Visita Papa, regresión del catolicismo tradicional: analista. Con Ruiz Healy

Visita Papa, regresión del catolicismo tradicional: analista. Con Ruiz Healy
26 de Marzo, 2012

Tras la visita de Benedicto XVI, el sociólogo Bernardo Barranco, señaló que en vez de contar con planteamientos sólidos ante temas como la violencia en México, el Santo Padre presentó una vuelta, una regresión al catolicismo tradicional. “Nunca entra a fondo en temas candentes, probablemente por la situación del país”.


Tras la visita del Papa Benedicto XVI, el sociólogo Bernardo Barranco, señaló que en vez de contar con planteamientos sólidos ante temas como la violencia en México, el Santo Padre presentó una regresión al catolicismo tradicional.

En colaboración para el espacio de Eduardo Ruiz Healy, el escritor y columnista Bernardo Barranco dijo que la estancia de Benedicto XVI no tuvo la fuerza que se esperaba.

“Cuando el Papa toma el avión y da la entrevista y habla sobre el marxismo, yo dije, este Papa va a venir con la espada desenvainada pero no fue así, es decir, tocó muchos temas pero todos de manera tangencial, nunca profundizó en ninguno.

“Muy moderado, muy propio, probablemente la estrategia fue sobre todo, el privilegiar el contacto con la gente, ahí si encontrábamos un Papa que salía del protocolo, que estrechaba manos, que se la pasaba besando niños, sonreía, se ponía el sombrero”.

Y a pesar de la edad de Benedicto, así como los males que lo aquejan como la diabetes y artritis en una rodilla, se le vio bien.

“Yo creo que nos deja de ver contenidos, sin embargo, nunca entra a fondo en temas candentes, probablemente por la situación del país (…), ni siquiera ante los reclamos de las víctimas sobre abusos sexuales, ni siquiera apareció en sus labios  la palabra Maciel, Legionarios”.

Para el analista religioso, entre las cosas interesantes durante la estancia del Papa es la entrega de la gente hacia su persona, lo cual se debería a que los mexicanos tenemos ausencia en liderazgos institucionales y personales.

“Y encuentran en un personaje como un Papa que habla de valores, que habla de amor, que tiene una investidura y la gente se entrega”.

Agregando que Andrés Manuel López Obrador podría aprovechar parte de los discursos de Benedicto, quien incluso ya hizo declaraciones en el sentido de que había sido contundente.

“Otra cosa que me llamó la atención fue que hiciera más afirmaciones antiguas, tradicionales, por ejemplo la misa en latín.

“Estando en el cerro del Cubilete, casi, casi habla de una vieja consigna del viejo catolicismo social que es la parte, ‘La paz de Cristo  en el reino de Cristo’”.

De acuerdo con Bernardo Barranco, la consigna era muy utilizada sobre todo después de la primera guerra mundial, que se repitió hasta los años 50, siendo la lógica que no hay paz posible si no impera un Cristo o la lógica de un Cristo soberano.

Entre otros aspectos relevantes fue el énfasis sobre la vocación mariana y guadalupana, “enreda a la Virgen en su dimensión como madre de Jesús y no con versiones sentimentalistas o emocinalistas de la virgen. Se puede inferir que a Guadalupe prima como madre de Jesús y no como Tonatzin y el sincretismo mesoamericano, hoy convertido en religiosidad popular.

“Pensé que iba a tener planteamientos frente al tema de la violencia, una disertación sólida sobre el tema de la violencia en el ser humano, ¿qué ofrece Dios, la tradición cristiana?, pero no, fueron pinceladitas de aquí y de allá que no me quedé con nada.

“Para mí la imagen que más retrata la visita es cuando está con los niños, que me recordó mi abuela cuando decía que había que rezar con la familia, que había que estar unidos para poder ir a misa”, puntualizó.

Finalmente, aunque fue un efecto mediático el encendido de la luz en el Cerro del Cubilete, Bernardo Barranco dijo que el acto representó un tipo de catolicismo heroico,  teocrático, “y este es el símbolo de éste catolicismo del Bajío que le Papa visitó.

“Tiene mucho de regresión, misa en latín, la exaltación de la paz de Cristo en el reino de Cristo, este switchazo, la concepción misma de María, él quiere una María más occidental y menos Tonantzin, es como regreso a ortodoxia y a la identidad histórica de un catolicismo que ahí está, ahí está latente”, concluyó.

ohj

Escuchar


Eduardo Ruíz Healy entrevista a Bernardo Barranco. Visita del Papa, regresión del catolicismo tradicional

 

Eduardo Ruiz Healy, Radio Fórmula 26 de marzo de 2012

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: