Política la renuncia de Benedicto XVI

La renuncia del Papa Benedicto XVI fue una renuncia de Estado

La renuncia del Papa Benedicto XVI fue una renuncia de Estado

Política la renuncia de Benedicto XVI

POSTEANDO Bernardo Barranco
2013-02-14 • ACENTOS

La mañana del lunes 11 de febrero la Iglesia católica a nivel mundial entró en shock. El Papa Benedicto XVI presentó su renuncia como pontífice abriendo situaciones inéditas y desconcertantes en la historia contemporánea de la Iglesia.

La renuncia del Papa causó sorpresa e incredulidad, Benedicto XVI ha mostrado una frágil grandeza. Muchos comentarios apuntan a que la abdicación del Papa puede desatar una crisis mayor al interior de la Iglesia.

Creemos al revés, que la crisis de la Iglesia católica llevó al Papa a presentar su renuncia. No renuncia por enfermedad sino por debilitamiento, de su cuerpo y de la propia Iglesia. Tal vez será reconocido por la historia como el primer Papa de la era moderna que renuncia voluntariamente a su cargo.

Sin embargo, se trata de una renuncia, casi política. La caída dramática de católicos en el mundo, crisis y escándalos por pederastia clerical, sospechas de lavado de dinero de la banca vaticana, el frustrado acercamiento con corriente ultraconservadoras lefebvristas; fuga de documentos secretos del Papa, fenómeno conocido como Vatileaks que desnudan luchas palaciegas y divisiones antagónicas en el seno de la curia Romana. Frente al peso de la edad, una salud cada vez más frágil y el peso moral de dar la cara a tantos frentes abrasadores, el Papa decide renunciar.

No se trata de evadir responsabilidades pero la compleja situación de la Iglesia requiere de un liderazgo más potente y revitalizado que haga frente a una Iglesia en medio de gran adversidad. No se trata de elegir un sucesor sino de articular un nuevo pacto y un nuevo proyecto que ha venido fracturándose. A pesar de que la curia romana y el vocero Federico Lombardi exclamen que el Papa no va influir en el colegio cardenalicio para elegir su sucesor, voluntaria o involuntariamente Ratizinger tendrá un papel central en la elección del nuevo pontífice.

Como lo tuvo en su momento Juan Pablo II para brindar la estafeta a su colaborador más cercano que fue precisamente Ratzinger.

El colegio cardenalicio es de 117 prelados. Más de 80 son europeos y 28 italianos. Bajo estas condiciones, si la elección del nuevo Papa se da bajo condiciones normales, el sucesor de Benedicto XVI sería muy probablemente un europeo e italiano. Italia quiere recuperar el papado.

Pero hay que tener en cuenta que el catolicismo europeo pasa por una crisis agónica bajo una sorda secularización; solo 10% de los católicos asiste a servicios religiosos. El mercado, de la Iglesia católica se dirige a otras regiones del mundo, concretamente al continente americano y en África.

Pero el nivel de los cardenales latinoamericanos es pobre, incluyendo los tres mexicanos. ¿Imagina usted que la complejidad de la Iglesia católica quedara en las manos del cardenal Juan Sandoval Iñiguez?
Además del problema de la coexistencia de dos papas en el Vaticano, el papado requiere ser renovado.

La renuncia de Benedicto XVI, abre la posibilidad a replantear el carácter de un papado monárquico-absolutista que ha dominado la historia de la Iglesia católica, con el monopolio del poder, la verdad y el clericalismo. La renovación tiene que pasar por el sentido del servicio en la perspectiva petrina.

Milenio Estado de México, jueves  14 de febrero de 2013

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: