La auditoría, sólo para controlar las pugnas entre los Legionarios

Expertos: harán sondeos para hacer eventuales cambios tras los escándalos de Maciel

La auditoría, sólo para controlar las pugnas entre los Legionarios

Víctimas del fundador desestiman la revisión: “es hipócrita; el Vaticano busca tapar agujeros”

La Jornada, 07/05/2009

Carolina Gómez Mena Alma E. Muñoz

Al ordenar una auditoría a los Legionarios de Cristo, el papa Benedicto XVI intenta superar la crisis interna que desataron, en esa orden religiosa, los escándalos de su fundador, Marcial Maciel, y a la cual no puede controlar su sucesor en la dirección general, Álvaro Corcuera. Especialistas en religión y víctimas de abuso sexual de Maciel coincidieron, en entrevistas por separado, en la existencia de problemas de gobernabilidad interna porque Corcuera, en lugar de enfrentar los errores de su predecesor y mentor, optó por el culto a la personalidad del fallecido sacerdote y por la complicidad. Queda claro, expuso el sociólogo Bernardo Barranco, que hay tres tendencias dentro de la legión tras el retiro y posterior muerte de Maciel: la de los continuistas, encabezados por Corcuera; la de los reformadores y la de un grupo minoritario que se inclina por la refundación y el relanzamiento de dicha congregación, con un ofrecimiento de perdón por medio, por los errores y pecados cometidos por el fundador. Coincidiendo con el académico, Alejandro Espinosa, una de las víctimas de Maciel, aventuró su hipótesis: “el Papa intenta lavarse la cara, y en un futuro la misma secta puede desaparecer. Seguro la van a transformar en algo distinto (al término de la auditoría)”. Por eso, agregó,enviaron a Maciel al retiro en los últimos años de su vida, después le quitaron votos secretos a la legión dentro del Vaticano, e hicieron que fuera la propia orden la que anunciara la auditoría y admitiera que su fundador llevaba una doble vida. En definitiva, dijo a su vez el antropólogo Elio Masferrer, tratan de poner orden, luego de que en 2006 “obligan a Maciel a guardar silencio”, tras la visita que realizó Charles J. Scicluna a México y Estados Unidos, un año antes, para entrevistar a víctimas del sacerdote por órdenes de Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Pontificia Congregación para la Doctrina de la Fe. Lo cierto, insistió Barranco, es que hay “disputas internas muy fuertes, tensiones para el futuro de la legión, que se sostiene con 660 millones de dólares por año, que es su presupuesto de ingresos con base en donativos, colegios y becas”. El anuncio de que Maciel tuvo una hija contribuyó evidentemente a la disputa interna, y el Vaticano “ha tenido que intervenir para administrar la crisis, tratar de apaciguar y encontrar nuevos equilibrios”. Pero una auditoría de su parte no es similar a la de una empresa, definió. En términos eclesiales hablarán con diferentes actores, sondearán cuáles son las principales tensiones y encontrarán nuevas fórmulas para establecer un “veredicto de intervención” que dé paso a nuevos equilibrios y liderazgos dentro la orden. “Seguro o lo más probable es que Corcuera salga porque se ha distinguido por dar continuismo a lo hecho por Marcial Maciel y brindarle culto a esa personalidad, lo que evidentemente resulta muy grotesco”. Así es, que tal vez, el Vaticano, coincidió con Maferrer, incorpore a más irlandeses, estadunidenses y españoles en la conducción de la legión, para “darle gobernabilidad”. Otras víctimas del fundador de la congregación aseguraron que no esperan mucho de los resultados de la auditoría. “El Papa, cuando estuvo al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, guardó silencio sobre los abusos de Maciel y al hacerlo se convirtió en cómplice”, señaló Saúl Barrales Arellano. “Ahora, trata de lavarse la cara, y la indagatoria seguramente se hará con mucha cautela, diplomacia y hasta con hipocresía”, cuando en realidad, dijo a su vez José Antonio Pérez, con la auditoría “quieren tapar agujeros que puedan involucrar al Vaticano, para que no salga la podredumbre y manche a la Santa Sede”. El martes se dio a conocer que la comisión de prelados que investigará a los Legionarios de Cristo estará conformada por el obispo de Tepic, Ricardo Watty Urquidi; Charles Joseph Chaput, arzobispo de Denver, Estados Unidos; Giussepe Versaldi, obispo de Alejandría, Italia; y el sacerdote jesuita Gianfranco Ghirlanda, rector de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Ayer se buscó a Watty sin éxito. El vicario general de la diócesis de Tepic, Jesús Lerma, explicó que el religioso estaba en una reunión, pero que hasta ese momento no había recibido ninguna notificación oficial por parte del Vaticano sobre un nuevo encargo. El 31 de marzo pasado, Álvaro Corcuera informó sobre la visita apostólica de la Santa Sede a la legión para “afrontar las actuales vicisitudes relacionadas con los graves hechos en la vida de nuestro padre fundador, que ya fueron objeto de las investigaciones de la Congregación de la Doctrina de la Fe concluidas en mayo de 2006, y los que han salido a la luz más recientemente”, explicó en un escrito.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: