Sandoval Íñiguez, en espera de un sucesor

Desde mayo se empezaron a manejar los nombres de cinco posibles candidatos

70% de la jerarquía católica proviene del Bajío y 30% es de Jalisco

Créditos: Maria Eugenia Jiménez

Milenio

 

La carrera por ocupar el corazón católico de México, la sede cardenalicia de Guadalajara, se ha iniciado. Y está en manos de Benedicto XVI decidir si mantiene una continuidad en la labor pastoral del cardenal Juan Sandoval Íñiguez o es necesaria una renovación.

Entre el clero tapatío y entre los obispos, desde mayo se empezaron a manejar cinco nombres, como los posibles candidatos, esto después de que el nuncio apostólico Christophe Pierre realizara consultas entre ellos para integrar la terna.

Los nombres que se manejan son: Francisco Robles, cardenal de Monterrey; los arzobispos Carlos Aguiar Retes (Tlanepantla), José Luis Chávez (Oaxaca); Rogelio Cabrera (Tuxtla Gutiérrez); así como el obispo Javier Navarro, de Zamora.

La sucesión del cardenal tapatío se pospuso después de que éste presentó su renuncia a los 75 años, como marca el Derecho Canónico, no la aceptara Benedicto XVI y además le diera tres años más para seguir al frente de la Arquidiócesis.

En espera de su sucesor, en reuniones privadas con su clero y movimientos de laicos, Sandoval Íñiguez se despide y comenta que su relevo podría darse a conocer antes de las vacaciones de verano del Papa en agosto, o a su regreso de éstas en septiembre. “Pero no pasa de este año”, ha señalado.

Durante los 17 años que el cardenal Sandoval Íñiguez ha estado al frente de esa Arquidiócesis se presume que logró preparar a su sucesor, pero él sólo hace una recomendación y es el nuncio apostólico Christophe Pierre en quien recae la responsabilidad de integrar la terna y enviarla al Vaticano.

Investigadores en religión y fuentes eclesiásticas coinciden en que un candidato natural, por los cargos que ocupa, es el actual presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) Carlos Aguiar Retes.

Pero no estar identificado con Juan Sandoval y no haber sido formado en Guadalajara, sino en el clero de Tepic, representa un obstáculo para que Aguiar llegue a esa sede cardenalicia.

De ahí que se menciona que se podría realizar una jugada estratégica enviar al arzobispo de Tlalnepantla a la sede cardenalicia de Monterrey y llevar al actual purpurado Francisco Robles a Guadalajara quien nació en Mascota, Jalisco estudio en el seminario menor de Autlán y en los seminarios de Guadalajara y Zamora. Aunque algunos investigadores consideran que sería poco probable porque el cardenal Robles aún tiene trabajo pendiente en su arquidiócesis.

En la zona del Bajío se menciona a quien fuera uno de los más cercanos colaboradores del cardenal Sandoval, el obispo Javier Navarro, de Zamora quien nació en Tala, Jalisco y tiene actualmente 61 años de edad, realizó sus estudios en el seminario de Guadalajara y en la Pontificia Universidad de México. Además, es un jerarca que tiene gran aceptación entre el clero tapatío y se asegura “si fuera una votación democrática seguramente ganaría él”

Rodolfo Soriano, sociólogo y autor del libro En el nombre de Dios. Religión y democracia en México afirma que Roma en los últimos años ha designado a obispos de entre 50 y 60 años de edad para sedes cardenalicias, porque se requiere vigor para iniciar una labor pastoral en esas circunscripciones eclesiásticas.

Al analizar al actual Episcopado señala que 10 podrían ser los posibles candidatos, pero éste grupo se reduce aún más porque para la sede cardenalicia de Guadalajara en las últimas décadas el Vaticano ha designado a obispos formados en los seminarios tapatíos, por lo que considera difícil que rompa esa trayectoria.

Además, de los mencionados uno de los candidatos fuertes podría ser el obispo Gerardo de Jesús Rojas López de Tabasco, quien nació en Teocaltiche, Jalisco el 13 de abril de 1957. Aunque realizó los estudios eclesiásticos en el seminario diocesano de Aguascalientes, pero es de la zona del Bajío.

También el arzobispo Víctor Suárez, de Puebla, que reúne el perfil de obispo que se requiere para una sede cardenalicia, con don de liderazgo, pero pesa en él haber recibido su nombramiento hace dos años y le concedieron hace unos meses a dos obispos auxiliares.

A su vez, Bernardo Barranco, investigador en religiones destacó que para designar al sucesor de Juan Sandoval, el Vaticano someterá a un análisis riguroso a los candidatos, porque la región del Bajío en donde se encuentra la sede de Guadalajara es el bastión del catolicismo mexicano.

Es cuna de los obispos mexicanos, 70% de la jerarquía católica pertenece a esa zona y 30% es de Jalisco. Además, el seminario de Guadalajara es semillero de sacerdotes. Y es una de las diócesis que más aporta recursos económicos al Vaticano.

Para Barranco, el arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes, será el sucesor ideal, porque es un “hombre con liderazgo y el don del diálogo que se requiere para coordinar los trabajos de un clero que es activo y culto”

Y un candidato fuerte es el obispo Javier Navarro a quien se le conoce en la Arquidiócesis por haber sido obispo auxiliar de Guadalajara, después obispo de San Juan de los Lagos y actualmente obispo de Zamora, pero con él, dijo Barranco, “sería el continuismo de Juan Sandoval”.

– Claves

Arquidiócesis

• La Arquidiócesis de Guadalajara está integrada por mil 101 sacerdotes diocesanos, 338 religiosos y 51 extra diocesanos. Además, hay 16 curas de Guadalajara en trabajo y 15 clérigos en posgrado fuera del país, según datos de 2009.

• El cardenal Sandoval ha ordenado a 549 curas, 15 obispos y más de 700 diáconos. En el territorio han ordenado a más de 6 mil clérigos en 315 años.

• El Seminario de Guadalajara cuenta con el mayor número de alumnos en el mundo, 575 en los estudios superiores y la cifra se eleva si se incluye a los de secundaria y preparatoria.

Zancadilla para Aguiar Retes

••• Una carta dirigida a algunos obispos por la Arquidiócesis de Guadalajara cuestionando la posición de la CEM sobre la nueva Ley de Derechos Humanos, se interpretó por los especialistas como una “zancadilla” que el cardenal Juan Sandoval le ponía a Aguiar Retes en el contexto de la sucesión cardenalicia.

En el documento se menciona cuál es la prisa del Episcopado para congratularse por esa legislación. A la que se opuso el cardenal Juan Sandoval durante el pasado mes de abril y aseguró que las reformas constitucionales en materia de derechos humanos aprobadas por el Senado constituyen un atentado contra la vida y contra el matrimonio.

México • Eugenia Jiménez

Milenio, 2011-06-20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: