Maciel no actuó solo; lo cobijaron las élites de México y el Vaticano, señaló Barranco

Maciel no actuó solo; lo cobijaron las élites de México y el Vaticano, señaló Barranco


El sociólogo estimó que el amparo y la protección que recibió Maciel permitió a los Legionarios de Cristo amasar una fortuna calculada entre 20 mil y 30 mil millones de dólares  n  Foto José Castañares


JAVIER PUGA MARTÍNEZ

Marcial Maciel, el cura católico pederasta que fundó la congregación de los Legionarios de Cristo, en realidad fue un hombre enfermo, trastocado, con una bipolaridad, con dobles personalidades que engañó a todo el mundo y corrompió al mismo Vaticano, que lo solapó por más de 20 años bajo el amparo de Juan Pablo II.

La “patología” de Maciel, acusado de varias decenas de violaciones a menores, es la patología de los propios Legionarios de Cristo, ya que ese hombre no pudo haber actuado solo, pues necesitaba del apoyo económico y la estructura que lo cobijó durante tanto tiempo.

La misma patología de Maciel es también la de las élites económica, política y mediática de México, que también lo protegieron y solaparon, donde Maciel desarrolló tal impunidad que a dos años de su muerte sigue siendo una “herida abierta” que alcanza a diferentes sectores, particularmente el gubernamental: desde José López Portillo, cada uno de los presidentes mexicanos que le siguieron apoyó y favoreció a los Legionarios con casas, terrenos, fondos monetarios, relaciones públicas, créditos y todo tipo de facilidades, con las cuales esta congregación construyó escuelas, colegios y universidades en los lugares más privilegiados del país.

A esas conclusiones llegó Bernardo Barranco Villafán, articulista de La Jornada y experto en temas religiosos, quien este viernes estuvo en la ciudad de Puebla para exponer su análisis sobre “Maciel, la pederastia y sus implicaciones sociales”, como parte del 20 aniversario de La Jornada de Oriente.

Ante un amplio auditorio que ocupó la librería Profética, expresó sus inquietudes sobre el tema, y subrayó que el actual papa, Benedicto XVI, tiene en los legionarios uno de los dos más grandes retos de su pontificado; el otro son los miles de casos de abuso sexual hacia menores en Irlanda. Otorgó el beneficio de la duda a Joseph Ratzinger ante el anuncio que hizo éste de hacer una “limpia a fondo” a esa congregación mexicana.

“Marcial Maciel no se puede entender por sí solo; no se puede hablar de un abusador solitario, y en México ya tuvimos bastante con el asesino solitario de Colosio como para tener ahora un pederasta solitario en la iglesia. Ya nos la sabemos”, expresó.

Estimó que el amparo y protección que recibió Maciel permitió a los Legionarios de Cristo amasar una fortuna calculada entre 20 mil y 30 mil millones de dólares, cantidad que es vista con mucho respeto en El Vaticano.

El también doctor en sociología planteó que los legionarios funcionan bajo un esquema empresarial, donde tienen en la educación a su principal fuente económica, aunque buena parte de su dinero está invertido en diferentes negocios.

El mismo esquema de protección e impunidad que obtuvo Maciel en México lo aplicó en el Vaticano, agregó, pues al más puro estilo de Plutarco Elías Calles, los altos jerarcas y cardenales no pudieron resistir “cañonazos” de 50 mil dólares, inmuebles y autos lujosos, remodelaciones de habitaciones, entre otras prebendas, que les lanzó Maciel a cambio de “favores”.

Lamentó que en México la protección que Maciel recibió de las élites haya llegado a tal grado que la empresa Bimbo, de Lorenzo Servitje, haya retirado su publicidad al canal 40/CNI, cuando esta televisora preparaba un video con los testimonios de los hoy curas que fueron abusados por el pederasta; el boicot económico del que fue víctima el canal hace 13 años lo llevó a su ruina.

Este tema, subrayó, es para el análisis sociológico, antropológico y periodístico. “¿Cuántos Macieles hay? Lydia Cacho ha planteado que son muchos los políticos pederastas. ¿Cuántos secretos, no sólo misteriosos, sino secretos truculentos, se guardan en las élites políticas”, cuestionó.

Norberto Rivera,

respuestas pendientes

Uno de los personajes que más pierde con el escándalo sobre el pederasta Maciel es Norberto Rivera Carrera, expuso Barranco Villafán, ya que el ahora arzobispo primado de México “es hijo de Maciel” y es uno de los hombres que más tiene que responder sobre los abusos y atrocidades que cometió el cura.

Recordó que hace 15 años había otros prelados con más trayectoria para ocupar el cargo, como Javier Lozano o Luis Reinoso, pero de la nada salió el obispo de una diócesis pequeña como la de Tehuacán, electo como arzobispo.

La ultraderecha mexicana fue fundamental para la llegada de Rivera, que movió su influencia en el Vaticano a través de Alfonso López Trujillo, “y en México lo apoyaron dos personajes igualmente siniestros: Girolamo Prigione y Marcial Maciel”, agregó.

“Una vez nombrado cardenal primado, lo primero que hace Maciel es montarle a Rivera un aparato comunicativo sofisticado que incluía más de 30 computadoras, un equipo de egresados de la Universidad Anáhuac y comunicadores que lo posicionan rápidamente; sin embargo, eso causó un efecto boomerang, pues los errores y defectos del arzobispo son evidenciados y contaminan la imagen de la iglesia mexicana”, sostuvo.

Para muchos periodistas lo que diga Rivera es la postura de la iglesia, pero también existe un amplio sector de sacerdotes que se desligan de los errores que comete, como en el reciente escándalo que protagonizó por condenar el censo de población del Inegi.

“Norberto Rivera apoyó demasiado a Maciel y tiene que entregar cuentas también de otros sacerdotes pederastas, como Nicolás Aguilar, que anda por ahí también, pero no lo va a hacer, se va a defender porque es de la vieja guardia de la curia que no quiere que haya cambios y está incómodo con Benedicto XVI”, puntualizó Barranco Villafán.

La iglesia, de cara

a la opinión pública

Los escándalos sexuales en la historia de la iglesia católica no son nuevos. De hecho, existen desde hace mil años, y no se limitan a abusos contra niños, sino que van a la amplia vida sexual que han tenido los religiosos en ese tiempo, comentó el especialista.

Planteó que la diferencia de entonces a nuestros días es que han surgido de forma simultánea y en diferentes naciones, que están obligando a la iglesia católica a enfrentar a la opinión pública cara a cara, pues lo que se ha revelado en los medios informativos “es un reino de impunidad, complicidad, un sistema y códigos de silencio, complicidades, apoyos, tolerancia y simulación, aunque nada de esto es nuevo”.

Esta iglesia está en jaque, pues desde hace 20 años ha mantenido un discurso de confrontación de los valores, la conducta y la normatividad de la sociedad moderna frente a la globalización, “y en un mundo globalizado se exige mucha tolerancia a las diversas culturas y opiniones, algo que la iglesia no tiene”, expuso en analista.

La iglesia católica, y no el catolicismo, está en una “crisis sin precedentes” desde los tiempos de Lutero, como ha sido calificada por el propio Vaticano, pues tan sólo en Brasil son más de 400 casos de abuso sexual, y en Irlanda se cuentan por miles, mientras que en Alemania comienzan a surgir con mayor fuerza. En EU la iglesia de ese país ha gastado más de 3 mil millones de dólares para evitar que los abusos sean investigados y lleguen a los tribunales.

En México muchos son los medios informativos que en complicidad callaron sobre Maciel. “Hasta hace dos meses Excélsior no había publicado una sola nota del tema, y otras eran tan escuetas como las de López Dóriga, en vez de mostrar el tema a fondo. El caso Maciel es sumamente importante para observar el comportamiento de la sociedad mexicana”, señaló.

Descartó que haya una cisma dentro de la iglesia que la ponga al borde de su desaparición; dijo que la iglesia juega un rol que si bien está vinculada al poder, la gente tiene necesidad y se hace de creencias a través de las construcciones culturales y sociales.

Agregó que lo que está en crisis son las estructuras religiosas y esto no significa que la fe esté desapareciendo, ya que hay necesidad de creencias, misterios y, sobre todo, de una gran espiritualidad en una sociedad materialista, aplastante y desigual como la mexicana.

La Jornada de Oriente,  lunes 7 de junio de 2010

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: