papa Pío XI y Benito Mussolini.

El pontífice ejerce sus funciones, de manera soberana y exclusiva, en un territorio de 44 hectáreas, en donde residen entre 700 y 800 personas.

“Es la única iglesia que tiene este doble estatus. No lo tiene el mundo judío ni el islam, a pesar de que religión y poder estén prácticamente unidos”, dice Barranco a este Diario, en diálogo desde Ciudad de México.

El abogado Pablo Espinosa, especialista en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, ubicada en Roma (Italia), señala que, por ser un estado más dentro de la comunidad internacional y por estas especiales condiciones del pontífice, se le puede solicitar su intermediación.

“Ya ocurrió con el papa Juan Pablo II cuando hubo el problema del canal de Beagle, a finales de los setenta, entre Chile y Argentina”, señala Espinosa, tras destacar que, cuando se trata de un conflicto bilateral, ambas partes deben estar de acuerdo con esta mediación.

hermana-papa-Francisco-pide-rezar_EDIIMA20130314_0223_4

Espinosa dice que, en la actualidad, la función del papa no es actuar en la dimensión política, obedeciendo a una tendencia, partido o gobierno, aunque el Vaticano participa en organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero como observador, sin voto.

También tiene representación diplomática a través de los delegados del papa: los nuncios apostólicos. Adicionalmente, con decenas de países mantiene los Modus Vivendi o concordatos, acuerdos internacionales de relaciones.

Cree, sin embargo, que de manera indirecta sus expresiones pueden entrar en esa dimensión cuando actúa y se pronuncia sobre temas relacionados con la doctrina que defiende. Por ejemplo, aquellos vinculados a la vida, la sexualidad y la familia. “No es una intervención eminentemente política. Claro, tiene su dimensión política, porque se debate en la órbita política, pero la Iglesia mantiene esta posición en concordancia a los valores morales que pregona. Lo que la Iglesia no puede hacer es política partidista”, considera Espinosa.

crop (2)Bernardo Barranco cree que justamente estos son los temas que hoy priman en la política exterior vaticana. “Pero también hay temas regionales con los cuales ha sido muy activo, como la paz, que le llevó a cuestionar las dos invasiones de Estados Unidos a Medio Oriente”, afirma.

El mexicano destaca que, si bien los papas han encabezado gestiones diplomáticas, como el caso del canal de Beagle, también lo han hecho en otras de carácter más político, como la participación de Juan Pablo II –en discurso y actuación– en la caída del Muro de Berlín.

Rafael Domingo Oslé, catedrático de la Universidad de Navarra, en España, cree que la Iglesia es cada vez más consciente de su papel en el mundo. “Desde que perdió el poder temporal que tuvo por siglos, como líder de la cristiandad europea, la Iglesia se ha encontrado más a sí misma y ha podido realizar mejor, libre de ataduras, su misión espiritual. La Iglesia promueve el cristianismo, el mensaje de Jesús, pero no una estructura social denominada cristiandad, como fue la cristiandad medieval”.

La Iglesia tuvo, durante siglos, un rol clave en la política de los estados, pero, a raíz de la revolución burguesa de Francia, en 1830, fue estableciéndose una separación más clara, que luego se fue extendiendo a otras regiones a través de diversos procesos. En la Colonia, por ejemplo, la Iglesia era parte del Estado y, como tal, se hacía cargo y decidía sobre servicios.

En Ecuador fue clave la Revolución Liberal de 1895, encabezada por Eloy Alfaro, aunque hasta los sesenta, antes del boom petrolero, la Iglesia mantuvo hegemonía en algunos sectores, pese a la separación oficial del Estado, en 1906.

Así lo señala Felipe Burbano de Lara, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). “La Iglesia se desprendió del aparato estatal nacional, pero siguió formando parte de toda la estructura de poder de la Sierra porque la revolución no alteró la estructura hacendataria”.

Más allá de su papel formal, el papa sigue recibiendo pedidos –incluso de estados oficialmente laicos– para que intervenga en asuntos políticos, pese a que la Iglesia también ha recibido cuestionamientos cuando se ha pronunciado sobre temas de esta índole.

Burbano de Lara cree que, en todo caso, es válido que exprese y defienda sus posturas, incluso políticas, como cualquier otra institución. “Uno puede cuestionar sus posiciones. Eso es otra cosa. Uno puede decir que esa es una posición absurda, arcaica, lo que quiera, pero me parece que tiene la legitimidad para opinar sobre esos temas, como cualquier otro grupo”.

El Universo de Ecuador, Guayaquil domingo 24 de marzo de 2013

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: