El Calderón de Julio Scherer

Bernardo Barranco

2012-02-23 • ACENTOS

Hace pocos días la editorial Grijalbo lanzó al mercado de libros, un texto titulado “Calderón de Cuerpo entero” del maestro Julio Scherer García. Toda una leyenda en el periodismo mexicano que ha marcado la vida del mejor Excélsior, en circunstancias de autoritarismo gubernamental y fundador de la revista política Proceso.

El libro se lee en una sentada por el estilo ágil de redacción y porque es un texto compacto, poco más de cien páginas. De entrada, la trama de denuncia es sugerente: un recibo de transferencia bancaria de casi 12 millones de pesos, abril de 2006, a la empresa Hildebrando propiedad de uno de los cuñados de Felipe Calderón y diversos apoyos ilícitos a supuestos emprendimientos otorgados por la Secretaría de la Reforma Agraria.

Este trasfondo, es el pretexto para que Scherer indague y nos proponga un perfil o un retrato del Presidente de la República. El libro permite asomarnos a eventos políticos desde la intimidad de los entornos del poder.

El volumen aborda el temperamento explosivo de Calderón; el mal trato a sus colaboradores, su obsesión por el poder, su anti priismo genético e historias de intrigas,corrupción y traiciones al interior del Partido Acción Nacional.

De manera tangencial se aborda el supuesto alcoholismo de Calderón con relatos e imágenes de testigos cercanos al círculo de Felipe Calderón pero ninguna de ellas son piezas contundentes.

El ochenta por ciento de la información proviene de largos tramos de entrevista, realizada en diferentes momentos entre Scherer y Manuel Espino. Como usted recordará Manuel de Jesús Espino Barrientos, duranguense de 52 años, fue presidente de Acción Nacional de 2005 a 2007 y presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América; recién en 2010 fue expulsado del PAN. Espino se queja en la entrevista de los crecientes desencuentros y discordancias con Felipe Calderón Hinojosa que le llevan a la pérdida de confianza e inevitable confrontación política.

Debo reconocer que la obra de Scherer me deja insatisfecho no por el tema ni por los diferentes retratos del personaje examinado sino que descansa en revelaciones de actores que terminaron siendo antagónicos de Calderón, es decir personajes muy lacerados.

Sin duda, Julio Scherer nos muestra un personaje con lados oscuros y un temperamento retorcido que no dialoga ni escucha. Sin embargo nunca aparece la palabra “Yunque”, es decir que el testimonio de Manuel Espino, que ocupa la mayor parte del texto, no es sólo la animadversión de una persona dolida y hasta agraviada, sino también el choque de proyectos políticos e ideológicos que no aparecen en el texto.

Déjenme ser más claro, la confrontación entre Felipe Calderón y Manuel Espino, no es un encontronazo solamente de personalidades como Espino lo quiere mostrar sino de concepción de la realidad y de proyectos políticos.

Sabemos muy bien que Manuel Espino es representante de la ultraderecha católica más rancia y radical que desde hace años ha venido ganando terreno en México bajo el cobijo de las dos últimas administraciones.
No quiero reivindicar al presidente Felipe Calderón Hinojosa, nos ha mostrado no estar muy lejos; sin embargo, extrañé la contextualización de rigor de Manuel Espino en el trabajo de don Julio. Termino citando el colofón del maestro Scherer: “La política del presidente Calderón lo ha llevado por caminos peligrosos. Ante la historia es ya un hombre en entredicho”.

Milenio Estado de México, Jueves 23 de febrero de 2012

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: