Ven diferencias entre pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI

Ven diferencias entre pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI

Notimex, publicado 13:01 h. 01-04-2010

Expertos en temas religiosos opinaron que hay diferencias contundentes entre los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, entre ellos que ahora existe una apertura y avance en reconocer actos criminales como los abusos sexuales cometidos por religiosos de la Iglesia Católica.

En entrevista con Notimex Roberto Blancarte Pimentel, académico del Colegio de México, y el sociólogo Bernardo Barranco Villafán destacaron que el pontificado de Juan Pablo II se distinguió por su manejo ante las masas y en los medios de comunicación.

El papa de origen polaco tenía un carisma y una actitud arrolladores sobre todo frente a las masas y medios de comunicación; si se compara con el estilo tímido y a veces frío de Benedicto XVI, hay una notoria desproporción, en la opinión de Barranco.

Blancarte indicó que el pontificado de Juan Pablo II se centró en los medios y en las masas, mientras que “Benedicto XVI no tiene el mismo estilo de gobierno y ha tratado de enfocarse en algo mucho más concentrado en la vida cristiana, en la doctrina, aun si las masas no necesariamente participan de ello”.

Respecto a las recientes denuncias por actos de pederastia cometidos por sacerdotes, Roberto Blancarte planteó que “otro cambio importante que Benedicto XVI ha intentado es comenzar a destapar todos los escándalos alrededor de abuso sexual a menores de edad dentro de la Iglesia”.

Benedicto XVI “ha tenido mucho más empeño de que salgan las cosas, que se comiencen a discutir, aunque ciertamente todavía faltan muchas medidas, muchos pasos para que resuelvan los problemas sobre todo institucional”, planteó.

Añadió que lo más importante ahora es esclarecer esos hechos lamentables y hacer justicia para castigar al culpable, así como para reivindicar a la institución eclesiástica, lo que dependerá mucho de los pasos que se den y que se vaya más allá del castigo individual, además de buscar las provisiones estructurales que permitieron esos abusos.

“Es decir, las condiciones de la institución que hicieron posibles los crímenes. Es muy importante que la Iglesia Católica reivindique su imagen, porque en buena medida basa su autoridad en su credibilidad moral”, enfatizó Blancarte Pimentel.

Sobre este tema Bernardo Barranco Villafán, también escritor y filósofo, recordó que las denuncias no son nuevas, pero afirmó que estos hechos criminales han sido encubiertos por muchos años, y que en el caso de Juan Pablo II se tienen testimonios de que ordenó no continuar las investigaciones.

“Hay testimonios que exponen que el papa Juan Pablo II quiso evitar escándalos, y hay dos casos comprobados en los años 90; uno de ellos es el testimonio directo del cardenal de Viena, Christoph Schoenborn, quien reveló que Juan Pablo II frenó la investigación sobre abuso de menores en Austria”, expuso.

Barranco Villafán dijo que también están los casos cometidos por Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y recordó que en 1997 se publicó el testimonio del fallecido obispo Carlos Talavera, quien reveló que la denuncia contra ese sacerdote la tenía el entonces cardenal Joseph Ratzinger.

El prelado alemán argumentó qué no se podría abrir el caso de Maciel porque hizo mucho bien a la Iglesia y era una persona muy querida por el papa Juan Pablo II, cuyo quinto aniversario luctuoso será recordado este viernes 2 de abril, refirió Barranco Villafán.

“Es una actitud de la estructura eclesiástica que va más allá de Benedicto XVI y del propio Juan Pablo II. Tenemos que ser muy claros al decir que la Iglesia Católica hasta hace unos cuantos años tenía una actitud de protección” ante los abusos sexuales, indicó.

En este punto el experto reconoció el gran avance que se ha dado con la carta de Benedicto XVI a los obispos irlandeses, pues representa el fin de esta etapa oscura en la Iglesia.

Barranco consideró que la Iglesia Católica debe tener más sensibilidad con las víctimas y que tiene la oportunidad de sacudirse fuertemente esta vieja actitud de protección hacia la delincuencia religiosa para poder reivindicarse.

Añadió que el papa Benedicto XVI ha dado un pequeño paso para que la Iglesia logre reivindicarse frente a una sociedad agraviada, una cultura que se siente sumamente molesta porque el discurso de los últimos pontífices ha sido ofensivo frente a la cultura moderna.

“Esta crisis, este tsunami de denuncias sobre el clero católico pone en evidencia que la Iglesia no está fuera de la modernidad y, por lo tanto, para juzgar al conjunto de la sociedad tiene que tener sobre todo mayor humildad, sensibilidad y caridad cristiana, saberse también pecadora en este mundo de antivalores”, concluyó.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: