Radiografía del poder eclesiástico en el cónclave católico de 2013

Bernardo Barranco V.

Radiografía del poder eclesiástico en el cónclave católico de 2013

Europa y América del norte, sobrerrepresentadas en el encuentro para elegir al papa

Conservadores u opacos, la mayoría de los cardenales que van por Latinoamérica.

La-Jornada-logo--500x311Domingo 10 de marzo de 2013

La Sede Vacante es un estado particular en que se encuentra la Iglesia al haberse hecho efectivo la renuncia de Benedicto XVI como pontífice de la Iglesia católica. Esta condición especial está reglamentada por la Constitución Apostólica II Universi Dominici Gregis, promulgada por  de Juan Pablo II en 1996. Este lapso de interregno, la Iglesia está gobernada por el Colegio de Cardenales en asuntos ordinarios, no puede realizar cambios  sobre temas que le corresponden al pontífice, ni disponer de los derechos de la sede apostólica. El colegio es presidido por el cardenal decano Angelo Sodano quien fuera secretario de estado de Juan Pablo II y todos los asuntos relacionados con la preparación del cónclave quedan bajo la tutela del cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone hasta hace unos días secretario de estado de Benedicto XVI. Es paradógico que ambos se han enfrentado en los  últimos años en luchas palaciegas y ambos encabezan las facciones más poderosas que dirimirán al sucesor en este cónclave 2013. En este momento que circulan profusamente los nombres de los posibles sucesores, ofrecemos a los lectores de La Jornada, un estudio comparativo de la composición del actual colegio cardenalicio que en unos días entrará en cónclave. Dicha investigación, realizada conjuntamente con el Observatorio Eclesial quien se encargó de elaborar la base de datos, muestra claramente las principales tendencias y los actuales centros de poder católicos.

La geopolítica del poder eclesiástico católico

Imagen11

El Colegio cardenalicio está integrado por 208 cardenales, solo tienen derecho  asistir y votar en el cónclave  los  cardenales menores de ochenta años. Estos son 118 aunque se han venido reduciendo por estado de salud y escándalos como el caso de cardenal O´Braian, en la gráfica se muestra claramente el predominio europeo y particularmente italiano. Europa con 277 millones de católicos, es decir apenas el 23 % de los católicos en el mundo acapara más de la mitad de los votos para elegir el sucesor de Benedicto XVI. En contraparte América Latina con 483 millones de católicos, el 41% de los católicos a nivel mundial, solo tiene 19 cardenales en el cónclave,  frente a 62 europeos.

cardenales por  país

Europa: Italia país sede del centro católico está sobre representado

Imagen12

Aparte de Italia los países predominantes en número de cardenales votantes son: Alemania, España, Polonial y España. Tan solo un país con 52 millones de católicos como Italia tiene 28 cardenales una desproporcionada sobrerepresentación que sin duda incidirán en la elección del próximo Papa. Asia y  África apenas figuran en la gravitación cardenalicia con apenas 11 cardenales por continente a pesar de que han mostrado un mayor dinamismo de crecimiento proporcional de católicos. En suma, los últimos dos Papas han desoído  las sugerencias del Concilio Vaticano II de internacionalizar la dinámica de la  Iglesia, especialmente la curia, esta gráfica muestra claramente el sesgo y el predominio europeo de poder eclesiástico que sigue prevaleciendo en la geopolítica eclesiástica.

Estados Unidos presenta bajo Benedicto XVI la delegación de cardenales más fuerte en su historia

predominio norteamericano en la región

predominio norteamericano en la región

Otra deformación proporcional, en la composición cardenalicia, se presenta en la composición de cardenales votantes en América. Estados Unidos y Canadá, América del Norte, tienen cerca de 85 millones de católicos apenas el 7 % mundial y estarán representados por 11 cardenales mientras países como Brasil que tiene 123 millones de católicos, siendo el país con mayor número de fieles, solo detenta 5 cardenales. México el segundo país con mayor número de católicos, 93 millones, apenas alcanza tres asientos en el próximo cónclave. Es cierto que el número de fieles no determina el número de cardenales pero hay regiones latinoamericanas enteras  de importante cultura católica como la centroamericana  casi borradas que apenas figuran en el mapa. Solo Honduras  con un solo cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maridaga, representa una zona que ha experimentado una mutación religiosa notable en la que los católicos están cayendo al 50 %. Países importantes como Paraguay y Uruguay están borrados del mapa cardenalicio.

 

Europa y América del Norte las prioridades de Benedicto XVI

Creación de los  Cardenales del cónclave 2013

Europa

América del Norte

América Latina

Asia

África

Oceanía

Total

Juan Pablo II

24

6

10

4

5

1

50

 

40.0%

42.9%

55.6%

36.4%

50.0%

100.0%

43.9%

Benedicto XVI

36

8

8

7

5

0

64

 

60.0%

57.1%

44.4%

63.6%

50.0%

0.0%

56.1%

Total

60

14

18

11

10

1

114

 

 

Esta tabla nos muestra claramente que Benedicto XVI en sus poco menos de ocho años de pontificado modificó sustancialmente la composición del colegio cardenalicio. Como se podrá observar sus prioridades fueron Europa y América del Norte al renovarlos en un 60 y 57% respectivamente. Asia por su relativo peso numérico cuenta menos. De tal suerte, que la renovación y relevo generacional del colegio cardenalicio,  Benedicto XVI lo concentró en Europa desestimando en particular América Latina que como veremos su representación cardenalicia envejeció en relación al cónclave 2005.


 

La correlación de poder actual entre los cardenales votantes

Imagen5

Para llegar a Papa se requieren dos tercios de los votos. Con algunas bajas de cardenales que no asistirán al cónclave, se requerirán cerca de 76 votos. Mucho se ha especulado sobre el peso de la curia italiana en la “vieja guardia” wojtyliana; es decir, cardenales creados por Juan Pablo II con un sello de   conservadurismo más político y clerical frente a la generación de Benedicto XVI, menos triunfalistas,  moderados en lo político pero igualmente conservadores en lo teológico.  Esta gráfica nos muestra la preponderancia de los cardenales creados por Benedicto XVI que son 65 cardenales, relativamente más jóvenes con mayor empuje y energía. Mientras los cardenales de Juan Pablo II que suman 51, tiene a su favor mayor experiencia y mañas, así como haber participado en el cónclave anterior.  Otro elemento importante a tomar en cuenta es el peso actual de los “príncipes de la Iglesia” de la generación Wojtyla, 10 Cardenales ya están en retiro como Juan Sandoval Iñiguez con menos peso;   en cambio 107 cardenales designados por Benedicto XVI están en plenas funciones. Sin embargo, la tajante división entre los cardenales por pontificado es riesgosa porque la división categórica no existe en la realidad, todos los cardenales de Benedicto XVI fueron ordenados obispos por Juan Pablo II.

Gerontocracia característica actual de la Iglesia católica

Imagen6

La lámina nos indica que la elección del futuro pontífice será determinada por personas de la tercera edad cuyo promedio fluctúa en poco más de 71 años. El pontificado  es una gerontocracia dotada de un poder absoluto, autoritaria, vertical, con escasa descentralización y nula participación popular. La renuncia por edad avanzada y debilitamiento de Benedicto XVI, ha puesto sobre la agenda la elección de un Papa joven al estilo de Karol Wojtyla. Sin embargo, existen muy pocos prelados debajo de los sesenta años y de los sesenta y cinco años. La grafica nos indíca que el promedio de edad en casi todos los continentes rebasa los setenta y un años. América Latina es la que presenta la delegación de cardenales más envejecida en promedio con más de 72 años. Es decir en menos de tres años muchos de los cardenales entrarán en jubilación. “¿Hasta cuando la gerontocracia masculina Papal”?,  se pregunta en un artículo muy difundido la teóloga Brasileña Ivone Guebara. Por lo menos, en términos de probabilidades, seguirá prevaleciendo la gerontocracia, gravitando en detrimento por lejanía  y desafección de las nuevas generaciones sí como la apertura a nuevas temática de la cultura contemporánea.

El 18 % de los cardenales votantes pertenecen a una congregación religiosa

 

Predominan salesianos, franciscanos y dominicos

Predominan salesianos, franciscanos y dominicos

Entre los votantes 22 cardenales son religiosos, 18% y 96 cardenales del clero secular, es decir el 82%.  Hay un solo cardenal del Opus Dei, el ultra reaccionario Juan Luis Cipriani arzobispo de Lima aunque existen otros cardenales proclives. Notece que no hay ni un solo cardenal de los legionarios de Cristo.

Formación académica e ideológica de los cardenales

Imagen7

Para nada ocioso resulta constatar  que la mayoría de los estudios y formación de los cardenales se ha forjado en las universidades romanas, especialmente la Gregoriana. Así resulta claro corroborar que la nomenclatura se reproduce en base no solo al idioma y formación más homogénea, sino al conocimiento de códigos comunes y conductas aceptadas en el corazón de la catolicidad que se encuentra en Roma. Las barras no pueden ser más elocuentes:

Uno de los hallazgos más interesantes es analizar las especialidades y doctorados que han realizado los cardenales que serán electores en el próximo cónclave. Ante los escándalos de corrupción sea sexual, política y financiera uno supondría que el próximo pontífice debería estar dotado de no solo de mano firme sino de espiritualidad profunda, moral acendrada y de una generosa pastoralidad irradiante. Pues no, la formación mayoritaria es a la normatividad  hacia dentro. Las barras nos ilustran mejor que las palabras

Imagen8

El derecho canónico es una rama del derecho romano, cuya finalidad es desarrollar la regulación jurídica de la Iglesia católica. A partir del siglo XX, el código de derecho canónico se constituyó en un elemento básico de la organización de la Iglesia Católica. Esta rama eclesiástica tiene fama de ser rígida, estricta, clerical, normativa  e inflexible. Propia de burócratas que exaltan la gestión intra muros. Si se piensa que la Iglesia  requiere de un pastor pues en el colegio cardenalicio abundan los abogados canonistas.

 

 

Siete Consideraciones finales:

1.- Existe una sobrerepresentación europea y norteamericana que vulnera la representatividad especialmente de las zonas periféricas de Latinoamérica, África y Asia. Destaca el predominio italiano con 28 cardenales, es decir, el 24 % de los electores serán italianos.

2.- América Latina pese a tener una notoria mayoría católica en su población,  es un continente sub representado en el colegio cardenalicio. No solo cuantitativamente sino la mayoría de sus representantes son o muy conservadores u opacos,  con una formación y un carisma pobres.

3.- Predominio del clero secular  es claro con 95 cardenales (82%) frente al religioso con 22  cardenales (18%). Se distingue un ultra conservador del Opus Dei, el cardenal de Lima Juan Luis Cipriani; 4 Salecianos , 3 Franciscanos, Jesuitas y dominicos con dos representaciones cardenalicias. Destaca   la ausencia de algún cardenal de Los Legionarios de Cristo.

4.- Será un cónclave donde predominen los viejos. El promedio de edad poco más de 71 años, sin embargo, es menor al promedio de edad de los sacerdotes europeos que es de 74 años. Lo que nos indica una Iglesia envejecida. Los cardenales de Juan Pablo II están entre los 72 y 80 años. Los cardenales de Benedicto XVI están entre los 64 y 74 años en promedio. 16 cardenales,   el 10 % de los asistentes al cónclave  son presidentes de la conferencia episcopal de su país, casi todos de la generación Benedicto XVI.

5.- La mayoría de los cardenales, 68%, realizó sus estudios de especialización en Roma. Principalmente en la Gregoriana y en la Lateranense. Conocen la cultura política, las reglas escritas y las no escritas  de la Santa Sede y de la curia. Y resalta que una de las principales especialidades son el derecho canónico probablemente la disciplina más burocrático-clerical que existe. Solo 3 papables han realizado estudios en universidades seculares de prestigio como la Sorbona de París: Cristoph Schoenbom arzobispos de Viena, Jorge Mario Bergoglio Arzobispo de Buenos Aires y Angelo Amato Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

6.- La mayoría de los cardenales Italianos fueron nombrados por Benedicto XVI y donde también  hay una preponderancia de canonistas.

7.- Por la composición y principales tendencias en el colegio cardenalicio, el próximo Papa por probabilidad, podría ser: europeo/italiano,  del clero secular, canonista, con una edad aproximada de 71 años y conservador. Ante tal horizonte, no hay grandes augurios para elegir un pontífice que haga frente a la mayor crisis que la Iglesia enfrenta en los últimos tiempos. Que sea un hombre de Fe y no un burócrata; un hombre de espiritualidad y no un político; un pastor hombre abierto a los desafíos culturales y no un actor cerrado y auto victimizado por la secularización; un pontífice humilde y no un soberbio. Un Papa de la periferia y no un eurocéntrico. Aun así, los católicos esperamos  un milagro, un soplo del espíritu santo, huracanado categoría cinco.

La Jornada, Domingo 10 de marzo de 2013

About these ads

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

%d personas les gusta esto: